Entrevistamos en exclusiva a Ralph Bakshi, director de la película de animación de ‘El Señor de los Anillos‘ con motivo de su 40 aniversario.

Para varias generaciones de tolkiendili, el primer contacto con el legendarium de J.R.R. Tolkien fue a través de la película de animación de ‘El Señor de los Anillos‘ dirigida por Ralph Bakshi y estrenada en 1978. Una película que durante años ha sido vista por muchos niños de todo el mundo, niños que quedaron encandilados con ese mundo de Elfos y magos y quisieron saber más sobre él. Aunque se trata de una película que no deja indiferente a nadie por el estilo y las técnicas empleadas en su producción, fue el primer largometraje que adaptó de forma oficial la obra magna de Tolkien. Una adaptación muy apreciada por la mayoría de los tolkiendili a pesar de estar inconclusa.

La película, que ha sido remasterizada y editada en DVD y Blu-ray para que pueda ser difrutada por todos nuevamente, cobra importancia este año ya que en este 2018 se cumplen 40 años de su estreno. Seguro que en los próximos meses la película será objeto de todo tipo de homenajes y tributos, o incluso de reestrenos, como ocurrió hace un mes en España, donde la película de Bakshi se reestrenó en cines de forma limitada.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Nosotros también hemos querido celebrar el 40 aniversario de ‘El Señor de los Anillos‘, y lo hacemos con una entrevista a su director, Ralph Bakshi. En ella nos habla del rodaje en España, de por qué la película está inacabada, de la influencia que tuvo su obra en las películas de Peter Jackson, e incluso de su deseo de completar la película.

 

[You can read HERE the interview in English]

 

En primer lugar nos gustaría expresar nuestro más sincero y profundo agradecimiento a Ralph Bakshi y a su hijo Eddie por su amabilidad y generosidad al atendernos.

Como es nuestra costumbre, publicamos la entrevista tanto en español como en inglés. Una entrevista que no habría sido posible sin la colaboración de @nirnaeth y de nuestra amiga Findûriel (os recomendamos que visitéis su blog Espera a la primavera, en el que escribe y traduce un buen número de artículos de lectura obligada).

Si queréis saber más sobre Ralph Bakshi y su obra podéis visitar su página web, su página de Facebook, su cuenta de Twitter y su cuenta de Instagram.

 

Ralph Bakshi: “Cuando hice ‘El Señor de los Anillos’ no tenía nada en lo que fijarme, y Peter Jackson tenía todo lo que yo hice”

 

 

El Anillo Único: Estamos en 2018 y obviamente es el aniversario del estreno de ‘El Señor de los Anillos’, su película. ¿Cómo percibe su película y cómo la valora tras cuatro décadas?

Ralph Bakshi: Sí, buena pregunta. En primer lugar, estás hablando con un hombre muy extraño. No veo mis películas una vez hechas. Ninguna. No las veo porque les tengo miedo. Cuando las veo… Porque bueno, sabrás que no tuve un estudio grande y el presupuesto… el dinero siempre fue un problema. Así que nunca… solo intenté terminarlas lo mejor que podía. Así que no las veo. Ojalá hubiera tenido tecnologías informáticas en aquella época. Desde luego lo que intentamos hacer en ‘El Señor de los Anillos‘ en los setenta era prácticamente imposible. Era muy difícil con las técnicas de animación antiguas. No juzgo la película porque no la he visto nunca más… Si la viese, seguramente no me gustaría (risas). Esos son todos mis motivos. Probablemente pensaría: “Maldita sea, no me gusta, me siento como un idiota por haberla hecho”. Evito andar por los antiguos senderos, esa es la verdad.

 

EAU: Quizás tras estos 40 años usted cambiaría algo. ¿Usaría una técnica diferente para cambiarla?

R.B.: Sí, claro… Cuando hice ‘El Señor de los Anillos‘ tuvimos que calcar fotografías. Grabamos la acción real en España y todos los elementos de la acción real y fue genial. Y, después, calcamos la fotografía. Hoy… y, bueno, siempre, me han caído broncas por hacer eso, los puristas de la animación no aprobaban eso. Ahora todo se realiza tecnológicamente, se llama control de movimiento. Si hubiera tenido control de movimiento hubiera hecho grandes cosas.

