Nuestro colaborador Hobbitme acudió al preestreno en Barcelona y ha querido dar sus impresiones, sin spoilers, de los dos primeros episodios de ‘Los Anillos de Poder’. 

Ha costado, pero ya está con nosotros. La serie más cara de la historia. Una nueva adaptación de Tolkien. Una precuela a las películas de Peter Jackson. Un fanfic. A esta serie se le han puesto muchas etiquetas, muchas incluso sin esperar a ver al menos un par de capítulos. Yo no quería ser menos, así que aquí va la mía.

Una nueva aventura.

Cada persona afrontará a su manera cómo ver esta serie, en base a qué juzgarla y si merece o no la pena de su tiempo. Pero estos dos primeros capítulos si para algo me han servido es para cerciorarme de que la Tierra Media vive, vivió y vivirá más allá de los
libros del Profesor Tolkien. Entiéndase esta última frase simplemente como una suerte de universo extendido, rellenando los huecos que Tolkien pudiera haber dejado. Hasta qué punto estamos preparados para aceptar esto es una reflexión individual, y completamente
respetable, de cada uno de nosotros. Tampoco nos engañemos, si te molesta que se abra el mundo creado por Tolkien para que otras mentes aporten y construyan rellenando huecos, no pierdas el tiempo viendo la serie, no hay necesidad de pasarlo mal.

Centrándonos de momento en lo que tenemos para analizar de ‘Los Anillos de Poder’, que son solamente dos capítulos.

Es un espectáculo visual. No por haberse repetido ya hasta la saciedad es menos cierto; me ha sorprendido pese a ir completamente consciente ya de lo bien que supuestamente lucía. Igualmente, es una tragedia que un trabajo visual de esta magnitud vaya a ser visto
únicamente en televisiones (no quiero ni pensar en toda la gente que decidirá verlo en una tablet, un ordenador o un móvil). Precisamente por eso no entiendo que Amazon no haya dado un paso adelante lanzando estos dos capítulos en cine, permitiendo que mucha más gente disfrutara de la serie en las mejores condiciones y, para qué engañarnos, recaudando bastante dinero durante una semana (por ejemplo). Me imagino que será algún tema de derechos de distribución de los cuáles no tengo ni idea.
La dirección de Bayona se nota en cada plano. De Bayona sabemos que se le da muy bien dirigir, tiene muy buen gusto estético y sabe muy bien dónde poner la cámara (aunque últimamente no le acompañan unos guiones a la altura de su labor detrás de la cámara).
Resulta muy difícil competir con la labor de Peter Jackson en las películas (porque seamos sinceros, todo el mundo va a querer compararlas), pero no sale mal parado Bayona. Es cierto que Peter Jackson tiene un estilo muy personal, especialmente moviendo la cámara, que Bayona parece querer replicar sin tanto éxito en alguna escena. Queda claro, desde el primer segundo del capítulo, que se está buscando una conexión emocional entre esta serie y las películas de Peter Jackson. ¿Lo consigue? Habrá que verlo, solamente hemos podido ver 2 capítulos de los 50 que supuestamente vamos a tener; esto no está más que empezando. Por ahora, la respuesta sería que sí, esta historia de la Tierra Media que nos presenta ‘Los Anillos de Poder’ podría pertenecer perfectamente a la misma Tierra Media que ya conocemos de las películas.

La parte argumental de la serie, a la postre la verdaderamente importante más allá de si la serie luce mejor o peor, se presenta con buenos resultados, al menos de momento. Resuenan los temas recurrentes de Tolkien pese a que haya un gran porcentaje de lo que
estamos viendo que no haya salido literalmente de la pluma del Profesor; sorprendentemente para mí, resultan ser los harfoots una de las claves para encontrar a Tolkien en esta historia. Y digo sorprendentemente porque desde un principio me parecía tremendamente fuera de sitio que fuéramos a tener hobbits en esta historia. Lo que ocurre es que una vez aparecen, su historia funciona y además ejercen de ancla moral y tonal que ayuda a dar una perspectiva diferente al resto de eventos que se nos cuentan, de índole más grandilocuente. Los medianos nunca sobran.

Tirhaldad

Tirharad en el estreno de Los Anillos de Poder

Un potencial problema que sí le veo a la serie es la abrumadora cantidad de personajes que vamos a tener. Sin entrar en detalles, en estos dos primeros capítulos no hemos visto aún aproximadamente a la mitad de estos personajes que se presuponen importantes o muy
importantes. Mientras que en El Señor de los Anillos la historia va y viene entre 2-4 tramas, aquí la sensación es que van a ser muchas más; ya veremos cómo se soluciona esto, porque darle una entidad propia a 22 personajes con sus motivaciones y que la historia además avance en una dirección general me resulta muy complicado de imaginar. Diría que va a ser el gran reto de la serie desde el punto de vista argumental, no caer en dar excesiva relevancia a personajes que quizá no tengan tanto que aportar a la historia central que se nos quiere contar.

