Peter Jackson le dedica unas sentidas palabras a Andrew Lesnie tras conocer la trágica noticia del fallecimiento del director de fotografía australiano, con el que colaboró en todas sus películas desde la trilogía de El Señor de los Anillos.

Esta mañana os contábamos la triste noticia del fallecimiento de Andrew Lesnie, el director de fotografía de las trilogías de El Señor de los Anillos y El Hobbit, y aunque aún no se había producido, era evidente que la reacción de Peter Jackson no podía tardar en producirse. Una pérdida que siente todo el mundo del cine al igual que todos los aficionados que hemos disfrutado con las películas de la Tierra Media, pero que obviamente Jackson siente de forma especial. Y es que Lesnie no solo era uno de sus colaboradores más cercanos, era un amigo muy cercano. Y en su página de Facebook el cineasta neozelandés le ha dedicado a Andrew Lesnie esta emotiva despedida.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

“Al ser hijo único crecí preguntándome cómo sería tener un hermano. No ha sido hasta el día de hoy, al afrontar la terrible noticia del fallecimiento de Andrew, que me he dado cuenta de lo mucho que él llegó a ser esa figura para mi, alguien a quien pudiera querer y en el que pudiera confiar intrínsecamente, que ahora sé que quiere decir alguien que esté ahí para lo bueno y lo malo. Andrew era una parte irreemplazable de mi familia y aún no me puedo creer que no volveré a escuchar su risa contagiosa, de no beneficiarme de su sabiduría tranquila o disfrutar de sus generosas alabanzas.

Andrew creó bellas e inolvidables imágenes en la pantalla, y lo hizo una y otra vez, porque sólo trabajaba en lo que creía – era un artista en sí mismo, aparte de mi, pero siempre trabajaba generosamente para hacer lo que intentábamos crear juntos. En el set desarrollamos la habilidad de trabajar juntos utilizando pocas palabras, un raro encuentro de mentes. Siempre le recordaré apareciendo, innumerables veces, a las cinco de la mañana – todos esos momentos tranquilos que tuve con él en el que podía entrar en el set y sabía que él estaba ahí -, imperturbable, preparado, escuchando, interesado, y más importante: dispuesto a atraparme si vacilaba. Siempre me cubría la espalda. Cuanto más ansioso estaba yo, más calmado estaba él. Una roca sólida en el impredecible mundo en el que ambos elegimos trabajar. Después de 17 años y 8 películas la pérdida de Andrew es muy dura de soportar.

Mi corazón está con Jack y Sam, de los que se sentía enormemente orgulloso, y con Marce, que le dio mucha felicidad.

Querido Andrew, que nunca buscaste elogios ni alabanzas, nunca necesitaste escuchar lo bueno que eras, solo te preocupabas de hacer un gran trabajo y respetar el trabajo de otros. Pero en nombre de todos los que tuvimos la gran suerte de colaborar contigo, te quiero, y a la vez, respeto tu dominio de la historia, de la luz y de la magia del cine – eres uno de los grandes directores de fotografía de nuestro tiempo.

Descansa en paz amigo mío.

Arohanui [palabra maorí empleada con gran afecto hacia alguien, que suele utilizarse para firmar cartas a amigos].”

Esta noticia fue publicada en Películas y etiquetada con , , , , . Anota el permalink.

Deja un comentario