Ponemos en marcha un concurso en el que podéis ganar un ejemplar de ‘El viaje del Anillo‘, de Eduardo Segura, un análisis de la estructura narrativa de ‘El Señor de los Anillos‘.

Nos alegra poder anunciaros que ponemos en marcha un nuevo concurso en El Anillo Único, en esta ocasión se trata de un ejemplar de la segunda edición de ‘El viaje del Anillo‘, un libro que contiene el texto revisado de la tesis doctoral de Eduardo Segura y que analiza la estructura narrativa de ‘El Señor de los Anillos‘, la obra magna de J.R.R. Tolkien. Un concurso que es posible gracias a la amabilidad y generosidad de la Editorial de la Universidad de Granada, y en el que puede participar cualquier persona de esta gran comunidad Tolkiendil, sea cual sea su nacionalidad o lugar de residencia.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Universidad de Granada

El viaje del Anillo‘ cuenta con un prólogo del filólogo y poeta Luis Alberto de Cuenca (Premio Nacional de Poesía 2015) y se presenta en una edición rústica con solapa. El presente ensayo, que contiene el texto revisado de la tesis doctoral de su autor, Eduardo Segura, se acerca a Tolkien desde las categorías expuestas por Aristóteles en su Poética, a la vez que traza las líneas maestras para una hermenéutica de la Tierra Media desde los conceptos que alumbraron los románticos ingleses y, después de ellos, ingenios de la talla de William Morris, George MacDonald o Gilbert Keith Chesterton.

El viaje del Anillo, de Eduardo Segura

Estas páginas constituyen un recorrido intimista, estético, e incluso iniciático, a través del cual el lector podrá adentrarse en las aguas profundas que revitalizan una y otra vez la potencialidad de sentido latente en el imaginario tolkieniano: las eviternas relaciones entre historia, leyenda y mito.

Homenaje al padre de la fantasía épica y guía de lectura de la fabulosa trilogía, ésta es una invitación al descubrimiento de los secretos de la fuerza y complejidad de una de las obras cumbres de la literatura del siglo XX.

El libro se puede adquirir en la tienda online de la Editorial de la Universidad de Granada a un precio de 20 euros (también se podrá comprar en librerías).

 

¿Cómo puedo participar en el concurso?

En esta ocasión la mecánica es distinta a la de los últimos concursos que hemos organizado. Para participar únicamente tenéis que estar registrados en El Anillo Único y contestar a la pregunta “¿Qué habría pasado si Sauron hubiera recuperado el Anillo?” en este tema del foro y en los comentarios de esta misma noticia. Insistimos en que podéis participar todos aquellos que formáis parte de esta gran comunidad, independientemente de vuestra nacionalidad o lugar de residencia. Podéis participar en este concurso hasta las 23:59 horas (hora española) del 10 de julio.

El Jurado, formado por los miembros del Equipo de El Anillo Único, elegirá la respuesta más completa, desarrollada y mejor argumentada, y anunciará al ganador el 15 de julio. Podéis consultar a continuación las bases del concurso, o descargarlas en PDF.

 

BASES DEL CONCURSO

Primera: Podrá participar en este concurso cualquier persona independientemente de su nacionalidad o lugar de residencia, excepto los miembros del Equipo de El Anillo Único.

Segunda: El plazo para participar en el concurso comienza el día 27/06/2016 y finalizará a las 23:59 horas (hora peninsular de España) del día 10/07/2016.

Tercera: Para participar únicamente hay que estar registrado en elanillounico.com y contestar a la pregunta planteada.

Cuarta: El resultado del concurso se dará a conocer en la web de El Anillo Único (elanillounico.com) el 15/07/2016.

Quinta: Una vez anunciado el resultado del concurso, el Equipo de El Anillo Único se pondrá en contacto con el ganador a través del correo electrónico.

Sexta: El Jurado estará formado por los miembros del Equipo de El Anillo Único.

Séptima: Si el ganador no se pone en contacto con el Equipo de El Anillo Único en un plazo de cinco (5) días tras el anuncio del resultado, el Jurado elegirá a un nuevo ganador.

Octava: El premio será el siguiente: un (1) ejemplar del libro El viaje del Anillo, generosamente cedido por la Editorial de la Universidad de Granada.

Novena: El Jurado elegirá al ganador seleccionando la respuesta más completa, desarrollada y mejor argumentada.

Décima: El envío del premio se realizará mediante correo certificado para garantizar su entrega.

Undécima: El Jurado se reserva el derecho a resolver cualquier situación no prevista en estas bases siendo su decisión inapelable.

Duodécima: Ante cualquier duda, se podrá contactar con el Equipo de El Anillo Único a través de los canales habituales: la web (elanillounico.com), la página de Facebook (http://www.facebook.com/ElAnilloUnico), la cuenta de Twitter (http://www.twitter.com/ElAnilloUnico) y el correo electrónico (eau@elanillounico.com).

Decimotercera: En ningún caso el premio podrá ser cambiado o canjeado por dinero en efectivo.

Decimocuarta: La participación en el concurso implica la aceptación de todas estas bases.

Esta noticia fue publicada en Concursos de EAU y etiquetada con , , , . Anota el permalink.

