Varios cuidadores de animales involucrados en el rodaje de El Hobbit afirman que la compañía de producción es responsable de la muerte de 27 animales, y la asociación PETA ha anunciado que protestará en las premières de El Hobbit: Un Viaje Inesperado en Wellington, Nueva York y Londres.

En The One Ring se hacen eco de una noticia publicad por Associated Press según la cual varios cuidadores de animales que han trabajado en el rodaje de El Hobbit aseguran que durante la producción murieron 27 animales, en buena parte debido a que se los mantenía en una granja llena de acantilados, agujeros y otras “trampas mortales”. The American Humane Association, responsable de vigilar el bienestar de los animales en el rodaje, afirma que ningún animal sufrió daño alguno durante el rodaje, aunque también afirma que las quejas de los cuidadores ponen de manifiesto las deficiencias de su sistema de supervisión, ya que ellos supervisaban lo que ocurría en el rodaje pero no lo que sucedía en las instalaciones en las que se mantenía a los animales.

Matt Dravitzki, portavoz de la película, confirmó el lunes que varios animales (caballos, cabras, gallinas y una oveja) murieron durante la producción, pero también afirmó que varias de esas muertes se debieron a causas naturales. Sin embargo sí reconoció que las muertes de dos caballos fueron evitables, pero que tras ese incidente la producción mejoró las condiciones de los animales.

Por su parte, la organización PETA ha afirmado que está pensando organizar protestas en las premières de El Hobbit: Un Viaje Inesperado en Wellington, Nueva York y Londres. Kathy Guillermo, vicepresidenta senior de PETA, aseguró que los denunciantes se pusieron en contacto con la organización después de que tomara un papel más activo en las denuncias de los problemas en los decorados de cine. PETA le envió una carta a Jackson explicándole sus preocupaciones. “Queremos enviarle un mensaje claro a  Hollywood de que tienen que ser más cuidadosos cuando usan animales y tomar todas las precauciones necesarias”, afirma Guillermo.

La respuesta de los productores de El Hobbit y de Peter Jackson no se hizo esperar, y ayer de madrugada el cineasta neozelandés publicó una nueva nota en su página de Facebook sobre este asunto. “La producción de El Hobbit siempre ha instituido una investigación rápida e inmediata en cualquier asunto concerniente al tratamiento de los animales bajo su cuidado. Se ha llevado a cabo una investigación inmediata y exhaustiva de las recientes acusaciones infundadas de la organización americana PETA sobre la colocación de un dispositivo en las patas de un caballo para evitar su movimiento durante el rodaje de El Hobbit. No se encontró ninguna prueba de que esta práctica ocurriera en ningún momento. Además, la producción contactó con el dueño del caballo en cuestión, que hizo la siguiente declaración: ‘Estoy 100% feliz con el regreso de Shanghai y con su estado. En el plazo en el que se le arrendó lo recogieron y me lo devolvieron dos veces. En ambas ocasiones no tenía ninguna marca y estaba sano y feliz. No había ninguna señal de malos tratos. No dudaría en arrendarlo a la película de nuevo’.

Has la fecha, los únicos cuidadores de caballos cuyo tratamiento hacia los animales cayeron por debajo de los estándares de cuidados de la producción parecen ser los dos cuidadores que han elegido elevar estas nuevas acusaciones en la víspera de la première de la primera película de El Hobbit y que fueron despedidos por la producción hace un año. Los informes de sus acciones están documentados en varias declaraciones escritas que se remontan a Octubre de 2011.

La producción lamenta que PETA haya elegido hacer una acusación seria, que ha afligido a muchos neozelandeses dedicados que han trabajado con animales en las películas, incluyendo a entrenadores, cuidadores, trabajadores agrícolas y profesionales de la salud animal de los animales, sin haber examinado adecuadamente la fuente de la que han recibido esta información.”

La nota continúa ofreciendo los testimonios de la doctora Julia Bryce, del granjero Joy Gray y de Jed Brophy, quienes aseguran que en todo momento la producción trató a los animales con el debido cuidado.

Esta noticia fue publicada en Un Viaje Inesperado y etiquetada con El Hobbit, Jed Brophy, peliculas, Peter Jackson, premiere, Un Viaje Inesperado. Anota el permalink.

Comentarios

3 Responses to PETA protestará por las muertes de animales en las premières de El Hobbit

PETA necesita justificar los millones de dólares que saca de “sabrá Dios donde” con estos golpes efectistas y “vende humo”. Así todas las asociaciones de este tipo.
Espero que la gente que vaya a ver la pelicula la pueda ver tranquila…

PETA, la “organización” que dice que en Pokemon hay maltrato de animales y que protestó cuando Obama mato una mosca con la mano… hace rato que perdieron credibilidad estos muchachos.
Supongamos que es real, el hecho fue en octubre de 2011, la noticia salió en los medios de NZ el día 7 de agosto… Me pregunto dónde estaba Peta en ese momento? Ahora que restan 8 días para la premiére, aparecen. Solo son oportunistas que quieren prensa y no les interesa buscar la verdad, como dice Jed Brophy.
Saludos!

Deja una respuesta