El día de ayer finalizó la primera temporada de “El Señor de los Anillos. Los Anillos de Poder”. La temporada finalizó con la revelación final de Sauron en la serie tras semanas de teorías y especulaciones.

En este artículo continuaremos la biografía de Sauron, cubriendo esta vez los acontecimientos de su vida durante la Segunda Edad. Estos son los hechos sobre su vida que deberán ser plasmados por la serie de Amazon Prime.

Si quieres saber más sobre el pasado de Sauron puedes leer la primera parte de esta biografía pulsando aquí

La primera parte finalizó con Sauron huyendo de la oferta de Eönwë de ser juzgado en Valinor tras suplicar su perdón. Había tenido demasiado poder y estaba demasiado corrompido por Morgoth, por lo cual se escondió en la Tierra Media huyendo de una condena y una humillación a manos de los Valar. Nunca fue buscado ni perseguido por ellos, lo cual dio a Sauron la oportunidad de resurgir. Reapareció en el este de la Tierra Media alrededor del año 500 de la Segunda Edad y comenzó a imitar las artes de Morgoth, Se dedicó a corromper a los hombres, convirtiéndose en su señor y dios. Pasó aproximadamente 500 años afianzando su regreso en secreto.

Alrededor en el año 1000 de la Segunda Edad, Sauron ocupa la región del sur donde fundaría el reino de Mordor, esclavizando a muchos de sus habitantes, e inicia la construcción de su fortaleza, Barad-Dûr. Una vez asentado en un reino propio, pone en marcha su plan para controlar la Tierra Media. Este consistía en corromper y someter a los elfos, porque los hombres menores eran fáciles de corromper. Los hombres de Númenor no tanto, pero se encargaría de ellos a su debido momento.

Para ello, Adquiere una forma élfica, bella y cautivadora, haciéndose llamar Annatar “El Señor de los Dones”. Un supuesto emisario de los valar, en especial del vala Aulë, enviado para ayudar a los elfos a devolver la belleza perdida por la guerra a la Tierra Media. Siendo esto una anticipación de los istari, pues Sauron conocía los designios de los valar en enviarlos. El primer lugar al que viaja en el año 1200 de la Segunda Edad es al reino de Lindon, el mayor reino élfico de la Tierra Media. Sin embargo, el rey Gil-Galad y Elrond recelan de él y le prohíben el acceso. Pues, aunque los elfos tenían en gran estima por la herrería y la creación de objetos hermosos, algo les decía que Annatar no es quien decía ser.

Annatar, Señor de los Dones – La Tierra Media: Sombras de Mordor (2014)

El siguiente objetivo fue el reino de Eregion, donde Galadriel y Celeborn tuvieron la misma impresión que Gil-Galad y Elrond. Sin embargo, entró en Ost-in-Edhil (capital de Eregion) gracias a Celebrimbor (nieto de Fëanor) y al gremio de herreros Gwaith-i-Mírdain. Estos anhelaban el conocimiento absoluto de los secretos del mundo y Annatar aprovechó esto para ganarse su confianza y amistad. Durante su estancia les brindó consejos y ayuda en sus trabajos mediante magia y sus amplios conocimientos de herrería adquiridos de sus servicios bajo el mando de Aulë. Por esta razón, Galadriel y Celeborn abandonaron Eregion en el 1350 de la Segunda Edad, en dirección a los bosques de Lothlórien.

Gracias a las enseñanzas de Annatar, los herreros élficos realizaron en el 1590 de la Segunda Edad los Anillos de Poder, los cuales otorgaban grandes poderes a sus portadores. Fue entonces cuando Sauron volvió a Mordor, al Monte del Destino, y forjó en secreto el Anillo Único, un anillo regente para gobernar a todos mediante los demás anillos, subyugándolos a su oscura voluntad. Este anillo poseía los poderes de todos los demás como la invisibilidad y los poderes de preservación de los elfos. Sauron volcó en su creación gran parte de su poder y malicia. En ese mismo año, el 1600 de la Segunda Edad finalizó la construcción de la oscura torre de Barad-Dûr.