InicioForosConcurso de 'El viaje del Anillo' de Eduardo Segura

Viewing 10 posts - 1 through 10 (of 10 total)
  • Author
    Mensajes
  • #370735

    aca83
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 2
    • Total: 2

    Si Sauron hubiera recuperado el Anillo Único, hubiera pasado lo siguiente:
    Todos los Ainur contrarios a Sauron, sabiendo que el mundo estaría en peligro, hubieran descendido a Arda para que no se destruyera sus creaciones. Se hubieran unido con todos los Valar y seres vivos afines a ellos que no hubieran sucumbido al poder del Anillo por su gran fortaleza mental, para luchar contra Sauron y todas las imfames criaturas.
    Sería una batalla tan descomunal que los contrarios a Sauron, al cabo de poco tiempo, se darían cuenta que los avatares de la guerra destruirían todo lo que fue bello en Arda. Por lo que cambiarían de estrategia, siendo más sigilosos y reflexivos.
    Aunque a primera vista, pareciera que Sauron hubiera vencido, con el paso del tiempo, el mal siempre se vuelve contra sí mismo. Sauron estaría tan absorto en sus planes de guerra que no se percataría de las envidias de sus lugartenientes que querrían arrebatarle el Anillo. Lucharían entre ellos y acabarían sin fuerzas. Momento en el que los Ainur benignos les apresarían.
    Aunque, habiendo acabado con Sauron, no se podría determinar como una victoria, ya que ha habido mucha muerte, sufrimiento y tristeza.
    Pasarían siglos para que se reestableciera la paz, sin embargo, por la ciclicidad de la historia y la falta de memoria de aquellos que quisieron olvidar el pasado, volvería a ocurrir algo parecido, pero esta vez, procurando no caer en los mismos fallos.

    #370736

    choador
    Participant
    • Temas: 1
    • Respuestas: 7
    • Total: 8

    Si Sauron hubiera recuperado el Anillo Único es posible que hubiera significado el fin de la Tierra Media. Sauron habría recuperado el poder necesario para hacerse corpóreo, habría atraído mucho mal hacia Mordor (habrían llegado Dragones, Balrogs y muchos otros seres).

    Una vez recuperado el Anillo su principal objetivo habría sido aniquilar el reino de Gondor. Una vez hecho esto su siguiente objetivo hubiera sido Rohan, seguido de Valle, Erebor, la Comarca y todos los reinos y pueblos libres de la Tierra Media. La guerra no habría tenido color puesto que el poder adquirido por Sauron y Mordor igualaría el de los propios Valar.

    Para ser sincero, creo que incluso los Valar se verían obligados a intervenir si quisieran salvar realmente el destino yy vidas de los Primeros y Segundos Nacidos así como de las criaturas de Aulë. Puede que incluso tuviera el poder para liberar a Melkor y Ilúvatar hubiera tenido que intervenir en una guerra épica de impredecible desenlace.

    PD: se me olvidaba, además significaría que habría muerto Frodo. 🙂

    #370739

    IsiahGris
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 1
    • Total: 1

    Si Sauron hubiera recuperado el Anillo Único, esto es lo que hubiera pasado:

    Frodo y Sam perecieron en Sammath Naur. La batalla de Morannon terminó en una gran derrota para los Pueblos Libres. Sauron recuperó su forma corpórea y Aragorn se vio obligado a retroceder a Gondor, en donde Sauron asestaría su primer gran golpe. Sauron en persona dirigiría ese ataque y se encargaría de encontrar y dar muerte al heredero de Isildur, completando así su venganza contra aquel que una vez le arrebato todo su poder. A la misma vez, parte del ejercito de Sauron, comandado por la Boca de Sauron, se encaminaría al Norte, donde Erebor se encontraba sitiada y Dain II resistía. Conforme la Tierra Media volvía a caer bajo el dominio de Sauron, Gandalf se reunió con los grandes señores elfos en busca de consejo. Debido a que muchos elfos habían partido ya hacia las Tierras Imperecederas, no se podía formar un ejercito que frenará el avance de Sauron. Cirdan, con su acostumbrada perspicacia y sabiduría, instó a Gandalf a volver a Valinor y suplicar ayuda a los Valar.

    – Aunque sean reacios, no podrán cerrar los ojos al horror que Sauron esta provocando en la creación de Iluvatar, pues fue por ella que abandonaron el Vacío.

    Gandalf accedió y presuroso partió a los Puertos Grises, en donde Cirdan le dió el mejor barco de todos, el que mantenía en espera de la partida de los últimos de los señores elfos. Cuando por fin, en un día lluvioso, divisó a lo lejos una blanca orilla, supo que por fin había llegado. No se encaminó a la alta cumbre en donde habitaba el rey Manwë, pues sabía cual sería su respuesta. Se dirigió al norte, al otro extremo de las Tierras Imperecederas, lejos de todo, a los salones de su señora, Nienna, cuyo corazón sabía que podría apelar. Nienna, apenada por el dolor causado a la creación de Eru, convocó un consejo de los Valar. A este asistieron todos, desde los maiar a los vanyar y los noldor. Los Valar eran reacios a actuar, temían causar más daño que bien. Gandalf, Olorin en estas tierras, les instaba a actuar sin demora, y Varda, que ya había depositado su confianza en él cuando se decidió enviar a algunos maiar a la Tierra Media, secundó su urgencia.

    Finalmente, el consejo decidió actuar. Oromë y Tulkas fuerón enviados con un ejercito de maiar para enfrentarse a Sauron. Eönwë y Olorin actúan de heraldos. Al llegar a la Tierra Media, todo era caos y desolación. Gondor, Erebor y Rohan habían caído. Solo Lorien y Rivendel resistían, aunque con grandes dificultades, puesto que Nenya y Vilya habían perdido su poder y no podían ser usados para proteger dichos lugares. Oromë, encolerizado puesto que siempre ha amado la Tierra Media, reclamó la presencia del Señor Oscuro. Este, arrogante, confiado en su poder, le plantó cara. Y en las cenizas de lo que una vez fue el bosque de Fangorn, Oromë y él se batieron en una terrible batalla. Aún a pesar del poder del Anillo Único, Oromë logró vencerle y entre él y Tulkas consiguen apresarlo.

