Nos encanta poder presentaros una nueva crítica de los episodios hasta ahora emitidos. El autor es @SoyTolkiendil.

«Título: Para disfrutar de la serie, no busques a J.R.R. Tolkien

Nada más difícil que hablar sobre el trabajo de otras personas. Desde los actores, en este caso, hasta el más al sur del organigrama. Todos han trabajado de forma descomunal para presentarnos algo como The Rings of Power.

Si esto no fuese poco, nos presentan un regalo con precio de oro con el nombre “Tolkien” puesto en la nota.

¿Juzgamos la serie solo por los números? 1.000 millones de presupuesto, otros tantos para obtener los derechos, todo con Tolkien puesto como “causa profunda” de todo este trabajo y presupuesto de dimensiones descomunales.

Me pregunto si ese presupuesto hace que seamos más exigente con la serie, o nos sorprenda tanto que no seamos objetivos.

Me pregunto si al ver el “basado en J.R.R. Tolkien” nos hace aceptar cualquier cosa que venga o ser sumamente exigente con cualquier cosa que venga con dicha etiqueta.

Lo digo porque esta serie ha polarizado a toda la comunidad, y los episodios que ahora hemos podido ver tan solo han afianzado a todos en sus posiciones.

No me considero capaz de juzgar la calidad y el trabajo de la serie. Lo dejo a otras personas con mayor sapiencia en cine, dirección y guión.

Pero sí me atrevo a decir, que de lo que hemos visto, oímos un poco a Tolkien, vemos un poco Tolkien… Y nada más.

Me fue díficil encontrar a Tolkien, aunque vi pequeñas cosas de él y su obra en los dos capítulos, especialmente en Khazad-dûm, y la esencia de algunos personajes. Pero nada más.

Príncipe Durin IV en el reino de Khazad-dûm.

Está claro que la serie está hecha para el gran público: han simplificado al máximo temas muy profundos dentro de la obra, han erosionado conflictos o relaciones entre los personajes y añadido otros para incluir los elementos clásicos del cine o las series.

En resumen: si no has leído más allá de los libros principales, o te olvidas de todo lo que contienen los libros de Historia de la Tierra Media, la serie te resultará muy atractiva.

Si en cambio buscas fidelidad a lo que ya mencioné, será difícil que puedas disfrutarla sin poner cara de póker constantemente en el visionado de los episodios.

Y creo que ese es el problema de la serie.

Podrá ser excelente en términos de efectos especiales, dirección, vestuario y demás términos técnicos, pues prácticamente no tienen límite de dinero, sin embargo, tienen que suponer qué cosas pasaron, qué cosas habría añadido Tolkien: no poseen los derechos más que de un puñado de páginas para desarrollar su historia.

No tienen lo que, por ahora, todo el dinero de Jeff Bezos no puede comprar: lo que Tolkien escribió.

La serie es el fruto de lo que sí compró Bezos: el derecho a inventarse lo que quieran siempre y cuando no añada o cambie nada a lo que el profesor Tolkien escribió.

Y ese es su punto débil de todo el proyecto, que durará, pase lo que pase, cinco temporadas.

Te pido una disculpa si esperabas un análisis o reseña, en otros términos.

Me despido con una pregunta: ¿para popularizar, mantener o extender la obra de J.R.R. Tolkien es válido eviscerar su obra y convertirla en una serie para chicos de 15-25 años? (parafraseando al querido Christopher Tolkien).»

 

Si quieres dejar tu opinión en la web sobre los episodios estrenados, puedes hacerlo en nuestro foro:

Episodio 1. La sombra del pasado.

Episodio 2. A la deriva

 

Esta noticia fue publicada en Los Anillos de Poder (1ª Temporada) y etiquetada con Los Anillos de Poder, Prime video, Serie. Anota el permalink.

Comentarios

One Response to Los Anillos de Poder: Reseña de Tolkiendili sobre los dos primeros episodios