Dentro de unos días se estrena “El Señor de los Anillos. Los Anillos de Poder”. Dicha serie tendrá como antagonista a un viejo conocido de las adaptaciones de la obra de Tolkien, y es ni nada más ni nada menos que el legendario Sauron. En este artículo hablaremos un poco sobre él, sobre su pasado y sobre los acontecimientos previos de su vida antes del periodo que cubrirá la serie de Amazon Prime.

Sauron era un maia (surgido del pensamiento de Ilúvatar) y entre ellos, uno de los más altos en su jerarquía. Su poder iba solo por detrás del de los Valar. Pertenecía al séquito de Aulë el Herrero y, por ello, adquirió altos conocimientos de las sustancias del mundo material, de todas las formas de herrería y los saberes de la forja

Cuando nació el mundo, se le conoció como Mairon, que significa «El Admirable«. Y así se hizo llamar durante muchos años, hasta la Caida de Númenor. Su mayor virtud y defecto era su amor por el orden y la coordinación absolutos y su desprecio por la confusión y el derroche. Admiraba por ello a Morgoth y su capacidad de efectuar sus designios rápida y eficazmente. Esta admiración le llevó a unirse a él mientras los Valar daban forma al mundo, y se convirtió en su sirviente más poderoso. Entonces muchos nombres le fueron dados, pero sin duda el mas famoso fue Sauron, que significa «El Aborrecido»

Fue designado lugarteniente de la fortaleza de Angband cuando despertaron los elfos en el Cuivienen. Desde allí podría vigilar y prevenir un ataque de los Valar contra su señor por el Helcaraxë. Cuando los Valar capturaron a Morgoth en Utumno, no pudieron encontrar a Sauron, que se había ocultado hábilmente

Mientras Morgoth fue prisionero en Valinor, Sauron se encargó de multiplicar y armar a los orcos. Y cuando el Señor Oscuro regresó tras el Oscurecimiento de Valinor, sus huestes estaban listas y preparadas para la guerra.

Durante la Primera Edad comenzó a ser nombrado en sindarin como Gorthaur (El Cruel) y se había convertido en un terrible hechicero. Señor de las ilusiones y cambiante de formas. Se convirtió en el amo de los licántropos y vampiros, teniendo bajo su mando a Draugluin (padre de los licántropos) y Thuringwethil (heraldo de los vampiros)

Morgoth y Sauron (Ilustración de Sandra Mariotti)

Mientras Morgoth corrompía a los hombres en el este, Sauron comandó la guerra en Beleriand contra los elfos tras la Dagor Bragollach. En el 457 de la Primera Edad invadió la Isla de Tol Sirion e hizo suya la torre de Minas Tirith, tras lo cual la isla fue renombrada como Tol-in-Gaurhoth (Isla de los Licántropos).

Años más tarde, Morgoth envió a Sauron a encontrar y destruir a la banda de forajidos de Barahir. Este era el último remanente de la Casa de Bëor y se ocultaba en Tarn Auelin, en la región de Dorthonion. Sauron apresó a Gorlim, uno de sus hombres. Este solía visitar su antigua casa en busca de su esposa Eilinel. Una noche le pareció verla en la ventana de la casa. Allí le apresó Sauron y fue torturado para que confesara la ubicación de Barahir y sus hombres. El guerrero solo confesó cuando Sauron le prometió liberarlo y devolverle a su mujer. Sin embargo, Sauron riendo le confesó que su mujer estaba muerta y que él solo había visto su fantasma. Tras esto, cumplió su promesa y lo mandó a reunirse con ella, dándole una muerte lenta y cruel.

Enfrentamiento entre Sauron y el rey Finrod Felagund (Ilustración de Rami fon Verg)

Sauron mandó atacar Tarn Auelin y conseguir el anillo de Barahir como prueba para Morgoth. Una hueste de orcos arrasó el lugar, dando muerte a Barahir y sus hombres. El caudillo orco cortó a Barahir la mano en la que portaba el anillo. Sin embargo Beren, hijo de Barahir, escapó de la masacre al no estar en el campamento y tras enterrar a su padre, persiguió a los orcos y lo recuperó.  Beren escapó, y los hombres lobo de Sauron no pudieron encontrarlo. Sin embargo, sus caminos volverían a cruzarse años más tarde. Una partida de orcos pasó junto a Tol-in-Gaurlorth sin avisar y Sauron los mandó detener. Estos resultaron ser Beren, el rey FInrod Felagund de Nargothrond y diez elfos que iban a Angband en busca de uno de los Silmarils de Morgoth. Sauron derrotó a Finrod en un duelo de canciones de poder y, desconociendo quiénes eran, los arrojó a un oscuro foso donde un licántropo los devoró a todos uno a uno. A todos menos a Beren, ya que el rey Finrod mató al licántropo con sus manos antes de morir.

Sauron en forma de licántropo se enfrenta a Huan y Luthien (Ilustración de tsundere-power de Devianart)

Sin embargo, fue entonces cuando llegó Luthien, amada de Beren, acompañada de Huan, el sabueso de Valinor. Sauron mandó uno a uno a todos sus lobos a investigar la magia de Luthien. Todos se enfrentaron contra Huan, pero a todos les dio muerte. Incluido Draugluin, sin embargo logró alertar a Sauron antes de morir. Este, transformándose en un monstruoso licántropo, descendió de la torre y enfrentó a Luthien, pero no pudo con su hechizo. Huan lo atacó y Sauron, pese a cambiar de forma a una monstruosa serpiente, no pudo derrotarlo. Herido, huyó transformado en vampiro a los bosques de Taur-nu-Fuin.

Nada más se sabe de él hasta finalizada la Guerra de la Cólera y la captura de Morgoth. Tomó entonces una forma hermosa y, arrepentido, buscó el perdón de Eönwe. Este era un maia, heraldo del vala Manwë. Por ello no tenía la autoridad para otorgarle el perdón y conminó a Sauron a enfrentar un juicio por sus actos en Valinor. Se le otorgó libre albedrío para decidir qué hacer, pero Sauron, que aún estaba influido por la maldad de Morgoth, no quiso pasar la vergüenza de regresar para ser juzgado a Valinor. Ni la humillación de una posible condena de servidumbre. Por ello huye y se esconde en algún lugar de la Tierra Media. Nunca fue buscado ni perseguido… algo que se revelaría como un gran error en el futuro.

Para leer la continuación de este artículo pulse aquí

Imagen principal de irulana en DevianArt

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con Annatar, El Señor de los Anillos, El Silmarillion, esdla, Los Anillos de Poder, lotr, Melkor, Morgoth. Anota el permalink.

Deja una respuesta