    – Tu destino será aún más duro que si te hubiese atravesado con mi lanza. Pues serás juzgado por Manwë y Mandos y no tendrán ni piedad ni compasión.

    Mientras los dos Valar escoltaban al derrotado Sauron, los maiar se unían a los elfos para derrotar al resto del ejercito de Sauron. La Tierra Media estaba profundamente herida y la Cuarta Edad de los hombres empezaba con gran pesar.

    No obstante, en uno de los lindes del bosque de Lorien, cuando ya el mal estaba controlado, Olorin y Aiwendil se reunieron. Olorin traía consigo un presente de Yavanna, unas semillas que Aiwendil debería de plantar y cuidar para así sanar las heridas de la Tierra Media. Y aunque la Cuarta Edad comenzó con muchas lágrimas, también comenzó con el fulgor de una nuevo amanecer.

    #370741

    azogelprofanador
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 2
    • Total: 2

    Si Sauron hubiera conseguido el Anillo (cuando Frodo, Sam y Gollum estan en Minas Morgul ), éste se hubiera hecho corpóreo y habría ganado la Batalla de los Campos del Pelennor con una fatídica derrota para Gondor, Rohan y los otros Pueblos Libres de la Tierra Media.

    El Mundo ha cambiado (otra vez)
    Esta vez no hace falta sentirlo, puesto que al mirar a tu alrededor puedes observar (tristemente) el daño que ha vuelto a hacer Sauron, pero esta vez más fuerte. Ya no existen los Pueblos Libres, todos son exclavos de Sauron. Frodo es torturado para sacar toda la información que sepa sobre algún ataque de los Pueblos Libres a Sauron, pero como Frodo no sabe mucho lo asesinan; al igual que Sam. Y así empezó la Cuarta Edad. Los que pueden huyen lo mas lejos posible de Mordor hasta que llegan (solo algunos) a Ered Luin. Estos afortunados se refugian en Forlindon mientras preparan un plan para huir en barco u organizar una batalla para destruir el Anillo. Por otro lado los Ents se esconden en una cueva de las Montañas Nubladas. Entonces un Ent (Bárbol) caminando por la cueva escucha un ligero sonido del mar; y lo primero que piensa es que hay una salida por ahí; y que tal vez las ent-mujeres estuvieran en el otro lado. Seguidamente Bárbol les dice a los demás ents que hay una salida. Los ents siguen a su jefe, y tras muchos días caminando, llegan a una parte donde el techo de la cueva es más pequeño, entonces intentan pasar arrastrándose hasta que llegan a ver la luz solar; y el techo se vuelve a hacer grande, y ya pueden caminar erguidos. Cuando llegan al final del túnel,se dan cuenta que el único rayo de luz que llega es el que pasa entre diversas rocas. Unidos todos los ents consiguen retirar una a una cada roca hasta que llegan a pasar tranquilamente; pero a la salida les esperaban un numeroso grupo de criaturas. Los ents habían llegado a Forlindon. Todos los que pudieron huir del Mal elaboraron un plan para acabar con Él. Así que todos atravesaron el túnel hasta llegar a las Montañas Nubladas. Los humanos, enanos, hobbits y elfos se subieron a los ents y llegaron hasta las Montañas Blancas. Las atravesaron y llegaron a Mordor.

    Un nâzgul ha visto al grupo de aventurados que se quieren enfrentar contra Sauron. Por la ladera donde descansaban los ents solo había telarañas y algunos huesos pequeños (pertenecientes a Sam, Gollum y a Frodo).En silencio, el nâzgul aprovecha la ocasión para mandar tropas para que acaben con esos desventurados. Los finos oídos de los elfos notan un sonido de pisadas fuertes, con el roce de hierro. Los elfos avisan a los demás del grupo para poder esconderse. Los elfos les prestan a los mas jóvenes su capa que les camufla; los elfos se esconden entre unas rocas y los ents se colocan algunas telarañas en la ramas y se ocultan en las entradas de diferentes cuevas.
    Llegan las huestes de orcos pero no ven nada que puedan llevarse a la boca, ni siquiera un simple insecto. Se oye un eco que sale de una de las cuevas. Los orcos se asustan, pero el líder de ellos les dice que debe ser la vieja Ella-Laraña. Entonces un ent decide salir de la cueva porque presiente que la araña está pisándole las raíces. Los orcos se asustan de tal forma que ponen pies en polvorosa. Los demás ents salen de sus cuevas rodeando a sus enemigos. Los elfos tensan sus arcos y empiezan a llover flechas fabricadas en Lórien, acabando con los orcos.
    Sauron sale de su puesto de mandos y va personalmente en busca de esos intrusos. Él seguido de numerosas legiones van dispuestos a atacarlos.
    La compañía de libres se encuentra en una explanada donde no hay ni vegetación, ni agua, y tampoco hay algún signo de que haya habido vida en el pasado. Sauron decide atacar ahora que están todos descansando. La primera tanda de lluvia de flechas cae alrededor del grupo sin causar graves daños a algún miembro de la compañía. Las tropas avanzan sin piedad a lo que se les pueda enfrentar.

    Esta vez, los orcos si llegan a herir de muerte a algunos humanos.  Mientras, Sauron dirige las tropas desde una torre de vigilancia, Barad-burzum ( Torre de la oscuridad) y ve como los suyos van ganando, reduciendo a los intrusos a 3941 ents ( los 2933  ents que dejaron su vida fueron quemados), 300 elfos, 2 centenares de hombres a pie y 3 a caballo ( algunos murieron por que mataron al caballo y el jinete cayó al suelo con mucha fuerza); un centenar de enanos,  y no mas de media docena de medianos. Lo que Sauron no sabía era que aún quedaban  seres en la Tierra Media en libertad.  A escondidas llegaron Gwaihir, el señor de los vientos; con Tom Bombadil a su lomo, Landroval (hermano de Gwaihir) con Baya de Oro encima suya; acompañados del resto de águilas.

