Quint, uno de los colaboradores del portal Ain’t it Cool News ha sido invitado a pasar dos meses en Nueva Zelanda en el rodaje en exteriores de las películas de El Hobbit. Su primer artículo lo escribe desde el decorado de Hobbiton, donde nos cuenta cómo se rodaron algunas escenas con Elijah Wood.

Ayer os traíamos varias imágenes de la preparación del rodaje de El Hobbit en el decorado de Hobbiton, cercano a la localidad neozelandesa de Matamata. Hoy, día en el que por cierto Peter Jackson cumple 50 años, nos encontramos con una grata sorpresa, y es que uno de los colaboradores del portal cinematográfico Ain’t It Cool News se encuentra actualmente en Nueva Zelanda en el rodaje de El Hobbit, y en su primera columna (la primera de muchas, esperamos), además de publicar nuevas imágenes del rodaje, nos cuenta algunos detalles muy interesantes sobre la filmación en el decorado de Hobbiton. Especialmente revelador es lo que cuenta de los planos rodados por Elijah Wood en Hobbiton (¡OJO! La información contiene Spoilers).

Quint, uno de los colaboradores del portal AICN, ha sido invitado a pasar dos meses en Nueva Zelanda en el rodaje en localizaciones de El Hobbit, y compartir con todo el equipo de producción y los actores todas las alegrías, problemas y dificultades que entraña el rodaje de una gran superproducción como es El Hobbit. De hecho, ha decidido llamar a su columna Un Viaje Inesperado, porque según admite, eso es lo que es. A continuación, os dejamos con la traducción de su columna (como os decíamos, atención a la información, porque contiene SPOILERS):

“El caso en cuestión, la primera localización que he visitado en este viaje: Matamata, Waikato, Isla Norte de Nueva Zelanda – También conocida como Hobbiton.

Magnífico ¿no? Tan increíble como en estas fotografías, o en las películas, hay algo increíblemente surrealista, y es toda una lección de humildad, estar en lo alto de Bolsón Cerrado y tener una vista panorámica de la Comarca. Me encanta (el buen) CGI, respeto mucho a los artistas digitales que trabajan duro durante horas, días, semanas y meses en una sala oscura para que podamos ir a la Antigua Grecia, o a Pandora, o pasar algún tiempo con los dinosaurios de Parque Jurásico, o con Gollum, o con César, o con todos esos langostinos, pero si alguna vez hubo algún atisbo de duda de que lo real gana, fue arrasada por el balido de las ovejas, el relincho de los caballos, el soplido del aire y el humo que comienza a salir de la chimenea de un agujero Hobbit que salpica el exhuberante paisaje verde del valle que tengo debajo.

Y cuando digo verde, me refiero a VERDE. La hierba de estas tierras de granjas de la Isla Norte de Nueva Zelanda es como el Technicolor de El Mago de Oz. Es tan brillante que casi te hace daño en los ojos.

Pero todos sabemos que Nueva Zelanda es preciosa. Eso es un hecho en este momento. Para finales de Diciembre os habremos llenado con imágenes de paisajes increíbles cuando viaje de localización en localización (sobre todo cuando llegue a la Isla Sur). Vamos a entrar en lo que realmente estaba sucediendo en Hobbiton.

Me desperté a las 5:15, lo que apenas me dio tiempo de ducharme y llegar presentable antes de hacer mi recorrido de 40 minutos desde mi hotel en Hamilton a la localización en las profundas colinas verdes de Matamata.

Una vez pasado el control de seguridad, me encontré conduciendo por un camino de tierra pequeño y sucio en dirección al parking del equipo. Desde luego, el campo era hermoso y muy Tolkiniano, pero no fue hasta que hice un giro y vi el increíble e icónico puente de piedra que lleva a El Dragón Verde cuando realmente me di cuenta de dónde estaba.

Esa sensación se intensificó al estar en el campo base, ubicado en lo alto de Bolsón Cerrado, mirando desde arriba Hobbiton, con docenas de agujeros Hobbit establecidos sobre acres de colinas verdes, con el enorme árbol de la fiesta anclado en medio.