La serie lleva en el título las palabras El Señor de los Anillos, no intenta engañarnos en ningún momento con lo que nos plantea; no estamos ante una nueva interpretación de los textos de Tolkien buscando diferenciarse de lo hecho hasta ahora. Los showrunners quieren
apelar a los fans de los libros y las películas por igual, ahí es nada, y la misión es delicada y compleja.

En un cómputo general, estos dos capítulos suponen una introducción espectacular y épica a una historia de una magnitud muy grande. Muy ambiciosa. Muy Tolkien.

El resultado de estas dos primeras horas es muy bueno; la serie es entretenida, visualmente inigualable a día de hoy en televisión, un espectáculo audiovisual digno de una superproducción de cine, con unos personajes que en su mayoría funcionan, bien escrita.
Como en toda obra, también hay cosas que no terminan de funcionar. El cambio de ritmo de un episodio a otro es muy notable, y hace que me despierte la duda de cómo avanzará la serie a partir de ahora; hay mucho que contar y solamente seis episodios (por lo
que podemos imaginarnos viendo escenas de los tráilers, sabemos más o menos lo que nos espera en esta primera temporada, y es mucho). Me da cierto miedo también el enfoque utilizado con los enanos, una vez más sirviendo de alivio cómico; es cierto, para ser
justos, que no parece ir tan lejos como en las películas de PJ, hay algo más de trasfondo en su historia para lo poco que se ha podido ver hasta ahora y quiero creer que según vaya avanzando todo su relevancia sea la que se merecen, son unas piezas claves de esta historia y
no están ahí únicamente para aportar momentos graciosos. Como digo, hay destellos breves de que podría ser así, aunque esa faceta cómica me temo que seguirá presente.

The-Rings-of-Power-Main-Teaser-4.00_01_43_00.Still046

Khazad-dûm en el estreno de Los Anillos de poder.

También me despierta cierto temor hasta dónde deciden llegar con algunas tramas que podrían chocar frontalmente con lo que Tolkien sí escribió. Un motivo para pensar que eso no va a pasar es que, precisamente y seguro que no de manera casual, en una de esas historias
que me despiertan cierto rechazo los responsables de la serie dejan caer a través de un diálogo que son conscientes de ello. Ya veremos.

Y me gustaría hablar para terminar de un tema que muchas personas están utilizando para atacar a la serie: la representación. Sí, tenemos un cast variado de mujeres y hombres de diferentes etnias, que le aportan frescura y diversidad necesarias.

Hay un elfo latino, una enana negra. Y me alegra muchísimo que tantas y tantas personas en todo el mundo vayan a poder verse representadas en estos personajes e historias que hasta ahora parecían quedar reservados para intérpretes blancos.

Me encanta igualmente que haya mujeres que hagan avanzar la historia, que sean personajes importantes y sobre quienes gire la trama. Esta Galadriel es una heroína a la que seguiría con los ojos cerrados, pero que a la vez mantiene esa presencia majestuosa de la Galadriel que será en un futuro, atención a la soberbia actuación de Morfydd Clark, suyo es el personaje que más progresa en estos capítulos y la que promete ser la trama central de la serie. Pero no sólo es ella, la harfoot Nori mismamente estoy seguro de que será otro ejemplo a tener en cuenta, y pasará a ocupar un lugar privilegiado en el legado que esta serie pueda dejar.

The-Rings-of-Power-Main-Teaser-4.00_01_39_17.Still043

Los Pelosos en el estreno de Los Anillos de Poder

Ahora tenemos muchas preguntas sin respuesta tras haber visto estos capítulos, las tramas ya están en marcha y semana a semana iremos descubriendo y confirmando teorías. Es una nueva manera de viajar a la Tierra Media que no hemos tenido hasta ahora: semanalmente. Al encenderse las luces del cine en el preestreno de Barcelona, a mi alrededor la gente hablaba más de las dudas e intrigas que nos deja la serie por las historias que nos cuenta, que de la fidelidad del material como adaptación. Mi consejo, si alguien lo quiere, sería ese: intentemos disfrutar de la serie por lo que es sin caer en querer hundirla porque no es como nosotros pensábamos que debería ser. Si te gusta, estás de enhorabuena, disfrútala. Si no te gusta, no pasa nada, los textos de Tolkien siguen estando ahí, inalterados, esperándonos con los brazos abiertos para volver a ellos, y esperando también a la cantidad de lectores nuevos que seguro se acercan a la obra del Profesor tras verse atrapados por la serie, como en su día pasó con las películas. Es el momento de empezar a juzgar la serie en base a lo que es, y no a lo que cada uno nos imaginábamos que sería.

Como fan de Tolkien y su obra, y también de las películas de Peter Jackson, no podría estar más emocionado. Quiero más.


Si quieres dejar tu opinión en la web sobre los episodios estrenados, puedes hacerlo en nuestro foro:

Episodio 1. La sombra del pasado.

Episodio 2. A la deriva

Esta noticia fue publicada en Los Anillos de Poder (1ª Temporada) y etiquetada con Amazon Studios, Los Anillos de Poder, series de televisión. Anota el permalink.

Deja una respuesta