    Las águilas tuvieron una épica batalla aérea con los nâzguls que entretuvieron bastante a la atención del Señor Oscuro. Baya de Oro entró en Barad-burzum, e intentó seducir a Sauron, con su inigualable belleza; para que el no estuviera atento, cuando apareciera Tom Bombadil y le pudiera cortar, al menos el dedo donde estaba el Único.

    De repente los orcos ,que iban ganando, sintieron un dolor en su cuerpo que los dejó bloqueados por unos breves minutos. Los intrusos aprovecharon para acabar con ellos.

    Lo que pasó fue que Tom Bombadil intentó arrebatarle el dedo que poseía el Anillo a Sauron, pero con la espada con lo que lo iba a intentar, Sauron le dioun brusco golpe haciendo que la espada hiriera a Tom, pero con un daga que tenía escondida Baya de Oro, le cortó el dedo.

    Al salir el Anillo de Sauron, él desapareció haciendo que los orcos no supieran que hacer, y los elfos, enanos, humanos, ents y el mediano que quedaba acabaran con los orcos.

    Ahora tenían que hacer la cosa más importante, destruir el Anillo antes de que los orcos que estaban aun en Mordor se lo arrebatasen.

    Con Tom Bombadil recuperándose, decidió ponerse el Único para que nadie supiera que el lo tiene. Él estaba tumbado en un camilla, mientras los resistentes enanos estaban llevándole hasta el Monte del Destino. A su lado se encontraba Baya de Oro para reconfortarle. Estos personajes estaban rodeados por una fila de enanos y hobbits; otra fila de hombres y elfos; y una última de ents. También las águilas les protegen desde el aire.

    Una tormenta les sobrevino, acompañada de una epidemia que les hizo perder el don de la orientación. Poco a poco se fueron desviando hasta llegar a una vieja torre abandonada antes de que Sauron perdiera el Anillo por primera vez.  Allí la tormenta paró y se oyó una gran voz:

    – veo que se os ha olvidado a un enemigo más fuerte que cualquier orco o troll. ¿Sabéis quien soy? Yo soy Saruman.

    Después de la derrota de los uruk-hai en el Abismo de Helm y de la destrucción de Isengard, Saruman escapó a Dol Guldur. Cuando se enteró que Sauron se había hecho corpóreo, decidió ir a escondidas para que no lo encontraran ( el seguía siendo sabio, y sabia que si le pillaban acabarían con él; y acabó pensando que el último sitio dónde irían a buscarlo sería en el mismo territorio donde habitan los orcos).

    Seguidamente Saruman empezó a formular diversos hechizos para que le entregaran el Anillo.  Las águilas se fueron del campo de batalla dejando al grupo solo, otra vez.

    Al cabo de un rato, volvieron las águilas con cuatro rivales importantes para Saruman: Gandalf ( que había sido devuelto a la vida por segunda vez ), Radagast y; Alatar y Pallando, los Magos Azules. Entre estos acabaron de una vez por todas con el corrompido Saruman, el que fue  llamado el Blanco.

    El grupo, ahora con cuatro magos protegiéndoles,  se encaminó hacia el Monte del Destino. Tardaron algún tiempo en llegar al volcán.

    Allí les esperaba un ejército más grande que el de la batalla anterior; en esta habia orcos, trolls, algun nâzgul y un Balrog.

    La batalla  empezó. Gandalf sabía lo que hacer para derrotar al Balrog. Las águilas se encargaban del nâzgul. Los ents fueron a por los trolls. Los elfos, humanos, enanos y los hobbits se encargaron de los orcos. Los otros tres magos ayudaron a todos los grupos. Tom Bombadil y Baya de Oro fueron esquivando los ataques de sus adversarios, para intentar llegar al Monte del Destino. Baya de Oro fue herida gravemente por un troll en el costado izquierdo. Tom iba a socorrerla, pero ella le dijo:

    – tu eres el único que no le afecta el Anillo. Ves  a destruirlo antes de que me tiente.

    Bombadil se dirigió lo más rápido, pero en la entrada al volcán le esperaba la descendiente de Ungoliant, Ella-Laraña. Ésta intentó envenenar a  Tom  varias veces, hasta que llegó Radagast e intentó paralizarla con éxito con uno de sus hechizos (el tiene especialidad con la naturaleza).

    Tom Bomadil fue a tirar el Anillo pero Ella-laraña volvió en si, e intentó envenenarle.

     

    Mientras, en la batalla, Gandalf derrotó al Balrog y se dirigió al volcán junto a Gwaihir, por si les necesitaban.

    Allí estaban el Blanco, el Pardo, el Señor de los Vientos, y Tom Bombadil. Era el momento de enmendar el Daño de Isildur. Tom lanzó el Anillo Único. Seguidamente Gwaihir y sus compañeros fueron desalojando a los suyos del volcán y del campo de batalla, porque entró en erupción el Monte del Destino.

     

    Ahora los pocos que quedaron fueron a reconstruir sus hogares, y ayudaron a sus amigos de otras tierras a reconstruir sus hogares también.

     

    Aquí concluye la historia de El Señor de los Anillos. (Versión: que hubiera pasado si Sauron se hubiera hecho con el Anillo Único).

