El gran Christopher Lee, al que todos los Tolkiendili siempre recordaremos por haber interpretado a Saruman en las películas de Peter Jackson, ha fallecido a los 93 años de edad.

Hoy es un día triste para el cine y para todos los que amamos la Obra de JRR Tolkien, porque se ha ido uno de los nuestros, un amigo muy querido a pesar de haberse pasado buena parte de su carrera interpretando principalmente a villanos. Como se puede leer en la web de la agencia Europa Press, el gran Christopher Lee falleció el pasado domingo en el hospital londinense de Westminster debido a problemas respiratorios y a una insuficiencia cardiaca. El pasado 27 de Mayo, Lee cumplió 93 años de edad. Según ha publicado el diario británico The Telegraph, su mujer Birgit Kroencke retrasó el anuncio del fallecimiento del actor para poder avisar primero a sus familiares y amigos más íntimos.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Aquí va nuestro pequeño y sentido homenaje a una de las figuras más grandes del cine de las últimas siete décadas. Podéis leer aquí la biofilmografía completa de Christopher Lee.

El domingo se apagó una de las estrellas de la constelación cinematográfica y Tolkiendil, el domingo abandonó las costas de este mundo una auténtica leyenda del séptimo arte y un gran amante de la Obra de JRR Tolkien. El domingo  se nos fue Saruman, Drácula, el Conde Dooku, Francisco Scaramanga, Fu Manchú, hoy lloramos a Christopher Lee. Ha abandonado las costas de este mundo uno de los grandes, alguien a quienes muchos teníamos un cariño especial a pesar de conocerle únicamente por su trabajo en la gran pantalla. Esperamos que cuando su espíritu llegue a las Tierras Imperecederas tenga la oportunidad de coincidir de nuevo con nuestro querido Profesor.

Sí, Christopher Lee conoció al mismísimo JRR Tolkien, y lo hizo en The Eagle & Child. Probablemente muchos conoceréis la anécdota, aunque seguro que no sois pocos los que la desconocéis. Fue a mediados de los años cincuenta. Lee se encontraba de visita en Oxford con unos amigos, y una noche acudieron al celebérrimo pub. Y la diosa fortuna no solo quiso que esa noche Tolkien también visitara el pub, sino que uno de los amigos de Lee lo reconociera y le invitara a unirse a ellos. Así lo contó un emocionado Lee, que no dudó en confesar que estaba tan extasiado que casi se cayó de la silla, en una entrevista de hace varios años: “Era un hombre de aspecto benigno, fumando en pipa, caminando, un hombre inglés de campo con los pies en la tierra. Y era un genio, un hombre con un conocimiento intelectual increíble. Él conocía a alguien de nuestro grupo. Él (el hombre de nuestro grupo) dijo ‘oh Profesor, Profesor’. Y se acercó. Y cada uno de nosotros, bueno, yo me arrodillé por supuesto, cada uno de nosotros decía ‘¿cómo lo hace?’. Y yo solo dije ‘¿co…cómo…’. No podía creerlo. Pero nunca lo olvidaré.”

Tras casi siete décadas de carrera y más de doscientas películas a sus espaldas, Lee es parte de la historia del cine. Desde películas de serie B o serie Z de bajo presupuesto hasta grandes superproducciones, Lee consiguió hacerse un hueco en los corazones de millones de personas de todo el mundo, no solo porque con sus interpretaciones hacía únicos a todos sus personajes ya fueran protagonistas o secundarios, sino porque desprendía un magnetismo especial y transmitía un gran amor hacia su profesión y el cine en general. Christopher Lee tenía ese ‘no sé qué’ especial que solo tienen los más grandes.

Repasar su filmografía es repasar la historia misma del cine. Estuvo a las órdenes de algunos de los cineastas más brillantes de todos los tiempos como Orson Welles, Billy Wilder o John Huston y participó en algunas de las sagas cinematográficas más importantes como Star Wars, James Bond, y por supuesto, El Señor de los Anillos y El Hobbit.

Además todos los que admiramos y amamos la Obra del Profesor reconocíamos a Christopher Lee como uno de los nuestros, porque sentía una completa y total devoción por la Obra de JRR Tolkien. Pasión con la que dio vida a Saruman de una forma insuperable, la misma pasión que le llevó a una sonada bronca con Peter Jackson cuando este cortó las escenas de Saruman del montaje de cine de El Retorno del Rey. Tampoco es ningún secreto que Lee seguía fielmente el mismo ritual que muchos Tolkiendili: una vez al año leía El Señor de los Anillos.

Pero como nos diría Gandalf, personaje del que estaba enamorado Christopher Lee y que quiso haber interpretado en El Señor de los Anillos, ‘no lloréis, porque no todas las lágrimas son malas’. Y es que sin duda el espíritu de Lee ya se ha reunido con el de nuestro querido Profesor.

 

 

 

Esta noticia fue publicada en Películas y etiquetada con , , . Anota el permalink.

Comentarios

7 Responses to Fallece Christopher Lee a los 93 años de edad

Era un gigante de la interpretación, pura historia del cine. Solo espero que su espíritu haya encontrado la paz que merece en las Tierras Imperecederas, y que haya podido encontrarse de nuevo con el Profesor

Deja un comentario