En varios periódicos neozelandeses publican artículos sobre el rodaje de El Hobbit en la región de Arcadia Station, un paraje muy cercano a Queenstown en el que se ha construido el decorado de la casa de Beorn. Peter Jackson habla del rodaje de estas escenas y de la filmación de El Hobbit.

Hace algo más de un mes nos hicimos eco de las primeras declaraciones públicas de Peter Jackson sobre El Hobbit en bastante tiempo. En esa ocasión, el cineasta neozelandés era entrevistado por John Key, Primer Ministro de Nueva Zelanda, y revelaba algunos detalles de cómo era el rodaje de una gran escena de acción que involucraba a una treintena de extras caracterizados como trasgos. En esta ocasión, en The One Ring recogen un extenso artículo publicado por Otago Daily Times en el que hablan con Jackson acerca del rodaje de El Hobbit. Y lo curioso es que lo hacen desde el set de rodaje… ¡de la casa de Beorn!

-ACTUALIZADO (24 de Noviembre)- En la web de The Otago Daily Times publican un segundo artículo sobre el rodaje en la casa de Beorn.

El artículo comienza diciendo que el paisaje del bello paraje de Arcadia Station, un paraje cercano a la ciudad de Queenstown, ha conseguido elevar los ánimos de Peter Jackson y los 450 miembros del reparto y el equipo de producción de las dos películas de El Hobbit. Las declaraciones de Jackson están realizadas entre escenas, mientras Gandalf el Gris (Ian McKellen), Bilbo Bolsón (Martin Freeman) y los Enanos llegan a casa de Beorn (Mikael Persbrandt), uno de los personajes más carismáticos del libro.

Era además el tercer y último día de rodaje en un decorado, el de la casa de Beorn, realmente gigantesco, que necesitó diez meses de diseño y que para construirlo hicieron falta 8 semanas de trabajo. Y todo ello para una escena de apenas 3 minutos. “Esta es una zona hermosa, en 360º alrededor, allá donde mires, hay un escenario increíble”, afirmó Jackson. “De hecho, la escena en la que Boromir muere en La Comunidad del Anillo está a unos 90 metros bosque adentro”, añadió.

Pero igual que es un viaje inesperado para Bilbo, también lo ha sido para su director. “Es un viaje extraño para mi”, declaró Jackson, ya que originalmente él sólo iba a producir las películas, además de co-escribir los guiones. “Aunque en su momento fue un poco frustrante y estresante de cuando en cuando, estamos aquí haciendo las películas, y parece que estaba destinado a ello”, comentó el cineasta. Jackson afirma que el rodaje de El Hobbit es como una gran reunión “y parece que lo estamos haciendo por las razones correctas”.

Pero en El Hobbir, el aspecto técnico es muy importante. “Literalmente vas a sentirte como si hubieras entrado en la historia”, afirmó Jackson acerca del hecho de rodar en 3D.

Pero también habló sobre la enorme expectación que han levantado estas películas entre los aficionados y el público. “Lo único que puedo hacer es hacer la mejor película posible y esperar que la gente la disfrute. Va a tener un tono diferente a El Señor de los Anillos porque los personajes son bastante diferentes”, comentó Jackson. “El libro fue escrito pensando en un lector mucho más joven que el de El Señor de los Anillos, pero no quiero hacer una película infantil, aún quiero tener algunos de los temas principales que teníamos en El Señor de los Anillos“, añadió el cineasta neozelandés.

En las últimas tres semanas, el equipo de producción ha rodado en Hamilton, Ohakune, los acantilados cercanos a Te Kuiti, en Strath Taieri, cerca de Middlemarch y en Paradise Trust. Todo el reparto, el equipo y el material se ha trasladado ya en 200 camiones a Te Anau para proseguir el rodaje.


-ACTUALIZADO (24 de Noviembre)-

 

Este segundo artículo habla más del rodaje en sí en el decorado de la casa de Beorn. En él se dice que el principal motivo que llevó a Peter Jackson y al equipo de producción a elegir esa localización, cerca de Paradise Trust -de la cual os ofrecimos unas fotos exclusivas la semana pasada- era una imponente haya centenaria. Sin embargo, como parece que los problemas y dificultades no van a abandonar nunca el rodaje de El Hobbit, hace seis semanas, la haya fue derribada por el viento. “Vinimos hace seis meses para elegir el lugar exacto donde esta casa iba a ser construida, y una de las razones por la que se está construyendo donde está es por este increíble árbol que tenemos aquí”, dijo Jackson. “El árbol que pensamos que sería genial tener en frente del patio de la casa estuvo aquí durante 100 años hasta que hace seis semanas, cuando el viento lo derribó”, añadió. Pero la solución para Jackson y el equipo de producción era fácil. “Asi que tuvimos que construir uno falso”, comentó el cineasta neozelandés.

“Por lo general, pasas tres, cuatro, cinco días en un lugar porque a menudo sólo ruedas una o dos escenas allí, y porque El Hobbit es la historia de una búsqueda, es una historia de viaje, asi que virtualmente cada escena tiene lugar un poco más lejos en el viaje”, comentó Jackson. “Es un paisaje en cambio constante lo que estamos buscando”, añadió.

El artículo también habla del rodaje de un par de tomas distintas, y dado su interés, os dejamos con la traducción íntegra de esos pasajes:

“Sir Ian McKellen estaba en el set de la pantalla verde con el traje y el maquillaje completo de Gandalf el Gris. La voz de Sir Peter se escuchó en el altavoz dando indicaciones, pero él estaba fuera de la vista en una tienda, vindo monitores conectados a las cámaras 3D, que se usan por primera vez en la Tierra Media.

A la orden ‘Y… ¡Acción!’, todo el mundo quedó en silencio mientras Gandalf caminaba despacio, vara en mano, con la pantalla verde a sus espaldas y una plataforma como una pista de aterrizaje, para estar junto a un palo y una bola verdes y hablar con Beorn (Mikael Persbrandt).

Los monitores observados por los miembros del equipo revelaban cómo Gandalf y Beorn parecían estar en uno de los decorados reales adyacentes, que figuraban un taller y un granero de gran tamaño, herramientas y un jardín de vegetales entre árboles reales y falsos.

Otros dos sets de dos pisos incluían un portón cubierto de matorrales y colmenas de abejas en los estantes de un edificio abierto por un lado que tenía hierba en el tejado.

Unos diez minutos después, Sir Peter dijo en el altavoz ‘Esa es buena’, y dio instrucciones para otra toma.

Miembros del equipo murmuraron mientras se preparaban para la siguiente toma.

Me llamó la atención la visión surrealista de Martin Freeman, vestido como Bilbo Bolsón, con los 13 Enanos, todos de punta en blanco, bajando por la pendiente del decorado de gran tamaño.”

Es de suponer que cuando habla de decorados de gran tamaño, será porque los decorados están construidos a escala Hobbit y de los Enanos.

(Imagen © de The Otago Daily Times)

Esta noticia fue publicada en El Hobbit y etiquetada con , , , , , , , . Anota el permalink.

Deja una respuesta