Cuando J.R.R. Tolkien dejó de lado ‘El Silmarillion‘ en 1937, el desarrollo de la “mitología” de las últimas Edades apenas había comenzado. Fue en los Apéndices de ‘El Señor de los Anillos‘ donde surgió una estructura histórica comprensible y una cronología de la Segunda y Tercera Edad, abarcando todos los hilos que confluirían en La Guerra del Anillo.

Es bien conocido el retraso en la publicación de ‘El Retorno del Rey‘ por la dificultad que encontró en redactar esos Apéndices. Pero en ‘Los Pueblos de la Tierra Media‘, Christopher Tolkien demuestra que existía una estructura original en escritos sueltos y en notas que difieren de la versión publicada. En estos textos tempranos se ve la evolución de la estructura cronológica de las últimas Edades, los calendarios, las genealogías de los Hobbits y el lenguaje Oestron o Lengua Común.

En este volumen final de la ‘Historia de la Tierra Media‘ están incluidos otros escritos tardíos de J.R.R. Tolkien, cuando nuevos añadidos y construcciones fueron apareciendo para equilibrar la historia inicial. El libro concluye con dos relatos inicialmente abandonados, únicos en la descripción del tiempo y el espacio: ‘La nueva sombra’, ambientado en Gondor en la Cuarta Edad, y el cuento ‘Tal-elmar’, en el que la llegada de los temidos barcos de Númenor es vista a través de los ojos de los Hombres de la Tierra Media en los Años Oscuros.

Anota el permalink.