Sauron se pone el Anillo Único – El Señor de los Anillos. La Comunidad del Anillo (2001)

Una vez finalizado, se lo puso, arruinando sus planes. Pues Celebrimbor sintió la influencia de Sauron y vio que habían sido engañados y traicionados. Esto le llevó a intentar destruir los anillos por consejo de Galadriel, pero no pudo. Tras esto decidió esconder los tres anillos élficos que aún no habían sido dominados antes de que Sauron regresara, dejando de usarlos para no caer en su influencia. Para ello entregó dos a Gil-Galad y uno a Galadriel. Tras lanzar sobre el Único el hechizo para subyugarlos, Annatar se enteró de lo que Celebrimbor había hecho, lo que le hizo montar en cólera. Se mostró abiertamente como Sauron y declaró la guerra a toda la Tierra Media. Partió con un enorme ejército de orcos desde Mordor en el 1693 de la Segunda Edad con el fin de arrasar Eregion y recuperar los anillos de poder.

Tras varios combates en la región de Calenardhon en dirección al norte, Sauron invadió Eregion y destruyó Ost-in-Edhil por completo en el 1697 de la Segunda Edad. De la casa del Gwaith-i-Mírdain, Sauron se apoderó de muchos artefactos, entre ellos, varios anillos de poder. Capturó y torturó a Celebrimbor, sin embargo, no logró que le revelara la ubicación de los tres anillos élficos y le dio muerte de forma cruel, tras lo cual usó su cadáver como su propio estandarte. Tras esto, invadió Eriador en busca de los anillos élficos. Asedió fuertemente a Elrond en Imladris, hasta que un ataque por su retaguardia por parte de los enanos de Khazad-Dûm y los elfos de Lothlórien rompió dicho asedio. También atacó Lindon, que consiguió resistir a duras penas hasta que Gil-Galad pidió ayuda a Númenor, que mandó su ejército en el 1700 de la Segunda Edad y logró hacer que Sauron se replegara a Mordor un año después. Sauron desarrolló un odio eterno a Númenor a raíz de su derrota.

Durante años, Sauron entregó siete anillos de poder a los enanos, que eran incorruptibles, y nueve anillos de poder a reyes de los hombres, a los que si logró corromper, transformándolos en sus más fieles y poderosos sirvientes, los Nazgûl. Se dedicó a fortificar Mordor, siendo conocido como el nuevo Señor Oscuro y convirtiéndose en el señor más poderoso de toda la Tierra Media. Su dominio era tal que le llevó a autoproclamarse “Rey de todos los Hombres”. Esto despertó el recelo del rey de Númenor, Ar-Pharazôn, que movilizó su inmenso ejercito a las costas de Umbar en el 3261 de la Segunda Edad, exigiendo a Sauron su rendición para evitar su completa destrucción. Esto llevó a Sauron, nuevamente bajo una forma hermosa, a presentarse ante Ar-Pharazôn y su ejército. Y con palabras de admiración y un fingido sentimiento de temor, dobló la rodilla ante Ar-Pharazôn, y se entregó con el fin de destruir su reino desde dentro. La treta tuvo éxito y el rey Ar-Pharazôn llevó a Sauron a Númenor un año después de su desembarco en Umbar.

Sauron se rinde ante Ar-Pharazôn – De ivanalekseich en DevianArt

En tres años, corrompió a Ar-Pharazôn y a sus súbditos, pasando de prisionero a consejero real. Pues siempre tenía palabras dulces como la miel en los oídos del rey y reveló muchos secretos que los númenóreanos no conocían y les permitió prosperar. Sin embargo, los númenóreanos también se volvieron sombríos y solo se dedicaban a amasar grandes fortunas y esclavizar a los hombres libres de la Tierra Media. Siguiendo su plan, manipuló al rey aprovechando sus deseos de inmortalidad para para instaurar el culto a Morgoth en la isla, prometiendo que Melkor les brindaría su ansiado deseo de la vida eterna. Sauron se convirtió en el sumo sacerdote y mandó construir un enorme templo donde se llevaron a cabo rituales de hechicería oscura y sacrificios humanos en honor a la oscuridad. En este templo, fue incinerado, tras ser talado, el Nimloth (el gran árbol blanco de Númenor) como ofrenda.

Cuando la vejez de Ar-Pharazôn se acentuaba, Sauron usó el miedo del rey, haciéndole creer que, si conquistaba Valinor, obtendría la inmortalidad. Esto llevó al rey a fabricar una gran armada y a atacar las Tierras Imperecederas en el 3319 de la Segunda Edad, dando como resultado en la muerte de Ar-Pharazôn y todos sus hombres sepultados por un derrumbamiento de montañas cerca de Tirion, capital de Valinor. La isla de Númenor fue anegada por el mar y el mundo se volvió redondo ante la ira de Ilúvatar. Sauron pereció en el Hundimiento, pero al ser un espíritu inmortal, volvió a Mordor en forma de un viento negro.