    #370743

    JorgeGranados99
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 1
    • Total: 1

    Antes de nada, agradecer esta nueva oportunidad de conseguir un obsequio basado en el universo del Profesor Tolkien gracias a esta Comunidad. Una vez dicho esto…

    Si Sauron hubiese conseguido arrebatar el Anillo a Frodo Bolsón mediante alguno de sus esbirros, Samsagaz Gamyi habría sido asesinado o torturado con la intención de extraer de Frodo la máxima información posible sobre la situación actual de los Pueblos Libres y Aragorn, hijo de Arathorn, heredero de Isildur hubiese perecido junto con Gimli, hijo de Glóin; Legolas, hijo de Thranduil y el resto de su armada en la Batalla de Morannon (Batalla de las Puertas Negras) pues su intención de distraer a Sauron hubiese fracasado.

    Sin embargo, no sería Sauron en persona quien arrebataría el Anillo, sino, muy probablemente, uno de sus secuaces y es bien sabido que los orcos no son criaturas sabias ni mucho menos respetuosas con sus compañeros, además de carecer absolutamente de lealtad a menos que sea infundida con miedo y terror. Por lo tanto, es muy fácil pensar que un orco no se pensaría dos veces quedarse para él mismo el Anillo Único sabiendo el poder que le concedería, originándose de este modo numerosas disputas entre los mismos miembros de la armada de Sauron.

    También cabe pensar que la Guerra del Norte con el asedio de Erebor seguiría siendo victoriosa para los Enanos y los Hombres de Valle, permaneciendo así aún en la Tierra Media una fortaleza segura para los Pueblos Libres, además de los bosques encantados de los Elfos y reinos como Rivendel o Isengard, custodiada por los Ents.

    Ante la inminente amenaza, los pueblos de los Enanos y los Elfos olvidarían sus disputas para cargar juntos, planear una estrategia digna de la alta sabiduría de ambas razas y poniendo a su favor los diferentes terrenos como minas o bosques.
    Tampoco debemos olvidar la presencia en la Tierra Media de seres mágicos como Radagast el Pardo, el pueblo de las Águilas, los ya mencionados Ents o Tom Bombadil y Balla de Oro que, aunque reacios a entrar en este gran conflicto, no cederían su territorio a semejantes criaturas. Además, la muerte de Gandalf sería algo muy improbable y escaparía con Sombra Gris de aquellas tierras bañadas en sangre (¿quizás con el cuerpo consciente aún de Aragorn, evitando así su muerte, o con otro héroe de la batalla?) pues, a fin de cuentas, es una especia de “ángel enviado de los dioses”.

    De este modo, con las propias guerrillas por el Anillo entre los propios orcos, Uruk-hai y demás criaturas oscuras, que harían temblar los cimientos del ejército de Sauron y la última esperanza aún existente, es de sentido común considerar una nueva victoria inminente de los Pueblos Libres.

    Pero…

    ¿Y si el Anillo fuese recogido por una criatura más ligada a Sauron, como un Nazgûl, y llevada sin altercados al Señor Oscuro? Sauron recuperaría su forma corpórea y la situación empeoraría gravemente. No obstante, y pese a los conflictos relatados en “El Silmarillion”, los Valar no son para nada tercos, ni mucho menos “insensatos”, y aman la creación de Eru Ilúvatar en la que tuvieron un importante papel, y detestan a Melkor y sus vasallos tanto como un Troll detesta la luz del amanecer. No darían la espalda a sus hijos y volverían de Valinor para cargar de nuevo contra las fuerzas del mal, obteniendo así el Pueblo Libre una enorme ventaja sobre las fuerzas oscuras y derrocando el poder de Sauron en el sur; desapareciendo el mal durante muchos años hasta la llegada de la Dagor Dagorath.

    En conclusión y en mi opinión, la recuperación por parte de Sauron del Anillo no supondría la invasión total de la Tierra Media por su ejército. Sí un enorme sacrificio de gente libre, pero no el exterminio del Pueblo Libre ni su derrota, sino una postergación de la derrota del Señor Oscuro, de la destrucción del Anillo, pues “donde no falta voluntad, siempre hay un camino” (J.R.R. Tolkien).

    Que vuestra barba continúe creciendo. Baruk Khazâd! Khazâd ai-mênu!

    #370745

    BarryBurton
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 1
    • Total: 1

    Si Sauron hubiese recuperado el Anillo Único, está claro que lo primero que hubiese pasado es que Frodo y Sam estarían muertos, ya que uno era el portador y el otro su acompañante fiel, además de Gollum, que no habría soportado que otro llevara a su “preciosso”. En cuanto a la Tierra Media sí pienso que habría habido variaciones, porque las huestes de Sauron tendrían mayor coraje y maldad, con la inmediata consecuencia de que habrían luchado con mayor fervor y fidelidad hacia su “amo”, pero estos cambios no serían tan grandes, ya que por el bando de nuestros amigos tendríamos un mago con mayor poder que antes (de Gandalf el Gris pasamos a Gandalf el Blanco), unos jinetes de Rohan bastante fuertes y valientes dispuestos a darlo todo por su reino, los elfos de Rivendell se habrían unido también a la batalla como antaño hicieran con Elrond a la cabeza, Faramir y sus hombres y, por último, tanto Aragorn, Legolas y Gimli habrían llegado con el ejército de los Muertos, totalmente imparables. Por no hablar de Gwaihir y sus Grandes Águilas o los ejércitos de enanos que se hubieran podido unir a la batalla. Es decir, si ya en su momento, Isildur pudo cortarle el dedo a Sauron con el filo de Narsil hecha pedazos, este ejército de ahora, más poderoso a mi entender, hubiera acabado con Sauron y sus ejércitos. Lo que se lamentaría serían las muertes de Frodo y Sam. Esa es mi teoría, no sé si válida o no. Tampoco sé si Sauron tendría más poder que en la otra batalla que hubo, pero ya digo, esa es mi teoría. Saludos.