 

EAU: Tras el estreno de su película muchos fans en todo el mundo echaron en falta, y lo siguen reclamando, una segunda parte de la película. ¿Podría decirnos por qué nunca hubo una segunda parte?

R.B.: Debo decir que me metí en una gran disputa con la distribuidora y el productor. En primer lugar, yo no tenía los derechos de El Señor de los Anillos. No fui y los cogí sin más. Había leído los libros y me encantaron, aún me encantan. Y cuando ya tenía los derechos necesitaba a alguien que los produjera.

En mi contrato ponía ‘El Señor de los Anillos, parte uno‘, lo que significaba que por mi parte y por la escritura, ellos producirían la primera parte. Pero, llegada la fecha dijeron que nadie iría a ver la “parte uno”. Así que traicionaron mi contrato y a la gente que fue al cine haciéndoles creer que la película terminaría.

Así que me enzarcé en una gran discusión con ellos y no quise trabajar con ellos nunca más. No confiaba en esa gente. Simplemente, no confiaba en ellos, lo digo de verdad.

Me hicieron mucho daño a mí y a la película, estaba muy enfadado con ellos. Y esa es la razón por la que nunca la terminé.

 

EAU: Uff, es una pena, ¿no?

R.B.: Sí, yo creo que sí. Pero, me dolía más otra cosa, quiero decir, ellos siguieron ganando, pero yo recibí todos los palos, la gente me culpaba a mí por no terminar la película. Claro que podría haber hecho la acción real si no hubiera hecho la primera parte rompiendo el contrato. Es un doble agravante. ¡Pero, es la vida! ¡Así es la vida!

Sin embargo, por otro lado, bueno, fui a Madrid, visité España. Y vi las obras de Goya… Goya es mi artista favorito y realmente es genial, me encanta. Visité el museo real de Goya y me quedé con uno de mis estilistas favoritos… Así que me lo pasé muy bien (risas).

 

(Ralph Bakshi durante el rodaje de ‘El Señor de los Anillos‘ en el castillo de Belmonte)

 

EAU: ¿Por qué eligió España para grabar?

R.B.: Por varias razones. En primer lugar, los… Para mí y hasta donde yo sé, los especialistas españoles que he conocido son increíbles. Hay muchos caballos en España. Me dijeron que había una terrible cantidad de caballos en España. Los especialistas eran brillantes, montaban a caballo de espaldas. Giraban a los caballos a toda velocidad al tirar de su crin. Tengo varias anécdotas de cuando estuvimos en los castillos. Un equipo genial y, por supuesto, muchos paisajes, muchos paisajes españoles. Y, además, quería ver las obras de Goya (risas).

 

EAU: ¿Es uno de sus recuerdos de la experiencia de rodaje en España? ¿Recuerda las obras de Goya?

R.B.: ¿Bromeas? Por supuesto. En ese momento y aún hoy las pinturas negras me parecen una obra de arte… Él era único como pintor y como artista. Hay muchas cosas en mi película que aprendí de Goya. Recuerda que también hice ‘Heavy Traffic‘. Y sí, es mi ídolo, le admiro mucho. Es un buen artista. Por cierto, nos divertimos mucho. Tengo dos anécdotas que contarte.

 

EAU: Eso es genial.

R.B.: Bien, pues fuimos al castillo. Todos los especialistas estaban en el muro, tendrían que recrear una batalla, les íbamos a grabar, y tenían que caer, ¿no? Entonces les pregunté: “¿Dónde están las redes en las que debéis caer, las enormes colchonetas mullidas?”. Se rieron mucho y… entonces… no pude pararles, ¿sabes que hicieron esos tíos? Había cajas con algodón.

Donde cayeron. Tenías que parar para escuchar la caía… Esos tíos eran… Yo estaba con la boca abierta. Eran absolutamente… eran héroes. Así que se confirmó lo que yo pensaba. Lo pasé muy bien, muy muy bien. Eran unas personas fantásticas.

