¡Mordor se ha alzado! El mundo se llena de cenizas. Analizamos el séptimo episodio de la serie de Amazon Prime.

Se acerca el final del camino de la primera temporada de la esperada serie de la Segunda Edad. Sin embargo, el camino está siendo irregular, con sus luces y sus sombras. En las Tierras del Sur ya solo hay sombras. El Orodruin despertó al final del anterior episodio y ha dejado una imagen devastadora.

La primera parte del episodio recrea ese mundo postapocalíptico. Galadriel despierta envuelta en cenizas y, a su alrededor se extiende un infierno de color naranja. Mientras busca a algún superviviente acaba uniéndose a Theo. El joven muestra signos de culpa (recordemos que él fue quién le dio la empuñadura a Adar) y deseos de venganza. Las líneas de diálogo entre ambos dejan entre ver que Galadriel ha tocado fondo e intenta reconstruirse como personaje. “Las guerras se libran desde dentro y desde fuera”, le dice la guerrera élfica, aunque en realidad en todo momento está hablando consigo misma. Galadriel le regala su espada para que se convierta en un soldado.

Morfydd Clark (Galadriel), Tyroe Muhafidin (Theo)

Theo y Galadriel avanzan por el infierno formado por el Orodruin

Esta insólita pareja nos aporta dos secuencias interesantes, una de ellas sorprendente. La primera es un guiño a las películas de Peter Jackson, cuando los hobbits están a punto de ser descubiertos por los Nazgûl a la salida de la Comarca. Se trata de la escena en la que Galadriel y Theo se esconden de los orcos tras un árbol. 

C2928367-5C68-40DF-B6C1-17F873BA67C3

Galadriel y Theo se esconden de los orcos

La segunda secuencia que menciono no nos hace sonreír sino que nos hace arquear las cejas. La elfa le cuenta que tuvo un esposo, cierto elfo llamado Celeborn. Cuando creíamos que se habían olvidado del célebre personaje descubrimos que lo han tenido en cuenta para decirnos que está ¿muerto? En realidad, Galadriel dice que se fue a la guerra y “nunca más volví a verle”. En las curiosidades de la serie se nos dice que su suerte sigue siendo desconocida (CURIOSIDAD DE PRIME VIDEO). Seguramente lo veremos en posteriores temporadas pero no deja de ser raro que el personaje no haya mencionado al marido hasta ahora. Otro detalle del episodio es que la elfa narra cómo se conocieron: ella bailaba mientras él observaba. A los lectores esto nos recordará poderosamente a algo, pues Lúthien y Beren se conocieron de la misma manera. Más aún, J.R.R. Tolkien se basó en su propia vida para inspirarse, pues así se conocieron él mismo y su esposa.

Entre tanto, Míriel e Isildur rescatan a Valandil, uno de los amigos del númenóreano para descubrir que su otro amigo ha muerto. Luchan contra las llamas para sacar de los escombros a cuantas personas puedan. Entonces una llamarada llega hasta la reina mientras el techo se derrumba sobre Isildur. Su padre descubre más tarde con pesar que no ha salido con vida. Por otra parte, la reina ha sufrido consecuencias: se ha quedado ciega. En un episodio anterior, su padre ya profetizó lo que le ocurriría: la oscuridad nublará su visión.

Nazanin Boniadi (Bronwyn), Morfydd Clark (Galadriel)

Galadriel y Bronwyn

Una vez en el campamento númenoreano, Míriel ordena regresar a Númenor con la promesa de que retornarán a la Tierra Media a enfrentar al enemigo. Los sobrevivientes de las Tierras del Sur intentarán empezar una nueva vida en un abandonado asentamiento númenoreano: Pelargir, en la desembocadura del Anduin. Y Galadriel decide llevarse al malherido Halbrand a Lindon, pues solo la medicina élfica podría curar sus heridas. Algo que suena más a una excusa de guión que a otra cosa. Antes de partir, Halbrand es honrado como rey y promete no abandonar aquellas tierras y condenarlas a las llamas.