    #370797

    manuelalvarezbenavides
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 1
    • Total: 1

     

    Si Sauron hubiera recuperado el anillo:

    Pues probablemente Gondor y Rohan hubieran sido aniquiladas a manos de los orcos y de su líder Sauron, que hubiera vuelto a recuperar su forma. Se hubieran vuelto a reunir ejércitos de todas las razas que o bien sobrevivieron a las pasadas o bien no se involucraron, como elfos que partieron de los puertos grises y han regresado para proteger su tierra, enanos de aislados que no han salido de sus minas en décadas, barbols protegiendo su gran enorme bosque negro o simplemente hombres corrompidos por el miedo. Pero no creo que hubiera ejercito suficientemente fuerte como para derrotarlo, excepto el único personaje que ha pasado desapercibido en toda la saga  con el suficiente poder para derrocar al rey oscuro, Tom Bobadil. J.R.R Tolkien metió en su libro a este personaje por alguna razón, como una vía de escape para que lo lectores pudieran opinar sobre él. Además es el único personaje que al ponerse el anillo no se vuelve invisible. Con su misterioso y gran poder podría derrotar a al rey oscuro Sauron, ojo a Sauron no al anillo. Tom solo utilizaría su poder para defender su hogar a manos de Sauron, lo de destruir el anillo será encomendado a otro personaje y no, no creo que lleven a las águilas surcando los vientos para llegar al monte del destino como todos hemos pensado,  seguramente ahí entrara un personaje nuevo pero eso dejémoslo a la imaginación de cada uno.

    #370903

    JulioR
    Participant
    • Temas: 0
    • Respuestas: 1
    • Total: 1

    Anales del Antiguo Harad

    Año 1 de la Cuarta Edad del Sol. La Edad del Anillo

    Y aquí continúa la historia del Gran Sauron, quien después de haber recuperado el Anillo Único obtuvo el poder para destruir a nuestros enemigos y convertirse en Señor de la Tierra Media

    Tras la victoria en los Campos de Cormallen, donde murió Aragorn Rey de Gondor y último heredero de Isildur, los Hombres del Oeste y Amigos de los Elfos se retiraron a la Torre de Blanca. Mientras tanto, en el Norte, Lorien resistió al tercer ataque desde Dol Guldur gracias al poder de la Hechicera del Bosque. Por otro lado, en el Valle de Erebor se dio lugar la gran Batalla al pie de las Montañas donde murió el Rey Enano Dain Pie de Hierro y el Rey Brand del Valle. Así fue como el Señor de los Anillos viajó al Norte para comandar el sitio de Erebor y tras varios días de asedio cayó la ciudad de los Enanos donde murieron Thorin III Yelmo de Piedra a manos del mismo Sauron y Bard II último Señor de los Hombres del Valle.

    Después se dio lugar el Cuarto ataque de Dol Guldur a Lorien, conocida como La batalla de Luz y Oscuridad, donde la Hechicera del Bosque pereció ante el poder del Señor de los Anillos y terminó por desvanecerse como el resto de su pueblo. El Anillo Blanco fue recuperado, aunque se dice que la Hechicera llegó a aparecerse en el Bosque como una dama del Lago.

    Segundo Asedio de Gondor, donde el Mago Blanco comando la batalla que duró diez días junto con el último Senescal de Gondor, Faramir hijo de Denethor quien falleció luchando contra el gran guerrero del Sur Haashim La Cobra del Desierto. El último día de la batalla, el Mago Blanco se enfrentó al Señor Oscuro en el séptimo nivel de la Torre Blanca y ahí fue encadenado y hecho prisionero hasta el final de los días. También cayeron ese día los príncipes elfos Elladan y Elrohir. El Anillo de Fuego fue recuperado

    Última batalla de los hombres del Oeste en el Castillo de Oro. Los Nazgul atacaron a los hombres de los caballos y murió al fin el último Rey de Rohan, Eomer junto con su hermana Eowyn, la doncella del brazo escudado.

    Al oeste, el Mago Multicolor recibió ayuda del Único para liderar la batalla en Rivendel donde se enfrentó finalmente al Señor de los Elfos y recuperó el Anillo de Aire. Ahí también pereció Glorfindel de los Cabellos Dorados tras una cruenta batalla

    Al final, los puertos Grises ardieron y ningún elfo pudo viajar de nuevo a Las Tierras Imperecederas. La Guerra había concluido e inició la Edad del Anillo.

     

    Año 2 de la Cuarta Edad …

    -¿Sigues leyendo las antiguas historias de los elfos?- preguntó Daz mientras entraba a la sala.– Creo que te estás obsesionando con eso.

    -Quizás… – le respondí  cerrando el antiguo libro– pero hay algo en ellas que me hacen despertar un sentimiento que no se describir. Los antiguos Hombres del Oeste lucharon hasta el final contra el Señor Sauron junto a los Elfos aunque no tenían oportunidad de vencer.

    -El Señor recuperó los anillos que le fueron arrebatados y destruyó a los infieles que se negaron a reconocerlo como salvador del mundo. El Señor hizo lo que era necesario.

    -Lo sé, eso dicen las escrituras.  El Gran Ojo liberó a los hombres del dominio de los Elfos y heredó las tierras verdes a los que fueron fieles a él. Los Haradrim, los hombres de Rhun y los corsarios de Umbar, entre otros. Pero hay algo extraño… Siento empatía por los hombres del Oeste y los Elfos. Una empatía acompañada de un gran dolor. Esas antiguas civilizaciones defendieron aquello en lo que creían pero fueron abandonados por sus dioses paganos.

    -Los abandonaron porque sabían que su tiempo había terminado. Solo existe un Dios, Melkor, cuyo servidor es Sauron quien ascendió al cielo, más allá de las puertas de la Noche según las escrituras para traer a nuestro Dios a la tierra junto con la inmortalidad para los hombres fieles y un reino glorioso.