 

(Rodaje de ‘El Señor de los Anillos‘ en el castillo de Belmonte)

 

EAU: El castillo de Belmonte fue una de sus ubicaciones principales. ¿Hubo más ubicaciones en las que ha rodado?

R.B.: Por todo el paisaje, pero no recuero los nombres. Eran pequeños pueblos… Había carreteras, sí, conseguimos unas muy buenas ambientaciones para la película. Lo rodé todo en España.

 

EAU: ¿Todo? ¿Lo rodó todo en España?

R.B.: ¡Sí, claro!

 

EAU: Eso no lo sabíamos. Pensábamos que había rodado algunas partes en España y lo demás en otro lugar. Eso es impresionante.

R.B.: No, rodé ochenta partes en España, el resto fue en estudios de Hollywood. Sí, ¿bromeas? No fui a España para marcharme nada más llegar (risas). ¿Quieres que te cuente una anécdota? Tengo otra anécdota.

 

EAU: ¡Sí, cuéntenos!

R.B.: Estábamos estableciéndonos al lado del castillo. Tenía ocho cámaras y nos atacarían los Orcos en el castillo. Yo estaba encima del muro del castillo, dirigiendo. Teníamos ocho cámaras, eso son muchas cámaras. Y estábamos distribuyendo a la gente en diferentes partes del muro, a los extras, para convertirlos después en Orcos.

Los ayudantes les traen, los juntamos en furgonetas para que puedan coger sus trajes, los trajes de los personajes, se visten y salen al estudio enfrente del castillo. Yo estoy allí arriba diciendo: “Ve allí, les pegarán por ahí…” Estoy, bueno, distribuyendo dónde deberían estar todos para que se vea bien, ¿no? ¿Me entiendes, no? Esto dura toda la mañana. Cuando ya están listos. Hay más de mil personas en el campo.

Yo estoy en el muro, hay ocho cámaras y empiezo a decir: cámara uno, preparada; cámara dos, preparada. Cojo el micrófono… cámara… y sale un tío en frente del campo (risas), se levanta y es como un líder sindical y entonces dice: “¡A comer!” (risas). ¡Vaya historia! ¡Mil hombres lo dejaron todo y se fueron a comer! (risas).

¡Se acabó! Yo venía de Brooklyn, no tenía ni idea. Cogí las cámaras y los grabé cuando se iban y hay una toma en la película en la que los Orcos son derrotados…

Y se van, simplemente se marchan y es la toma que rodé y que nunca pensé que grabaría. ¡Los grabé mientras se iban! (risas).

 

(Rodaje de ‘El Señor de los Anillos‘ en el castillo de Belmonte)

 

EAU: ¡Oh, guau! Mientras se iban a comer. ¡Fantástico!

R.B.: Busqué a ese tío durante la comida, pero no lo encontré.

 

EAU: ¿Ha vuelto a España en alguna otra ocasión desde entonces?

R.B.: No, no.

 

EAU: ¡Es una pena! Debería, debería volver.

R.B.: Trabajé mucho, estaba cansado… No es fácil. No viajo mucho, soy un ermitaño. Me encanta España. Me encanta comer de noche, beber de noche. Escenarios en la ciudad por la noche, en Barcelona, muy extraño, y Madrid, ya sabes… Muy interesante, muy interesante. Mucha música. Sí, sí. La música flamenca española me encanta.

 

EAU: ¿Le gusta?

R.B.: Voy a los bares, voy a comer a sitios donde hay música… Me gustaría volver por varias razones.

 

EAU: Nos gustaría preguntarle si usted sabía que cuando vino a rodar a España, aquí no estaban publicados los libros de Tolkien incluido ‘El Señor de los Anillos’. ¿Conocía este hecho cuando vino a rodar aquí?

