Desde que hace dos días, como os contamos, se anunciara oficialmente que El Hobbit finalmente se rodaría en Nueva Zelanda, hay que admitir que todos nos sentimos más aliviados y con la sensación de que por fin, después de tantos años, el proyecto realmente se va a poner en marcha. Pero a pesar de la incertidumbre vivida estas últimas semanas sobre dónde se iban a rodar las películas, hay que señalar que los trabajos de pre-producción de El Hobbit, como la construcción del decorado de Hobbiton (situado cerca de la localidad neocelandesa de Matamata), no se han detenido. En The One Ring se hacen eco de un vídeo grabado desde un helicóptero que muestra claramente el progreso realizado en la reconstrucción de Hobbiton en los últimos meses, especialmente si lo comparamos con las imágenes del decorado que os trajimos en Junio, Marzo y Febrero. Podéis ver el vídeo AQUÍ. Al parecer, tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Nueva Zelanda y Warner Bros, el decorado de Hobbiton se mantendrá en Matamata de forma permanente como atracción turística. Para ampliar la información, pinchad en leer másSegún podemos leer en Stuff, el decorado de Hobbiton se mantendrá de forma permanente en Matamata como una atracción turística. Recordemos que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Nueva Zelanda y Warner Bros incluía que el estudio contribuyera a la promoción turística del país. El decorado se está construyendo con todo lujo de detalles y con materiales permanentes para una «mayor y mejor» versión del Hobbiton que se vio en El Señor de los Anillos. Cabe destacar que los agujeros de los Hobbits deberán cumplir con los códigos de construcción de cualquier estructura permanente. «Lo que hicimos la última vez fue construir un decorado temporal», ha afirmado Brett Hodge, un empresario de Matamata que se ha encargado de suministrar la madera a los equipos de construcción. «Una vez que el rodaje haya terminado, el decorado permanecerá como una atracción turística permanente».

Sin ir más lejos, el Puente del Brandivino está siendo reconstruido con piedra auténtica, mientras que para el rodaje de El Señor de los Anillos se construyó con bloques de poliestireno que simulaban la piedra. Otro dato a tener en cuenta es que la posada del Dragón Verde, en la que Thorin y el resto de Enanos esperan a Bilbo Bolsón al comienzo de su aventura, tendrá un techo real de paja. Con estas medidas se pretende atraer de nuevo a todos los incondicionales de El Señor de los Anillos que ya han visitado Matamata en los últimos años, así como a nuevos visitantes.

Esta noticia fue publicada en El Hobbit. Anota el permalink.

Deja una respuesta