Aunque se ha hablado mucho sobre ello, los 48 fotogramas por segundo de El Hobbit (ahora conocidos como HFR 3D) continúan siendo un misterio hasta el estreno de la película. Por ello, Peter Jackson ha contestado a un par de preguntas sobre ello en su página de Facebook.

Peter Jackson ha publicado una nota en su página de Facebook en la que habla sobre los 48 fotogramas por segundo de El Hobbit, un formato que ha sido bautizado comercialmente por Warner Bros como HFR 3D (nombre que de paso evita las explicaciones de por qué los 48 fps solo se verán en 3D cuando hace unos meses prometieron que también se podrían ver en 2D). En ella, Jackson responde a tres preguntas sobre este nuevo formato e intenta arrojar luz una vez más sobre esta nueva tecnología. Aunque obviamente, al tratarse de una innovación visual, la prueba de fuego para el formato llegará el próximo 14 de Diciembre.

A continuación podéis leer la nota escrita por Jackson, traducida al español gracias a @Cudesas.

• PREGUNTA: ¿Por qué rodaste la trilogía de El Hobbit utilizando el formato de Alta Velocidad de Fotogramas (HFR)?
• Peter Jackson: Vivimos en una era de rápido avance digital. La tecnología está continuamente desarrollándose de manera que podemos mejorar y enriquecer la experiencia de ir al cine. El rodar en Alta Velocidad de Fotogramas en un largometraje normal, sólo es posible desde hace un año o dos, y aún vivimos en una época de aumento del entretenimiento en casa. Empecé a rodar las películas de El Hobbit en HFR porque quería que los espectadores de las películas pudieran experimentar lo extraordinariamente envolvente que puede ser estar en una sala de cine.

 

• PREGUNTA: ¿Cuál es la historia de la velocidad de los fotogramas y por qué piensas que ha llegado el momento de incrementarla en las salas de cine?
• PJ: Las películas mudas se rodaban a una velocidad de entre 16 y 18 fotogramas por segundo (fps) con cámaras de manivela. En 1927, cuando llegó el sonido, la industria necesitó acordar una velocidad constante de cámara utilizando un motor. El suministro de películas de 35 mm es muy caro, por lo que se necesita ir lo más despacio posible. Sin embargo, la temprana sonorización de imágenes requería un mínimo de velocidad para conseguir cierto realismo en el sonido. Se decidió una velocidad de 24 fps y se convirtió en el estándar de la industria por más de 80 años, con salas de cine por todo el mundo instalando proyectores mecánicos que sólo eran capaces de proyectar a 24 fps. Elegir esta velocidad fue una decisión comercial (la velocidad más barata con la que conseguir una calidad básica), pero produce artificios en el movimiento, como el efecto estroboscópico, parpadeos e imágenes borrosas.

Ahora, en la era digital, no hay ninguna razón para mantener los 24 fps. No lo hicimos perfecto en 1927. Los científicos nos dicen que el ojo humano deja de ver imágenes individuales sobre los 55 fps. Por tanto, rodando a 48 fps damos al público una mayor similitud con la vida real. La menor distorsión de cada fotograma incrementa la nitidez y da la impresión de haber rodado en 65 mm o IMAX. Una de las mayores ventajas es el hecho de que nuestros ojos están viendo el doble de imágenes cada segundo, dando a la película una maravillosa cualidad envolvente. Esto hace que la experiencia en 3D sea mucho más suave y reduce enormemente la tensión ocular. Mucho de lo que hace que el 3D sea incómodo para algunos es el hecho de que cada ojo está procesando un montón de efectos estroboscópicos, parpadeos, oscilaciones y distorsiones. Y todo esto desaparece con el HFR 3D.

 

• PREGUNTA: Habiendo filmado la película utilizando la tecnología HFR, ¿cuáles son tus impresiones acerca de esta experiencia?
• PJ: Pienso que el HFR es tremendo. Como cineasta, intento que mis películas sean envolventes. Quiero sacar a la audiencia de sus butacas y meterlos en la aventura. Esta es la experiencia que espero poder ofrecer a los espectadores sin importar el formato que elijan en las salas de cine. Aunque yo personalmente prefiero ver El Hobbit: Un Viaje Inesperado en HFR 3D, puedo aseguraros que cualquier formato proporcionará una experiencia increíble y envolvente.

El HFR 3D es “diferente” (no te hace sentir como en las películas que estás acostumbrado a ver, de la misma forma que los primeros CDs no sonaban como los discos de vinilo). Vivimos en un época en la que las salas de cine están compitiendo con iPads y sistemas de entretenimiento en casa. Pienso que es de suma importancia que quienes hagan cine utilicen la tecnología actual para incrementar la experiencia envolvente y espectacular que una sala de cine puede proporcionar. Es un momento emocionante para ir al cine.

Esta noticia fue publicada en El Hobbit y etiquetada con , , , . Anota el permalink.

Deja un comentario