Por su esfuerzo en corromper Númenor, su poder disminuyó y perdió su poder de adoptar formas hermosas, por lo que no podría volver a engañar ni a elfos ni humanos. Adoptó una nueva forma oscura y, en su ausencia, se percató del aumento de poder de sus enemigos. Gil-Galad expandió el poder e influencia de Lindon hasta las Montañas Nubladas y el Bosque Verde. Del mismo modo, Elendil, sus hijos y los númenóreanos supervivientes habían fundado en el 3320 de la Segunda Edad los reinos de Arnor y Gondor en la Tierra Media, siendo otro frente que amenazaba su dominio total del continente. El Monte del Destino entró en erupción y todos supieron que Sauron había regresado.

El Señor Oscuro empezó la guerra por el reino de Gondor, antes de que los númenóreanos en el exilio se pudieran fortalecer. Capturó la ciudad de Minas Ithil en el 3429 de la Segunda Edad, quemando el Árbol Blanco que allí había. Sin embargo, Isildur consiguió escapar cruzando el Anduin con los supervivientes y un fruto del árbol. El siguiente ataque de Sauron cayó sobre la capital, Osgiliath, donde Anárion consiguió rechazarlo y hacerle replegarse a Mordor. Ante esta situación, Elendil y sus hijos fueron conscientes de que, si no se unían, Sauron los derrotaría uno por uno. Esto hizo nacer en el 3430 de la Segunda Edad , la Última Alianza, a la cual se unieron el rey Gil-Galad, Elrond, el rey Oropher del Bosque Negro y el rey Durin IV de Khazad-Dûm.

Un enorme ejército marchó a Mordor, haciendo a Sauron arrasar las tierras entre el Bosque Negro y el Anduin en su retirada hacia Mordor. La Última Alianza se enfrentó a las fuerzas del Señor Oscuro en las llanuras de Dagorlad, en el 3434 de la Segunda Edad. Fue una terrible batalla en la que la Alianza triunfó y que transformó las ciénagas donde se produjo en las infames Ciénagas de los Muertos.  Tras esta victoria, el ejército de la Última Alianza invadió Mordor, cayendo el rey Oropher y muchos elfos silvanos, Sin embargo, su hijo Thranduil tomó el mando de las tropas de su padre. Ese mismo año se inició el Asedio de Barad-Dûr. Esta es considerada la mayor batalla de la Segunda Edad y en ella murió Anárion, hijo de Elendil.

Sauron derrotado – El Señor de los Anillos. La Comunidad del Anillo (2001)

Tras siete años de asedio, en el 3441 de la Segunda Edad, Sauron decidió presentar batalla y descendió de Barad-Dûr y se enfrentó a Gil-Galad y Elendil en las lomas del Monte del Destino. Ambos reyes perecieron ante el poder del Señor Oscuro, pero no sin antes dar muerte al mismo tiempo a su enemigo. Narsil, la espada de Elendil, se quebró bajo su cuerpo, y su hijo Isildur tomó la empuñadura rota de esta espada y cortó del cuerpo inerte de Sauron el Anillo Único y lo reclamó para sí.

Sin el Anillo el poder de Sauron disminuyó notablemente y su cuerpo perdió toda forma. Su espíritu huyó al Este mientras que sus ejércitos fueron derrotados y dispersados. Barad-Dûr fue destruida pero sus cimientos perduraron, ya que estaban atados al Único y el Anillo sobrevivió. Pues Isildur lo reclamó para sí mismo en lugar de acceder a la petición de Círdan y Elrond de destruirlo.

Mordor fue puesta bajo vigilancia por Gondor y la Segunda Edad finalizó, pero Sauron prevaleció… y su regreso se daría tarde o temprano.

Puedes leer la continuación y última parte de este artículo pulsando aquí.

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con Annatar, el anillo único, El Señor de los Anillos, El Silmarillion, eriador, forja de anillos, lindon, Los Anillos de Poder, mordor, Morgoth, Númenor, segunda edad. Anota el permalink.

Deja una respuesta