El equipo estaba construyendo una grúa en el estrecho camino frente a Bolsón Cerrado para el primer día de rodaje real en Hobbiton en 10 años. Debido a lo estrecho y empinado que era el camino, el equipo tuvo que llevar muchas piezas de la grúa abajo y montarlas allí. Tomó un poco de tiempo, pero después la familiar puerta verde circular de Bolsón Cerrado se abrió y de ella salió una cara aún más familiar.

Comiendo tostadas con gelatina, Frodo Bolsón caminaba y saltaba los escalones hacia el buzón de correo, cogió algunas cartas, y se dirigió al interior.

¿Qué hace Frodo en El Hobbit? No quiero destripar mucho, pero quiero decir que Frodo es parte del tejido que conecta El Hobbit con La Comunidad del Anillo.

De hecho, la siguiente toma consistía en que Elijah Wood clavara un cartel en la puerta principal de Bolsón Cerrado: ‘No Admittance Except On Party Business (Prohibida la Entrada Excepto por Asuntos de la Fiesta)’. Seguro que debéis tener una idea de en qué momento sucede esto en la línea temporal.

Martin Freeman hizo las veces de Ian Holm, quien rodó todas sus escenas y primeros planos en Londres. Entonces a veces se ponían imágenes de lo que habían rodado previamente [en Londres] para recordar lo que habían hecho con anterioridad y ayudar a que coincidieran los primeros planos. Peter y el equipo hizo esto para estos planos de Elijah, y tuve la oportunidad de ver a Ian como Bilbo una vez más. Fue realmente extraordinario, en realidad. Ver un primer plano de Ian, con la peluca, el chaleco y las orejas puntiagudas me puso una sonrisa en la cara.

Aunque no he hablado con Elijah al respecto, pero apuesto a que ha significado un mundo para él tener realmente a Martin ahí, interpretando, para que él a su vez pudiera actuar. Freeman incluso adoptó un poco la forma de hablar de Ian Holm para esas escenas, y era tan bueno haciéndose pasar por Ian Holm que más de una vez me pregunté si la voz que estaba escuchando era la de Ian en playback o la de Martin en la vida real. Por lo general, en estas situaciones tienen a la script o a uno de los entrenadores de dialecto leyendo las líneas [del otro personaje], y aunque eso funciona de maravilla, hay algo extra y especial en tener a un actor interpretando. Como he dicho, no he hablado con Elijah de esto, pero apuesto a que apreció que Martin hiciera eso por él.

Su conversación trataba sobre Gandalf y si Bilbo pensaba que Gandalf aparecería. Bilbo dice: ‘Nunca se pierde una oportunidad de mostrar sus poderes de mago. Él ofrecerá un gran espectáculo, ya lo verás’, y Frodo sonríe, diciendo que va a ir a darle una sorpresa saltando sendero abajo como un niño en Navidad. Cuando digo saltando sendero abajo no es una exageración con fines ilustrativos. Fue a malditos saltos, como una visión de ese Frodo pre-Anillo que vimos en la Comunidad.

Después de que Frodo se marche, el plano muestra la Comarca en toda su gloria, El Dragón Verde y el molino justo en el centro.

Entiendo que este plano será la transición al “60 años antes” con el joven Bilbo sentado frente a Bolsón Cerrado, fumando en su pipa y haciendo anillos de humo hasta que llega Gandalf y le presenta su aventura.

En la comida me encontré con Elijah, que tenía los ojos bien abiertos y sonreía, obviamente disfrutando de estar de vuelta en Hobbiton con los pies peludos. Saludó corriendo y le dije: ‘¿Adónde te crees que vas?’ Su respuesta: ‘¡De vuelta a Bolsón Cerrado, amigo!’.