R.B.: No, no lo sabía, pero no me importaba… Soy un director, mi trabajo es decirle a la gente lo que tiene que hacer. Quiero decir, los caballos enfadados y aquellas personas estaban lo más cerca posible de Aragorn… Pero, no me importaba, no me molestaba. No era un problema.

 

 

EAU: Nos gustaría preguntarle ¿qué influencia cree que ha tenido su película en la versión de Peter Jackson? ¿Cómo cree que ha influido?

R.B.: Cuando yo hice ‘El Señor de los Anillos‘ no tenía nada en lo que fijarme. ¡Nada! ¿Sí? No había película, no había nada. Incluso no había nada parecido escrito. Así que todos los diseños de los Espectros del Anillo y los trajes, los hobbits y todo eso, se ha diseñado en mi estudio bajo mi supervisión. Peter Jackson, sin embargo, tenía todo lo que había creado yo. Tenía una película en la que fijarse y si observas sus Espectros del Anillo son iguales que los míos.

Lo que quiero decir es que… No estoy enfadado por eso, no me importa. Lo que digo es que él tenía algo en lo que fijarse y tomar su decisión: “Me gusta, no me gusta”. Yo no tenía nada. Nada con lo que comparar, pero siempre tener reacciones: esta es la forma en la que Frodo llevaría una chaqueta, qué aspecto tendrían los Espectros del Anillo. Así yo tuve que crearlo todo sin tener nada en lo que fijarme. Creo que fue mucho más fácil para él. En ese momento es cuando un director elije. Cada mínima cosa que hizo, creo que hizo más que eso, pero no soy quién para decir nada. No me importa. Contestando a tu pregunta: yo no tenía nada y él tenía todo lo que yo hice.

Mira a su Gollum y mira al mío, ahí lo tienes. Si yo hubiera diseñado a mi Gollum de otra forma, el suyo no se parecería al mío. De cualquier forma, ¡de nada!

 

Mira, estoy pensando que hay derechos de animación de ‘El Señor de los Anillos’. Y no solo de acción real, ¿no?

Yo… Solo digo que quizás me gustaría terminarlo. Eso es. Porque vosotros aún seguís leyendo tras cuarenta años, así que quizás, ya sabes… Yo no la dirigiría, no lo haría yo.

Yo comería, comería en Madrid todo el tiempo, me sentaría y comería en los restaurantes y visitaría museos.

 

EAU: Nos gustaría preguntarle si tiene algún mensaje especial o algo que decir a todos los fans hispanohablantes de Tolkien, sus fans y a todos aquellos que admiran su arte y aman su trabajo.

R.B.: Todo lo que tengo que decir es que el equipo de rodaje español, todo el equipo de la película, los jinetes y caballos, los dobles de acción y los técnicos españoles, los estilistas que han diseñado esos trajes simples en España, han hecho un trabajo fantástico con el que no tuve ni un solo problema.

Ahora me gustaría agradecer a España por las personas tan inteligentes con las que traté durante mi estancia en Madrid. Vivía en una pequeña ciudad, en un hotel a las afueras de la capital, en algún lugar, no recuerdo cuál. Y, sabes, yo daba paseos por ahí y casi iba a misa los domingos. Un sitio muy bonito.

Además, nunca tuve ningún problema durante el rodaje, ninguno. Y todo el equipo era español. Solo puedo dar las gracias.

 

EAU: ¿Algún mensaje para sus fans? Para sus fans de todo el mundo.

R.B.: Solo quiero dar las gracias, vosotros dejáis claro que si yo siguiera trabajando… es muy grande, me hace pensar que quizás esté en venta. Muchísimas gracias.

 

 

Y a continuación podéis leer la entrevista en inglés. And now you can read the interview in English.

Ralph Bakshi: “When I did The Lord of the Rings I had nothing to look at, Peter Jackson had everything I did

 

 

 

El Anillo Único: We are in 2018 and obviously this is the anniversary of the release of The Lord of the Rings, your movie. How do you see your movie and how do you value it after four decades?