Las consecuencias del volcán también han alcanzado a los pelosos ya que las gotas ardientes de lava han arrasado una de las regiones que transitan en su nomadismo. El Extraño intenta usar sus poderes para devolver a la vida los árboles carcinados, sin éxito, al menos al principio. En el intento, unas ramas caen encima de Nori y una niña pelosa que trata de salvar. La desconfianza de los pelosos se acrecenta e incluso la propia Nori tema al ser que cayó del cielo. Así, Sadoc le anima a buscar a los humanos y le da una de las hojas de su libro donde aparece la constelación que parece buscar. Más tarde, descubrirán que los esfuerzos de El Extraño no han sido en vano y la zona arrasada vuelve a recobrar vida.

Markella Kavenagh (Elanor ‘Nori’ Brandyfoot), Lenny Henry (Sadoc Burrows),

Los pelosos ven como pierden todas sus pertenencias

Pero la felicidad para los Pelosos dura poco. Tienen la mala suerte de toparse con el trío de desconocidos que parece ir en pos del caído con el meteorito. Acaban incendiando el campanento peloso. Un detalle nos llama la atención, la líder del grupo porta un báculo cuyo extremo se parece poderosamente al Ojo de Sauron. Descubrimos por qué el episodio se llama precisamente “El Ojo”. Hay leyendas de hombres que han aprendido a conjurar hechizos del Poder Oscuro (CURIOSIDADES DE PRIME VIDEO).

672F7163-F237-49FD-A2FF-E68EA660C21A

El báculo de la mística tiene forma de ojo. Ampliar para ver mejor.

La desolación también ha llegado a los pelosos aunque Nori acaba liderando una comitiva para buscar a El Extraño y advertirle de los misteriosos personajes de blanco.

Aunque las noticias del fatídico destino de las Tierras del Sur no han llegado a Khazad-dûm, allí no son ajenos a los problemas. Elrond trata de convencer al rey enano de dejarles extraer mithril a cambio de una compensación en mercancías. No en vano,  el mineral demuestra tener el poder de restaurar la luz perdida en la hoja del árbol élfico. Recordemos que, en la serie se nos dijo que había una leyenda apócrifa según la cual el mithril guardaba la luz de un Silmaril.

2C0050CE-9B38-4539-BF07-BDC01FD02DCD

El mithril sana la hoja del árbol de Lindon

Sin embargo, el destino incierto que les espera a los elfos no parece enternecer a Durin III que se niega a ordenar las excavaciones. Más tarde, Durin III descubre que Elrond y Durin IV han estado excavando a sus espaldas y han descubierto una importante veta de mithril. El rey ordena la expulsión del elfo, despoja se sus títulos a Durin IV y manda sellar la veta recién descubierta. Entonces ocurre otra sorpresa. El rey arroja la hoja élfica que cae a las profundidades donde aguarda ¡un balrog! No cabe duda que es el mismo balrog de la leyenda apócrifa y al que se enfrentará Gandalf en el futuro. Aunque hay que señalar que canónicamente el balrog no debería despertar antes de la Tercera Edad. En el año 1980 de la Tercera Edad los enanos de Khazad-dûm cavaron tan hondo que despertaron al balrog matando al rey Durin VI y haciendo que los enanos tuvieran que abandonar Moria

58EEAD63-3225-4288-8841-B4685DE75C57

El balrog de Moria

En la trama de los enanos, destaca una vez más la química entre Durin IV y Elrond. Es un alivio ver cómo en la serie están haciendo justicia al pueblo enano. No ocurre así con el élfico. El hecho de su condena a morir en pocos meses, al menos en la Tierra Media, entra en conflicto con la obra de J.R.R. Tolkien.

La oscuridad ha llegado sin duda a la Tierra Media. Adar ha cumplido su propósito y ha creado un país para los orcos. Mientras vemos como el Orodruin continua escupiendo humo, Wardreg le pregunta a Adar cómo llamarán a aquel lugar a partir de ese momento. El elfo corrupto no responde, pero en la pantalla se sustituye la denominación de Tierras del Sur y aparecerá su temible nuevo nombre: Mordor.

B6987D6A-464D-4D11-9F3B-01C5E6EDE156

Las Tierras del Sur se convierten en Mordor

Esta noticia fue publicada en Los Anillos de Poder (1ª Temporada) y etiquetada con analisis, Los Anillos de Poder, lotronprime, Prime video, serie de televisión. Anota el permalink.

Comentarios

One Response to Reseña de “EL OJO”, séptimo episodio de ‘Los Anillos de Poder’