Tuve que correr hacia el vestuario para estar preparado para mi cameo el día siguiente, pero pronto regresé de nuevo al set. Teníamos la misma escena otra vez, y esta vez la cámara estaba centrada en Frodo. A pesar de que fue un plano más estrecho que el de antes, seguía capturando el paisaje que había detrás. Quiero decir, ésa es la razón por la que estaban allí en primer lugar, por lo que no iba a ver un montón de primeros planos y planos insertados durante el rodaje. En este caso, era un plano frontal completo de Frodo, con el enorme Árbol de la Fiesta tras él.

Ver las imágenes de Ian como el viejo Bilbo era una locura, pero nada comparado con ver a Elijah como Frodo con la piel de patas peludas. He llegado a conocer bastante bien a Elijah en los últimos 13 años, y hablar con Frodo fue la propia definición de la palabra surrealista. No con Elijah. Con Frodo. Literalmente, no estaba hablando con un amigo, estaba hablando con un personaje de ficción, sin mencionar lo magnífico que era verlo en Hobbiton.

Tengo que hablar de los animales. Ésta es la primera vez que viajo internacionalmente y tengo que marcar la casilla SÍ cuando me pregunten si he estado cerca de animales. Había todo tipo de animales en el set. Incluso había una vaca fugitiva que decidió que no le gustaba el negocio del cine en la primera toma y se marchó de Hobbiton.

Fue muy divertido, realmente. Me siento mal porque la producción tuviera que parar, pero desde mi punto de vista (recuerdo que estaba de pie en lo alto de la colina contemplando Hobbiton todo ese día) fue muy entretenido ver ese culo de vaca en el sendero al lado de los agujeros Hobbit con un pobre tío del departamento de animales corriendo 20 pies por detrás, intentando atraparla desesperadamente.

Había toda clase de animales en el set, desde cabras a gallos, cerdos, bueyes, caballos y todos sus cuidadores que se aseguraban que eran alimentados, regados y podían comer con seguridad de la hierba verde de Matamata. Ellos rápidamente salían del plano cada vez que se rodaba.

Poco después del plano de Frodo, el inconfundible sonido de las hélices de helicóptero golpeó mis oídos. Estaban dando vueltas alrededor nuestro. Obviamente, alguien les había contratado para que volara alrededor nuestro y tomara fotografías del set.

Una o dos horas más tarde, un pequeño avión a control remoto hizo lo mismo, volando bajo y en círculos. Las fotografías aparecieron en la red poco después. El equipo estaba bastante molesto, no porque Hobbiton se expusiera al mundo, pero sí porque los helicópteros y los aviones entraban constantemente en plano y el sonido de los motores estaba arruinando las tomas, o provocaba que la producción se parara hasta que se hubieran alejado lo suficiente… lo que puede ser un buen rato si son vuelos en círculos.

Por lo tanto, se trataba de una intrusión no deseada, especialmente frustrante si tienes en cuenta que estaban esperando el momento adecuado, para que al fondo de la toma hubiera una nube o el trozo de una nube, en función de la toma anterior.

Llegó un momento en que el productor Zane Weiner me pidió que hiciera una foto al avión para intentar conseguir su número de cola. Tenía el objetivo 18mm-55mm en mi cámara (que significa un objetivo muy corto y con un zoom no muy potente), asi que corrí a mi bolsa, cogí el objetivo de 200mm, lo puse en la cámara, pero ya era demasiado tarde. El avión ya se había ido. Zane quería que os hiciera saber que fallé en esa tarea en particular. Y en mi primer día del reportaje, además.

Ese fue un día de rodaje en localizaciones de El Hobbit. Un día menos, ¡dos meses para irme! Antes de terminar este artículo, me gustaría dedicar un pequeño espacio en el que voy a estar con un miembro del equipo. Si Dios quiere, voy a poder hacer esto con cada uno de mis artículos, presentandoos a una de esas buenas personas con las que paso los días. Estos chicos son los héroes desconocidos del cine, asi que creo que deben estar representados.”

El artículo sigue hablando de Kiran Shah, actor, extra y doble de altura de Elijah Wood y Martin Freeman, una de las personas más queridas del equipo de El Hobbit.

Esta noticia fue publicada en El Hobbit y etiquetada con , , , , , , , , , . Anota el permalink.

Deja una respuesta