Ralph Bakshi: Yeah… Good question. First of all, you’re talking to a very strange man. I don’t look at my movies after I make them. None of them. I don’t look at them because I’m afraid of them. When I look at my movies… Cause you know, I wasn’t a big studio, the budget was always… having money was always a problem. Err, so you never… you just tried to finish it as best you could. So I don’t look at them. I wish I had computer technology in my day. Certainly, what we tried to do in The Lord of the Rings in the 70’s was almost impossible. It was so difficult, with the old animation technique. I don’t judge it because I don’t see it any more… Because if I looked at them I probably wouldn’t like it (laughs). I’ve … that’s all my motive, that’s all my motive. I’d probably think “damn it, I’m not liking it, I’m feeling like an idiot for making it”. I avoid the old paths, I avoid the old paths, and that’s the truth.

 

EAU: Maybe after these 40 years, maybe would you change anything? Would you use a different technique to change it?

R.B.: Oh, sure, I did… You know, when I did The Lord of the Rings we had to trace photographs. You know, I shot live action in Spain and all live action stuff, and there was a great time. And we traced the photograph. Today… and they ever yelled at me, they yelled at me for doing that, the animation purists, animation purists yelled at me. Today it’s all a machine’s doing, it’s called motion control. So if I had motion control I would do good stuff.

 

 

EAU: After the release of your movie, many fans around the world are still… they were at the time and they are still missing a second part of your movie. Could you tell us why there was never one, why there was never a second part?

R.B.: Well I got into a big fight with the distributor, shall I tell you, and the producer. First of all, I hadn’t gotten the rights to The Lord of the Rings myself. I hadn’t gone out and jabbed the rights. I had read the books and loved them, I still love them, you know. And when I got the rights then I needed someone to produce them.

You know, The Lord of The Rings, Part One, was in my contract, meaning that under my key and the deed they would play part one. But people who came to the date, they said nobody would come for part one. So they betrayed my contract and people coming to the theatre all thought that the picture was going to be finished.

So, I got into a big fight with them and didn’t want to work with them again. I didn’t trust them. Dude, I just didn’t trust them and I’m telling you know it.

They hurt me very badly, they hurt the film, and I was disgusted with them. So that’s the reason I never finished it.

 

EAU: Wow, shame hey?

R.B.: Oh, yeah, I think so, but I had a big heart ache, I mean, they kept winning it, but I got hot at people thinking… everyone was yelling at me for not finishing the picture. Of course it could have advised to a live action if I hadn’t done part one breaking the contract. That’s doubly aggravating. But that’s life, that’s life!

But, but, but on the good side, well, I went to Madrid, I went to Spain. And I went to the Goya… and Goya is my favourite artist, he really is, I love Goya. I saw the real Goya’s museum, and I went to stay with one of my great stylists… so I had a good time (laughs).

 

EAU: Why did you choose Spain to shoot?

R.B.: Couple of reasons. First of all, the Spanish…. To my taste, you know, and to my knowledge, the Spanish stuntmen, which I’ve shifted in different guys, are incredible. There’s a lot of horses in Spain. You know, awful lot of horses in Spain like I was told. The stuntmen were brilliant, they rode the horses on their back. You know, they turn the horses over at full charge by pulling their mane. You know, I can tell some funny stories when we were in castles. A great, great team, and of course a lot of landscape, a lot of Spanish landscape. And I wanted to see the Goya paintings (laughs).

 

(Ralph Bakshi during the shooting of ‘The Lord of the Rings‘ in Belmonte castle)

 

EAU: Is that one of your memories from your experience of shooting in Spain, Goya? Is that one of your memories?

R.B.: Oh, you kidding? Absolutely. I still, I saw the black paintings as an incredible piece of art … As a painter and an artist he was only. There’s so much in my movie that I learnt from Goya. Don’t forget I did Heavy Traffic. Oh, yes, he’s my idol, he´s my idol. I must say he’s a good artist. By the way we had fun. I’ve got two funny stories for you.

 

EAU: Oh, that’s fantastic.

