Una de las tramas principales que está manteniendo la primera temporada de la serie de Amazon Prime «El Señor de los Anillos. Los Anillos de Poder» gira en torno al descubrimiento del mithril. Este extraño material es uno de los pocos elementos que han salido en todas las adaptaciones cinematográficas o televisivas del legendarium de J.R.R Tolkien. Por eso hoy en este artículo vamos a resolver una cuestión muy sencilla ¿Qué es el mithril?

El mithril es un extraño mineral descubierto por los enanos barbiluengos de Khazad-Dûm en las Montañas Nubladas, en vetas que conducen al norte de la ciudad enana hacia Caradhras. Sin embargo, hay mitos que sugieren que había pequeños yacimientos en Númenor y Valinor, pero esto nunca se ha confirmado.

Gandalf (Ian McKellen) observa una veta de mithril en Moria – El Señor de los Anillos. La Comunidad del Anillo (2001)

 

Mithril significa “brillo gris” en sindarin. Procede de las palabras mith (gris) y ril (resplandor). También se le conocía como “verdadera plata” o “plata de Moria” por los hombres, pero los enanos mantenían el nombre en khuzdul en secreto. Su aspecto es idéntico al de la plata, pero este ni se oxida ni se ennegrece bajo ninguna circunstancia. En su forma pura era un metal blando y maleable, pero usado en aleaciones no tenía rival. Se dice que es el más duro de todos los metales, pues su dureza solo se compara con las escamas de un dragón. Sin embargo, es liviano como una pluma y en armaduras no se sentía más pesado que una prenda de ropa común.

Puerta Oeste de Moria grabada con ithildin – El Señor de los Anillos. La Comunidad del Anillo (2001)

El mago Gandalf destaca que la riqueza de Moria no se medía en oro o joyas, ni en los juguetes de los enanos, hierro o siervos, si no en mithril. Su valor era diez veces mayor que el del oro en su época de producción, pero cuando el yacimiento se cerró, se volvió incalculable. Todas las culturas lo deseaban, de hecho, los elfos noldor fundaron el reino de Eregion en el 750 de la Segunda Edad para comerciar con los enanos y obtener este metal. Pues estaban enamorados de su belleza y era mejor que el cobre y pulido como el cristal. Gran amistad hubo gracias a este comercio entre Eregion y Khazad-Dûm, hasta la caída del reino élfico a manos de Sauron en el 1967 de la Segunda Edad.

La habilidad de los enanos con los metales les permitió crear maravillas con el mithril cuya belleza nunca se empañaba, lo empleaban generalmente en armas y armaduras, mientras que los elfos preferían usarlo en joyería y vestimentas, además de usarse en una aleación desconocida llamada ithildin, la cual se usaba para decorar puertas y portales y que solo era visible a la luz de las estrellas o de la luna. Sin embargo, al igual que el mithril reportó una gran fama a los enanos, también fue la causa de la perdición de su principal reino.

Fue durante el reinado de Durin VI que los enanos cavaron con ambición y muy profundo, despertando en el 1980 de la Tercera Edad a un balrog de Morgoth. Este monstruo asesinó al rey Durin VI y al príncipe Náin I, expulsando a los enanos de Khazad-Dûm para siempre y dando el sobrenombre a este balrog de «El Daño de Durin«. Sin embargo cuenta la profecía que Durin VII, último rey en llevar este nombre, recuperaría y repoblaría Khazad-Dûm, reabriendo las minas ya libres de la amenaza del Daño de Durin. Este hecho seguramente sucedió durante la Cuarta Edad, pues Gandalf el Gris dio muerte al Daño de Durin en el 3019 de la Tercera Edad.

La única forma de obtener mithril durante la Tercera Edad era fundir un objeto de mithril o utilizar uno ya creado, porque ni siquiera los orcos que ocuparon las minas se atrevían a seguir excavando en busca del mineral. Estos son los únicos objetos conocidos de mithril presentes en la obra de Tolkien:

Thorin (Richard Armitage) entrega a Bilbo (Martin Freeman) la cota de malla de mithril. – El Hobbit. La Batalla de los Cinco Ejércitos (2014)

Cota de malla: Esta cota fue forjada por los enanos de Erebor para algún joven príncipe elfo (posiblemente Legolas Hojaverde debido a la relación de Erebor con el rey Thranduil) tiempo atrás. Thorin Escudo de Roble se la regaló al hobbit Bilbo Bolsón durante la reconquista de Erebor. Posteriormente Bilbo la cedió a su sobrino Frodo, la cual le salvó la vida a manos de un capitán orco (en la adaptación cinematográfica un troll de las cavernas) en la Cámara de Mazarbul. Era muy tupida de muchos anillos, era flexible como la ropa y fría como el hielo. Estaba adornada por gemas blancas de variedad desconocida y su valor superaba al de La Comarca entera. Al regreso de Frodo a su hogar, volvió a salvarle la vida nuevamente, esta vez de un ataque de Zarquino durante el Saneamiento de La Comarca.

