Ya está aquí una nueva entrega de Regreso a Hobbiton, el podcast de la Sociedad Tolkien Española, que dedica el segundo programa de su segunda temporada a las bestias de los libros de J.R.R. Tolkien.

Como se puede leer en la página web de nuestros amigos de la Sociedad Tolkien Española, desde ayer ya está disponible el segundo programa de esta nueva etapa de Regreso a Hobbiton, su estupendo y muy recomendable podcast. Entre otras cosas, en él anuncian que habrá un programa especial con motivo del Día Internacional de Leer a Tolkien, que se celebra cada 25 de marzo. Esta nueva entrega tiene una duración de 2 horas y 21 minutos y se puede escuchar en su canal en Ivoox (muy pronto también estará disponible en su canal de iTunes).

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

El programa dirigido y presentado por Elia ‘Míriel’ Martell, a la que desde aquí felicitamos (los que escuchéis el podcast sabréis por qué), aborda en este programa el Bestiario de la Tierra Media. En este análisis cuenta con tres exploradores y aventureros de la talla de ‘Nai’, ‘Erendis’ y ‘Balin’. Desde las Grandes Águilas, los Mûmakil o los Mearas hasta criaturas más singulares y misteriosas como los Balrogs o las Bestias Aladas, algunas incluso únicas, como el Guardián del Agua que mora en la laguna que se extiende ante la Puerta Oeste de Moria.

(Los Balrogs de Morgoth, según el artista polaco Tomasz Kwiatkowski)

Y cómo no, al hablar sobre los Demonios de Poder se produce un acalorado e intenso debate sobre si los Balrogs tenían alas o no. En este análisis tampoco no podían faltar las famosas criaturas sin nombre que viven en los abismos más profundos y roen el mundo, de las que solo se sabe que son tan antiguas que ni el mismísimo Sauron las conoce. Sobre estas y muchas otras criaturas debaten los exploradores del Smial.

Después de este análisis llega la sección ‘Hablar como los Elfos’, en la que ‘Eleder’ deja de lado el Quenya para hablarnos en esta ocasión del Sindarin, la lengua de los Elfos Grises de la Tierra Media. Esta vez la clase se centra en los plurales de la Lengua Noble. Tras esta clase llega el momento de hacer un alto en ‘La Sala de los Cuentos’, en la que nos adentramos en el corazón mismo de Mordor al lado de Frodo y Sam a través de la voz de María José Rodríguez y los arreglos de Rafael Fortún.

(El fin de todas las cosas, según el artista canadiense  John Howe)

La música que suena en el programa (además de temas de licencia libre y de algunos fragmentos de la banda sonora de ‘El Señor de los Anillos‘ compuesta por Howard Shore) es obra de Álex Pérez Manserga, los Innerlands (de su disco Sobre hierbas y veneno) y Grégoire Lourme. Si queréis saber más sobre los Innerlands podéis visitar su blog y su página de Facebook. Además en la web Alex Perez Music podéis descargaros los temas que suenan en Regreso a Hobbiton.

Si queréis estar al tanto de todas las novedades de Regreso a Hobbiton podéis seguirlos en su cuenta de Twitter. Podéis escuchar los programas anteriores en Ivoox y en iTunes.

También os animamos a que sigáis a la Sociedad Tolkien Española en las redes sociales, en su cuenta de Twitter, en su página de Facebook y en su grupo de Facebook.

Esta noticia fue publicada en Sociedad Tolkien y etiquetada con , , , . Anota el permalink.

Comentarios

3 Responses to Segundo programa de la segunda temporada de Regreso a Hobbiton

Cuando sale el tema de por qué las águilas no llevaron el Anillo al Monte del Destino no sé por qué nadie nunca comenta lo mala idea que sería. Siempre se buscan excusas como que no querrían inmiscuirse en los asuntos de los otros pueblos y, aunque eso es verdad (ya en el Hobbit se niegan a llevar a los Enanos a Erebor), lo cierto es que la victoria de Sauron no les conviene nada.

El asunto es que las águilas, a diferencia de los pequeños Hobbits, no son nada discretas. Puede que en el libro Sauron no sea físicamente un ojo gigante, pero es indicutible que buena vista tiene (Frodo “veía” su mirada como un haz de luz roja que salía de lo alto de Barad-dûr apuntando al norte), por lo menos suficientemente buena como para ver un águila guigante (o dos o tres) sobrevolando el Gorgoroth. Boromir afirma, cuando intentaban cruzar las Montañas Nubladas por el Caradhras, que en Gondor se dice que Sauron tiene control sobre los vientos que soplan en Mordor. También están volando por ahí las bestias aladas, que, por cierto, son descritas en El Retorno del Rey y desde luego que no son aves, más que nada porque se especifica que sus alas son membranas de piel (coriáceo en realidad hace referencia a su aspecto de cuero) y carecen de plumas.

No creo, por otra parte, que el ataque de un Ainur sea un asunto entre humanos o los demás pueblos libres. Es uno de ellos, uno de los Ainur el que la está liando, por algo fueron enviados los Istari, aunque cuantro de ellos fracasaran por un motivo u otro. En ese sentido, El Señor de los Anillos difiere del Hobbit.

Otra matización es que el Guardián del Agua en efecto trataba de atrapar a Frodo, pero no los encierra conscientemente en Moria. Creo recordar que arrancaba las puertas causando un derrumbamiento e incluso Gandalf se lamentaba por los árboles que hubieran podido caer. Pero no parece que lo hiciera a propósito (la escena está bien representada en la película aunque se tomen la licencia, innecesaria en mi opinión, de mostrar el cuerpo de la criatura). Más que nada, no creo que a Sauron (porque el Guardian de ir a por Frodo iría en realidad a por el Anillo) le parezca buena idea dejar que el Anillo entre en Moria. Bien podría caer, por ejemplo, desde el puente de Khazad-dûm y a ver quién lo encuentra.

Las profundidades de los abismos que hay bajo Moria me recuerdan a la criatura más misteriosa de todo el legendarium, esas criaturas “sin nombre que roen el mundo” y que dice Gandalf que ni Sauron conoce y, y esto es lo más extraño de todo, que son más antiguas que él. Vale, Sauron como Ainur estaba antes que el mismo mundo, así pues ¿qué demonios es más antiguo que él?

Por otra parte, la naturaleza de este y cualquier otro Balrog no es ningún misterio. En el Valaquenta se menciona específicamente que son Maiar. Los primeros en ser corrompidos por Melkor y los únicos que se corrompieron tanto como él mismo. No hay más que rebuscar por ahí.

Ah, pues sí han salido las “criaturas sin nombre que roen el mundo”, pero NO son las criaturas que aparecen en el Hobbit (película). De hecho, cuando vi la película (en el cine, doblada) creí que sí eran ellas, pero en V.O. se descubre que esos gusanos son los también misteriosos Hombres-gusano (Were-worms) del Último Desierto que se mencionan en el libro aunque no participan en la Batalla de los Cinco Ejércitos (ni aparecen por ningún lado).

Deja una respuesta