R.B.: So, we go to the castle, ok? And all the Spanish stuntmen on the wall, they got to fight war, they got to be shot, they got to hit the ground, right? So, I’m asking them: “where are the nets to catch you, where are the big fluffy pillows?” They laughed, they laughed and they… what they… I can’t forbid it, you know what these guys did? It was boxes down cotton.

To still them up. I mean, you had to stop to hear the crushing… I mean these guys were… and my mouth was open. These guys were absolutely… they were heroes. So what I thought was the right was right. I had a good time, oh, I had a good time. They’re great people.

 

EAU: The Belmonte Castle was one of your main locations. Was there any other locations that you shoot in?

R.B.: All over the landscape, but I don’t remember them. Yet, there were little towns… There were roads, oh yeah, I mean we hit some great background places for the movie. So I shot the whole thing in Spain, I shot the whole thing in Spain.

 

EAU: The whole thing? The whole thing in Spain?

R.B.: Yeah, sure!

 

EAU: Oh, that we didn’t know. We thought that maybe you shot some in Spain and then some parts somewhere else. That’s really, that’s impressive.

R.B.: No, I shot eighty parts in Spain, the rest were on stages in Hollywood. Yeah, no, you kidding? I’m not going to Spain and leaving (laughs). You wanna hear a funny story? I’ve got another funny story.

 

 

EAU: Yes, tell us!

R.B.: We’re setting up by the castle. I’ve got eight cameras, we can be attacked in the castle by Orcs. I’m on top of the castle wall, leafing, ok? And we have eight cameras, that’s a lot of cameras. And we’re breaking people in some different wall parts, the extras, to become Orcs.

Pluses are coming in and bringing them, we gathering these people in vans, and then they can take costume, the role costume, and they clothe, and then they go out into the studio in front of the castle, right? And I’m at the top: “go there, they get punched there…” And, you know, I’m designing where they should stand… So it shall look good, right? You know what I’m saying? This takes all morning, right? Now, we’re ready. There’s about a thousand people on the field.

There’s me on the wall, there’s eight cameras, and I start to say: camera one, get ready; camera two, get ready. I got a microphone… camera… This guy comes up… (laughs). This guy is up in front of the field, gets up and he’s some sort of a Union’s leader… And he says: “Lunch!” (laughs). Good story! A thousand guys dropped the stairs and walked away to get lunch! (laughs).

Shoot down! But coming from Brooklyn I had an Idea. I robed the cameras any one as they were walking away, and there’s a shot in the movie when the Orcs are defeated…

They’re walking away, they’re walking away and that’s the shot I got, which I never considered getting. I shot them walking away! (laughs).

 

EAU: Oh, wow! Going on their way for lunch. Oh, fantastic!

R.B.: I looked for that guy at lunch and couldn’t find him.

 

EAU: So, have you come back to Spain ever since, have you been back in Spain?

R.B.: No, no.

 

EAU: Oh, what a shame! You should, you should come back.

R.B.: Oh, I worked too hard, I was tired… That’s not easy. I don’t travel much, I’m a hermit. I love Spain. I love eating at night, I love drinking at night. Stage in the city at night, in Barcelona, very strange, and Madrid, you know… Very interesting, very interesting. Lot of music. Oh, yeah, yeah. Spanish flamenco music, I’m crazy about too.

 

EAU: Oh, you like it?

R.B.: I go to the bars, yeah I go to the bars, I go to eat at the places where they play… I would like to come back, for several reasons.

 

EAU: We would like to ask you about, whether you knew, when you came to shoot in Spain, about that time no Tolkien books, including The Lord of the Rings, had been published in Spain. Did you know that when you came to shoot?

R.B.: No, I didn’t know that, but I didn’t care… I am a director… It’s my job to tell people what to do… I mean, mad horses, they were closer to Aragorn and those people than anyone else but… I didn’t care about that, that didn’t bother me. No problem.

 

 

EAU: We would like to ask you, what do you think, the influence that your movie had on the Peter Jackson version were like? What do you think that influence has been like?