Nenya: Uno de los tres anillos élficos, forjado en el 1590 de la Segunda Edad por Celebrimbor y entregado a Galadriel. Está hecho de mithril con un diamante engarzado. Su poder logra que Lothlórien se mantenga hermoso e incorruptible, protegiendo el reino de tres invasiones de Sauron. Perdió su poder al destruirse el Anillo Único y acabó en Valinor junto a su portadora.

Elendilmir: Una estrella blanca de cristal élfico sobre una redecilla de mithril. Pertenecía a Elendil y era el emblema del rey de Arnor. Fue recuperado por Aragorn del interior de la torre de Orthanc en la Cuarta Edad. Se desconoce cómo acabó allí.

Galadriel (Cate Blanchett) portando a Nenya – El Señor de los Anillos. La Comunidad del Anillo (2001)

Puerta Oeste de Moria: Esta puerta fue construida alrededor del año 1000 de la Segunda Edad. Fue diseñada y construida por Narvi y fueron grabados en ella con ithildin los emblemas de Durin (Un martillo y un yunque coronados por siete estrellas), los Árboles de los Altos Elfos y la estrella de la casa de Fëanor por Celebrimbor. Una muestra de la amistad entre los elfos de Eregion y los enanos de Khazad-Dûm.

Yelmos de la Guardia de la Ciudadela: Reliquias de la gloria de los viejos días de Gondor. Eran portados por la guardia de la ciudadela de Minas Tirith.

Estandarte de Aragorn: Fue elaborado por Arwen y entregado a Aragorn por su primo Halbarad. Este era un estandarte de tela negra con el emblema de Elendil (una corona de oro y mithril, un árbol blanco y siete gemas). Fue desplegado por Aragorn durante la Batalla de los Campos del Pelennor.

Puertas de Minas Tirith: En la Cuarta Edad, Gimli se convirtió en el señor de Aglarond (en las Cavernas Centelleantes de Cuernavilla) y mandó forjar durante la Cuarta Edad grandes puertas de mithril para reponer la puerta destruida de Minas Tirith durante la Batalla de los Campos del Pelennor.

Sin duda el mithril no existe en nuestro mundo, pero sin embargo hay determinados metales que se asemejan al mismo. Quizás el profesor tomó inspiración de alguno de ellos, incluso varios para crear las características del mithril. ¿Cuáles pueden ser? Estas son las opciones más posibles.

Guardia de la Ciudadela portando un yelmo de mithril – El Señor de los Anillos. El Retorno del Rey (2003)

Platino: Es un metal noble (denominado así por su escasez). Coincide con el mithril en ese aspecto, ya que solo hay un yacimiento conocido en toda Arda. Es inoxidable e inalterable además de poderse forjar sin necesidad de aleaciones. Su densidad es mayor que la del oro, por lo cual su resistencia es muy elevada. Eso le dota de una elevada dureza, lo cual sumado a su apariencia plateada, le convierte en el mayor candidato a ser la inspiración de Tolkien para crear el mithril.

Destacar que es uno de los metales preciosos más valorados, esto concuerda con la idea de Tolkien de que el mithril valía diez veces su peso en oro, y que se acabó volviendo impagable debido a su escasez.

Titanio: Otro de los grandes candidatos, debido a su ligereza y dureza. De apariencia también similar a la plata, es mucho más liviano que el acero pero mucho más resistente. Sin embargo su forja sin aleación provoca oxidación. Esto lo descarta como inspiración del mithril pero sus propiedades sí que pudieron ser tenidas en cuenta por el profesor en su inspiración debido a su uso en fabricación de herramientas al igual que los enanos lo empleaban en armas y armaduras.

Paladio: Un candidato menor pero no descartable, relacionado con el platino en muchas de sus características. No se oxida y su dureza aumenta considerablemente al forjarlo. Se emplea en aleaciones de oro blanco y es más duro y liviano que el platino. Sin embargo ciertos ácidos pueden corroerlo.

Como curiosidad existe una aleación llamada Proteus, la cual se asemeja en ligereza y dureza más que ningún otro al mithril. Literalmente es casi indestructible destruyendo cualquier metal que intente romperlo. Sin embargo no es un mineral natural y por ello no lo consideraremos como candidato.

Su impacto en el mundo real ha trascendido a múltiples mundos de fantasía, convirtiéndose en un material recurrente en el mundo de los videojuegos, demostrando que su relevancia solo es equiparable a su dureza y belleza.

 

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con balrog, bilbo bolsón, El Hobbit, El Señor de los Anillos, Enanos, esdla, frodo bolsón, khazad-dum, Los Anillos de Poder, lotr, mithril, moria, rings of power. Anota el permalink.

Deja una respuesta