Antes de finalizar el año, Quint nos regala su sexto artículo desde el rodaje en exteriores de El Hobbit. En esta ocsión, Quint nos cuenta la filmación en varias localizaciones de la región de Ohakune, incluído el Monte Ruapehu (que fue el Monte del Destino en El Señor de los Anillos).

Al igual que el espectáculo, la información debe continuar. Aún nos estamos recuperando del emocionante primer teaser trailer de El Hobbit: Un Viaje Inesperdo (que os recordamos podéis ver subtitulado en español y en HD en nuestro canal de YouTube) y de los dos primeros posters promocionales de la película dirigida por Peter Jackson (posters que podéis ver aquí y aquí) cuando nos encontramos una nueva noticia de la producción. Y es que Ain’t It Cool News ha publicado su sexto reportaje desde el set de rodaje de El Hobbit en tierras neozelandesas. Quint escribe este nuevo artículo desde la última localización en la Isla Norte de Nueva Zelanda, la región de Ohakune, lugar en el que ya se filmaron algunas escenas de la trilogía de El Señor de los Anillos.

Como viene siendo habitual, os dejamos con un resumen del artículo.

La región de Okahune es la última localización de la isla Norte en la que se filmará alguna escena de El Hobbit. Uno de los lugares escogidos para rodar es el Monte Ruapehu (que fue el Monte del Destino en la trilogía), un lugar sagrado para los Maori. Quint comienza el artículo hablando de las costumbres y tradiciones de los Maorí, y que por ejemplo fotografiar el monte se considera una grave falta de respeto, lo que durante el rodaje de El Señor de los Anillos obligó a que las imágenes filmadas en el Monte Ruapehu se mezclaran y combinaran con imágenes de otras montañas, incluyendo varios volcanes activos de Hawai.

Sin embargo, las dos tribus Maorí de la región han garantizado el permiso de filmación a la producción en una de las laderas del monte, y como muestra de la unión de las dos tribus, estas celebraron un evento tradicional al que acudió buena parte del reparto y el equipo técnico de las películas.

Tras la emotiva ceremonia, el rodaje comenzó en Ohakune Beech Paddock, una localización que no estaba muy cerca de la montaña. Se trata de una región boscosa que representa los límites exteriores de la Comarca, y en la que se filmó la escena en la que Bilbo alcanza a Gandalf y los Enanos poco después de emprender el viaje. Todos montaban a caballo, con la particularidad de que los caballos que montaban los Enanos estaban cubiertos por unas especies de chaquetas peludas para hacerlos pasar por ponis. Una de las tomas que rodaron aparece en el teaser trailer, cuando Fii y Kili cogen a Bilbo y lo montan en su propio poni. Quint señala que ver a Peter Jackson, Martin Freeman, Aidan Turner y Dean O’Gorman preparar ese plano en concreto es muy interesante. Jackson y Freeman se reunieron con Glenn Boswell, coordinador de especialistas, para preparar la toma, que era especialmente complicada ya que involucraba a tres actores y dos caballos y debía ser extremadamente precisa.

La cámara se colocaría en el lugar en el que están las manos de Jackson, asi que no tenían por qué levantar completamente a Freeman, solo lo suficiente para que diera la sensación de movimiento. Lo que no quiere decir, como bien señala Quint, que luego no rodaran otra toma desde otro ángulo en la que realmente no levanten por completo al doble de Freeman y le monten en otro poni. El plano en cuestión consiste en que Freeman vaya andando hacia la cámara hasta pararse justo delante de la caja que se ve en la imagen, para que entonces lleguen Turner y O’Gorman a su lado para alzarle en vilo, y en ese momento, Freeman podrá coger impulso apoyándose en la caja.

Aunque hasta aquí todo parece aparentemente sencillo, Quint recuerda la famosa máxima del cine de lo difícil que es trabajar con niños y con animales, máxima originada por una famosa frase de Alfred Hitchcock. Trabajar con animales siempre es lento, y puede llegar a ser muy frustrante. Se necesita mucho tiempo y esfuerzo para coordinar el trabajo entre los animales y los seres humanos, y ahí es vital la labor de los entrenadores de los animales, que utilizan muchos trucos para que estos se sientan en el rodaje lo más cómodos posible. Por si faltaba poco, el cielo estaba bastante nublado, pero en un momento del rodaje, las nubes desaparecieron, dejando paso a la brillante luz del sol. Esto significaba un serio problema de continuidad, ya que esa iluminación no coincidía con la iluminación de todo lo que habían rodado esa mañana y el día anterior. Asi que se vieron forzados a esperar a que el cielo volviera a cubrirse para seguir rodando. Como bien dice Quint, la iluminación es clave en la continuidad, ya que la luz brillante de los rayos del sol no coincida con la luz difusa de las tomas anteriores, que se habían grabado con el cielo cubierto.

Según Quint, esos momentos en los que no había nada que hacer salvo esperar eran como estar en el ojo de un huracán. A los diez minutos el cielo se volvió a cubrir y se pudo reanudar el rodaje, pero antes de eso, Quint se dio cuenta de la presencia en el set de rodaje de John Howe, artista muy admirado por Quint, y al que ya había visto en los estudios de Wellington, pero al que no había querido molestar. Para su sorpresa, Howe se acercó a él y le felicitó por sus artículos anteriores. Un rato después Alan Lee se unió a ellos, y hablaron sobre el arte que hicieron en 3D para el cuarto videoblog de la producción. Ambos le confesaron a Quint que todo empezó como una broma, broma que al final supuso el trabajar juntos por primera vez en una misma ilustración. También confesaron que luego se utilizó un ordenador para darle a la ilustración la profundidad necesaria para el efecto 3D.

Tras dos días de rodaje en Beech Paddock, el equipo de producción se trasladó al Monte Ruapehu. Debido a un musgo muy antiguo y en peligro de extinción que crece en la zona, una de las condiciones para permitir el rodaje en la montaña era que únicamente el equipo esencial podía trasladarse al set de rodaje. Y esto, obviamente, no incluía a Quint, asi que según lo que él mismo admite, no puede contarnos mucho del rodaje en esta localización. No obstante, Quint, que se quedó en el valle, describe el lugar como “visualmente impresionante”, y que por eso comprende que el lugar “juegue un papel muy importante en el viaje”. Además, escribe una frase bastante reveladora. “Sé que en esta localización se va a añadir digitalmente una estatua gigante. Todos los Enanos y Bilbo vinieron aquí buscando algo. ¡No puede decir nada más!”.

Antes de que fuera al set de rodaje, Quint habló con Jackson sobre el rodaje de El Señor de los Anillos en esa región. Y es que escenas como la batalla de la Última Alianza o la del Estanque Vedado fueron filmadas en esa localización. Tras finalizar el rodaje en Okahune, la última localización para la Unidad Principal, el equipo de producción volvió a Wellington, para después trasladarse a la Isla Sur.

Esta noticia fue publicada en El Hobbit y etiquetada con , , , , , , , , , , , . Anota el permalink.

Comentarios

One Response to Sexto reportaje de AICN desde el rodaje de El Hobbit

Deja una respuesta