R.B.: When I did The Lord of the Rings, I had nothing to look at. Nothing! Ok? There was no movie, there was nothing. And there was nothing ever written like it. So all the designs of the Ringwraiths, and the costumes, and the hobbits, and all that, were designed in my studio under my supervision, right? Peter Jackson, on the other hand, had all my stuff to look at. He had a movie to look at, and if you look at his Ringwraith it’s just like mine.

You know, so what I’m saying… It´s not that I’m mad about that, that doesn’t make me mad. What I’m saying is, he had something to look at and make his decision: “I like it, I don’t like it”. I had nothing. Nothing to compare with but always to get reactions: this is the way Frodo would wear a jacket, the way the Ringwraith would look, you know? So, I would fill all the void up without looking at nothing. And I’d say it was a lot easier for him. To this comes a turning point in which a director picks up. At a minimum I think he did, I think he does more than that but that’s not for me to say. So, what do I care? But answering your question: I had nothing, he had everything I did.

You know… Look at his Gollum, look at his Gollum, look at my Gollum, you know, there you go. If I had designed… if I had designed my Gollum differently, his wouldn’t look like mine. Anyhow, anyhow… Welcome!

 

Now, look, I am thinking, there are only animation rights of The Lord of the Rings. And not only live action, right?

I really…. I’m just telling maybe I would like to finish it. So that’s it. Because you guys are still hot reading it these forty years later, so maybe, you know. I would not direct, I would not direct, though.

I would eat, I would eat food at Madrid that’s all that is left, I would sit there eating at restaurants and going to the museums.

 

EAU: We’d like to ask you if, whether you have any special message or anything to say to all the Spanish speaking Tolkien fans, and your fans, and anyone who loves your art and loves your work.

R.B.: Well, what I have to say is that the Spanish film crew, the Spanish film crew, the Spanish drives and rode horses, stuntmen, and the Spanish technicians and the Spanish costume placers  that designed these very simple costumes in Spain, all did a job that I not once, not once had a problem, not once.

Now, I want to thank Spain for its intelligent smart people when I stayed in Madrid. I lived in a little town, in a motel outside the capital, somewhere, I don’t know where. And you know, I walked around and almost went to church on Sundays. Quite beautiful place.

But however, I had no problem during the shoot, at all. And the entire crew was Spanish. I can only thank, you know.

 

EAU: Any message for your fans? For your fans worldwide?

R.B.: I just thank you, you make it clear as if I still were working… it’s a very big… it makes me feel that maybe I’m in sale. Thank you very much.

 

Esta noticia fue publicada en Películas y etiquetada con , , , , , , , . Anota el permalink.

Comentarios

5 Responses to Ralph Bakshi: “Cuando hice ‘El Señor de los Anillos’ no tenía nada en lo que fijarme, y Peter Jackson tenía todo lo que yo hice”

Estaré eternamente agradecido a este loco maravilloso. Y recuerdo perfectamente mi primer contacto con esta película, mi descubrimiento de Tolkien: finales de 1978 o principios de 1979 (en España no se estreno hasta el verano de ese año), consulta de un dentista al que me había arrastrado mi madre, en de las revistas que allí había (quizá un ¡Hola!, o un Semana) hablaban del próximo estreno de El Señor de los Anillos. Recuerdo tres fotogramas que acompañaban el artículo: unos árboles casi geométricos en una escena nocturna de la Comarca, un plano contrapicado espectacular de un jinete negro a caballo y a Aragorn dando un abrazo a Legolas (un Legolas Hojaverde inmaculadamente vestido de blanco); recuerdo incluso que en el pie de foto se referían a Aragorn como “señor oscuro” (palabra, tengo muy buena memoria para esos detalles). Meses después fui a ver la película con mi padre. Al poco me compré una primera edición de La Comunidad del Anillo. Pasé mi particular “verano de Sauron”. El resto es historia. 40 años de historia. Me estoy haciendo mayor.

Lo que me queda claro es que la técnica que utilizó no le gustó. No lo volvería a hacer así y le hubiera gustado hacerla con las técnicas actuales. Creo que se le nota un poco de resquemor porque ahora es más fácil plasmar artísticamente el mundo de Tolkien.

Deja un comentario