    -La inmortalidad es algo que siempre deseamos los hombres. Es un don que solo fue injustamente concedido a los antiguos elfos según dicen. Pero también me pregunto ¿Qué hay de malo en ser mortales? No creo que vivir por siempre sea bueno para nosotros. Estaríamos atados a la vida de la tierra misma y tendríamos que soportar ver como todo lo demás crece y desaparece incontables veces hasta el fin del mundo. Creo que nuestro destino está más allá de la vida y la muerte es solo un camino al que todos debemos llegar y el “regalo” de la inmortalidad solo nos privaría de ese gran destino.

    -Hablas como esos paganos. Creo que ese vicio tuyo te está afectando. La muerte es algo malo (un castigo) y el Señor venció a la muerte cuando dio a los hombres los Grandes Anillos.

    -Pero a cambió de someterse a su voluntad. Los Nazgul perdieron su libertad. Perdieron su humanidad. Fueron esclavos del Anillo

    -Ganaron su inmortalidad al servir al Señor. Se convirtieron en sus fieles seguidores y es lo que nos pide a todos nosotros. Todos debemos servir al Señor Sauron y a Dios Melkor.

    -No nacimos para ser servidores. Nacimos para vivir y nacimos para morir. Ese es nuestro destino y nuestro divino Don. La inmortalidad es innatural a los hombres y el tratar de alcanzarla solo nos llevará al sufrimiento.

    -¿Entonces que propones? ¿Que dejemos de seguir a nuestro Señor y dejar de desear la vida eterna?

    -Aceptar lo que somos. Hombres mortales destinados a morir. Deshacernos de nuestros deseos y aprender a dejar ir todo aquello que tememos perder una vez que abandonemos el mundo.

    -Tus palabras son extrañas, como si vinieran de otro lugar, pero siento que hay verdad en ellas… Aun así nos pides que nos aferremos a un destino desconocido. Ningún muerto ha regresado para decirnos que hay algo más allá de la vida.

    -Hay que tener esperanza aun cuando no conozcamos el final del camino.

    Guardaron silencio mientras el Sol se ocultaba y empezaban a salir la luna y las estrellas. Los dos amigos caminaron al jardín y alzaron la vista. La estrella del alba se alzó alta y brillante seguida de las demás constelaciones que iluminaron el cielo nocturno. Entonces sintieron algo en su corazón que se encendía como un fuego que había estado apagado por mucho tiempo… Estel

    #371057

    Hombre_Cetrino
    Participant
    • Temas: 28
    • Respuestas: 2443
    • Total: 2471

