• Status: No

La primera, y posiblemente la mejor biografía de J.R.R. Tolkien, nos narra la vida del escritor desde sus primeros años en el Estado Libre de Orange (actual Sudáfrica) hasta su muerte en Inglaterra en 1973 y nos va revelando a través de ese largo viaje todas las vivencias, recuerdos, e influencias que afectaron en mayor o menor medida la Obra de Tolkien. Un excelente libro para descubrir, rastreando a través de su vida, toda la filosofía tolkieniana: su sentido cristianismo, su amor por la naturaleza, su odio hacia la industrialización, su afición a las lenguas y los cuentos de hadas, sus recuerdos sombríos de la guerra… Si alguna vez os preguntasteis de donde surgieron las lenguas de los Elfos, quiénes fueron los auténticos Beren y Lúthien, como nació ‘El Señor de los Anillos‘, qué representa el Anillo y por qué Saruman es, quizá, el peor de los enemigos, no debeis dejar de leer esta biografía. Muchas de vuestras preguntas pueden encontrar respuesta.

 

Reseña

“Tengo la firme opinión de que investigar la biografía de un autor es una forma totalmente vana y falsa de aproximarse a sus obras.”

(J.R.R. Tolkien)

Muy posiblemente Tolkien tenga algo de razón. Yo me consideraba ya Tolkiendil mucho después de leer buena parte de su obra y mucho antes de que me decidiera a leer su biografía. De hecho, lo que conocía de la vida de Tolkien lo absorbí por referencias en foros de internet, y a las ‘Cartas de J.R.R. Tolkien‘ que posteriormente leí y que publicó este mismo biógrafo, Humphrey Carpenter.

Esta era mi asignatura pendiente, y ahora debo lamentar que no pusiera antes solución a tan lamentable desidia.

No es que sea imprescindible conocer las circunstancias de su vida antes y durante el tiempo en que escribió sus obras, pero si es muy conveniente conocer su pasión por los lenguajes, vivos, ancianos, muertos e inventados para comprender que debió crear a los elfos para justificar alguna utilidad práctica de la lengua que creó y que ellos debían hablar. No hay paradoja del huevo o la gallina, porque por extraño que parezca, aquí está meridianamente claro que el lenguaje precede al ser. La fascinación de Tolkien por el sonido de las palabras y su don para descifrarlas, como Neo decodifica Matrix, no deja de ser, como otros asuntos parecidos a este ejemplo del lenguaje y que encontrarán en esta biografía, claves que permiten una nueva relectura de su obra desde una perspectiva relacional de la misma con respecto a las circunstancias y fuentes de inspiración de su creador.

Humphrey Carpenter tuvo que bucear por entre ingente cantidad de papeles escritos caóticamente almacenados, a la vez que junto a múltiples testimonios hablados, para situarnos la obra en el contexto de la vida externa gris de un profesor universitario, y su mundo interno luminoso y tremendamente florido de imaginación desbordante.

Tenemos ejemplos sobrados de disgusto de su hijo Christopher con mucho de lo que ha venido acompañando a la obra de su padre en estos tiempos en los que se ha creado un fenómeno en torno a ella. En este caso, es todo lo contrario, pues Christopher colaboró activamente en el trabajo de esta biografía. Bendita tu eres entre todas las biografías, y bendito es el fruto de tu mente, John Ronald.

 

Joan Carles “@nirnaeth

Anota el permalink.