    Si Sauron hubiera recuperado el Anillo, lo primero que hubiese ocurrido sería una derrota aplastante de los Pueblos Libres en la Batalla de Morannon (no creo que el Señor Oscuro lograse hacerse con el Único a tiempo para la Batalla de los campos del Pelennor, con independencia del momento en el que Frodo cayese y alguna criatura malvada lograse hacerse con el Anillo; dada la codicia brutal que propicia hacia sí ese objeto maldito, es evidente que el secuaz de Gorthaur que tuviera el Único intentaría ocultarlo avariciosamente para sí mismo, aunque debido el control que el antiguo lugarteniente de Morgoth ejercía sobre sus secuaces, finalmente, no lo lograría –recuérdese que muy probablemente los Nazgúl no serían quienes recobrasen el Único para la Oscuridad, a no ser que lo hiciesen al principio de los hechos acaecidos en El Señor de los Anillos, ocupados como estaban en otros menesteres). A continuación, las fuerzas de Mordor recuperarían Cair Andros, y, en pocas semanas, se harían con el control de Minas Tirith, ya deteriorada por la citada Batalla de los Campos del Pelennor, y poco después arrasarían Gondor completamente (recuérdese el viejo rencor que el Señor Oscuro sentía hacia los Númenóreanos, que lo hicieron prisionero una vez).. Mientras tanto, como las noticias vuelan, el desánimo se apoderaría, no del ejército septentrional de Sauron (como sucedió), sino de los defensores de Erebor tras la Batalla de la Ciudad de Valle; la Montaña Solitaria (y con ella toda la región circundante, como por ejemplo el Lago Largo) no tardaría mucho en caer. La tierra de los Rohirrim sería vencida también (no sin lucha), más fácilmente que Gondor, pienso. Los Dunlendinos serían, a todas luces, más sencillos de dominar para el Señor Oscuro que los Eorlingas. Claro está, durante los combates contra estos dos reinos organizados, a Sauron le vendían dificultades de los Ents y los Drúedain, sobre todo de los primeros, con los que se vería obligado a emplear grandes cantidades de proyectiles ardientes para vencerlos, cosa que lograría; aún así, perdería gran cantidad de tropas; por supuesto, devastaría los bosques.
    Tolkien nos dice que el poder residente en la tierra de Lórien era demasiado grande para que fuera conquistada, a no ser que Sauron fuese allí él mismo, cosa que sin duda haría. Después atacaría el Bosque Negro desde Dol Guldur y el Este. Vencería en ambos casos sin duda, ayudado por el poder del Anillo (recuérdese que los tres Anillos de los reyes Elfos también estaban, en última instancia, sometidos al Único). Los beórnidas tampoco tardarían en sufrir una derrota aplastante. A partir de ese momento, el Señor Oscuro consolidaría fácilmente su poder en el Este y el Sur, y Eriador sería para él un objetivo fácil, aunque no dudo que Rivendel resistiría y que los montaraces del Norte le crearían problemas. Encontraría Gorthaur en el Bosque Viejo a su mayor rival, el único ser de la Tierra Media más poderoso que él: Tom Bombadil (no olvidemos que el Anillo no le afectaba), que además contaría con la ayuda de Baya de Oro. Serían necesarias todas las capacidades del Señor de los Anillos y sus seguidores para vencerle, pero finalmente lo conseguirían antes o después (tal vez Tom fuese el último ser en caer bajo el poder del Señor Oscuro tras hacerse éste con el Único, como se nos indica en la obra tolkieniana). La Comarca estaría ya bastante sometida para entonces por Saruman y los suyos; eso le vendría bien a Sauron; aun así, creo que ejecutaría a Curunir y a Gríma Lengua de Serpiente (dos seres astutos propensos a la traición no son lo que un tirano querría tener entre sus sirvientes).
    Quedarían las Montañas Azules y los Puertos Grises, posiblemente aguantarían durante mucho tiempo antes de ser conquistados por las fuerzas de las tinieblas.
    A todo esto puede oponerse la idea de que los Pueblos Libres contraatacarían, y de que los seres benéficos más poderosos de la Tierra Media (como los cuatro Istari que no he mencionado todavía específicamente aquí, etc.) podrían hacer causa común contra el Señor de los Anillos. Indudablemente, eso debe tenerse en cuenta, así como que Gandalf el Blanco, por ejemplo, resistiría combatiendo hasta su último aliento… pero no hay que olvidar que Tolkien nos dice en sus escritos que Sauron, con el Anillo puesto, era más poderoso que Morgoth al final de la Primera Edad del Sol… es evidente que el resultado final no variaría, como tampoco lo haría en lo esencial si Gorthaur hubiese recobrado el Único con anterioridad incluso a que llegase a manos de Frodo.
    A partir de su victoria, aunque la obtendría con grandes pérdidas, el Señor Oscuro sometería a todos los pueblos de la Tierra Media a una esclavitud sin límites. Es probable que los Elfos y los Dúnedain incluso fueran exterminados, así como quizá los Enanos, a los que Gorthaur odiaba más desde que vio que los 7 Anillos no les dominaban tanto como él había previsto. Como también nos explica Tolkien que Sauron tampoco estaba especialmente en contra del bienestar físico de sus seguidores, tal vez algunos de los principales señores Humanos y Orcos que le habían servido se vieran en cierta forma beneficiados con los cambios. Todas las tierras perderían su belleza, o gran parte de ella, irremediablemente durante el dominio del lugarteniente de Morgoth, poco dado al ecologismo, hasta que…
    Pueden darse dos situaciones. En una de ellas, un mensajero (podrían también ser varios), probablemente un Elfo o un Mago, consigue llegar en busca de auxilio a las Tierras Imperecederas desde los Puertos Grises, y, aunque lo cierto es que los Pueblos Libres ya habían recibido ayuda del Occidente contra el Señor Oscuro cuando los Istari aparecieron en la Tierra Media, seguramente los Valar judgarían a los Habitantes de la Tierra Media dignos de más auxilio, en cuyo caso intervendrían. No creo que actuasen personalmente los propios Señores del Occidente, pero es muy posible que enviasen a algunos Maiar y Altos Elfos para que ayudasen a combatir a Sauron –la forma en que actuaron los Magos en la Tierra Media nos dice que los Valar consideran que la salvación de los Pueblos Libres frente a las fuerzas de la Oscuridad debe depender sobre todo de los citados pueblos, por lo que creo que la ayuda sería considerable pero no espectacular; tras el Cambio del Mundo veo improbable que los habitantes de las Tierras Imperecederas interviniesen en tan gran medida como lo hicieron en la Guerra de la Cólera, pese a que no lo descarto-. Muy posiblemente, esta intervención se hubiera llevado a cabo antes de que Gorthaur pudiese consolidar su control sobre la Tierra Media entera. Creo, en todo caso, que el resultado final sería similar al que tuvo lugar tras la victoria de la Última Alianza al final de la Segunda Edad… con mayores daños que reparar después, me temo. También podría suceder que los pueblos de la Tierra Media prefiriesen servir a Sauron, o no osasen enfrentársele. En ese caso -o si los Poderes no se conmovieran en primera instancia, algo más bien improbable- la situación sería nuevamente una victoria aplastante del Señor Oscuro. Al haber demostrado ser indignos de toda ayuda, los Pueblos Libres no recibirían más socorro de los Señores de Valinor. Lo que nos lleva a la segunda situación…
    La segunda posibilidad es que la tiraría de Sauron se prolongase durante siglos… hasta la venida de Cristo, naturalmente, pues no debemos olvidar que hay que interpretar el mundo de Arda en clave tolkieniana, es decir profundamente católica. No sabemos si Jesús predicaría de forma pacífica y moriría defendiendo sus ideas dejando tras de sí seguidores que continuasen su labor, como se nos dice en los textos sagrados que ocurrió (insisto en que la inquebrantable fe de Tolkien veía las cosas precisamente de este modo), o si se vería obligado a actuar en este caso como un Mesías guerrero, pero si podemos estar seguros de que su llegada significaría, antes o después (siempre desde el punto de vista de nuestro autor favorito) la caída definitiva del Señor de los Anillos, fuera ésta como fuese, de forma irremediable. Eso sí, de cumplirse esta última posibilidad, me temo que las heridas causadas en todos los sentidos por el dominio de Sauron serían aún más terribles, al haber sido éste más largo.

    #371084

    Aragorn_II
    Moderator
    • Temas: 142
    • Respuestas: 2976
    • Total: 3118

    ¡Muchas gracias a todos los que habéis participado! Anunciaremos al ganador del concurso este viernes día 15 de julio 😉

    ¡Un saludo!

Viewing 10 posts - 1 through 10 (of 10 total)

The topic ‘Concurso de 'El viaje del Anillo' de Eduardo Segura’ is closed to new replies.