Ponemos en marcha un nuevo concurso en nuestra web en el que podéis ganar un ejemplar del libro ‘Beren y Lúthien‘ de J.R.R. Tolkien gracias a la colaboración de Minotauro.

Hoy iniciamos el último de la serie de concursos y sorteos relacionados con ‘Beren y Lúthien‘, el libro de J.R.R. Tolkien editado por su hijo Christopher Tolkien e ilustrado por Alan Lee después de los que hemos hecho en nuestras redes sociales estas últimas semanas, en nuestra página de Facebook, en nuestra cuenta de Twitter, y en nuestra cuenta de Instagram (sorteo del que mañana anunciaremos a su ganador). Un concurso que no sería posible sin la generosa colaboración de la editorial Minotauro, y en el que como es habitual puede participar cualquier persona de esta gran comunidad online sea cual sea su nacionalidad y/o lugar de residencia.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Para nosotros, hacer estos sorteos y concursos es una forma de daros las gracias por vuestro apoyo y fidelidad, y por el cariño que nos transmitís cada día. Ojalá pudiéramos daros un calendario a cada uno de vosotros. Muchísimas gracias de todo corazón por acompañarnos en este viaje increíble recorriendo la vida y obra de J.R.R. Tolkien y de todo aquello relacionado con nuestro querido Profesor… ¡y esperamos que nos sigáis aguantando muchos años más!

De nuevo nos gustaría expresar nuestra más profunda y sincera gratitud hacia Ediciones Minotauro, ya que sin su generosa colaboración estos sorteos y concursos no serían posibles.

Como os hemos contamos en varias ocasiones, el libro ‘Beren y Lúthien‘ no es una versión novelada de la historia de Beren y Lúthien, sino que se trata de un libro dedicado a analizar y estudiar el origen, desarrollo y evolución de esta historia a lo largo de los años. Es por tanto un libro más similar a los volúmenes de la colección ‘Historia de la Tierra Media‘ que a ‘Los hijos de Húrin‘.

El relato de Beren y Lúthien era, o se convirtió, en un elemento esencial en la evolución de ‘El Silmarillion‘, los mitos y leyendas de la Primera Edad del Mundo concebidos por J.R.R. Tolkien. El autor escribió el relato durante el año siguiente a su regreso de Francia y de la Batalla del Somme a finales de 1916.

Esencial para la historia y sin haber sido nunca alterado, el elemento central del relato es el destino que ensombrece el amor de Beren y Lúthien, dado que Beren era un hombre mortal y Lúthien una Elfa inmortal, cuyo padre, un gran señor Elfo, en clara oposición a Beren, impuso a éste una tarea imposible que debía llevar a cabo si quería desposar a Lúthien. Éste es el núcleo de la leyenda, que acaba conduciendo al absolutamente heroico intento  de Beren y Lúthien de robarle un Silmaril al más malvado de todos los seres: Melkor, también llamado Morgoth, el Enemigo Oscuro.

En este libro Christopher Tolkien ha intentado extraer la historia de Beren y Lúthien de la extensa obra en la cual estaba entretejida. Para ilustrar una parte del proceso a través del cual este «Gran Relato» de la Tierra Media evolucionó a través de los años, Christopher ha narrado la historia en palabras de su padre ofreciendo, en primer lugar, su forma original, y a continuación pasajes en prosa y verso de textos posteriores que ilustran cómo ha cambiado la narrativa.

Podéis adquirir el libro ‘Beren y Lúthien‘ en vuestra librería habitual o en tiendas online como Agapea, Amazon, Casa del Libro, El Corte Inglés o Fnac a un precio de 20,85 euros (la mayoría de estas tiendas hacen envíos a todo el mundo).

 

¿Cómo puedo participar en el concurso?

Para participar únicamente tenéis que estar registrados en El Anillo Único y escribir un comentario en esta noticia sobre la historia de Beren y Lúthien, sobre cualquiera de las tres versiones principales de la historia: ‘De Beren y Lúthien‘ (el capítulo de ‘El Silmarillion‘), ‘El Cuento de Tinúviel‘ (que aparece en ‘El Libro de los Cuentos Perdidos 2‘) y la ‘Balada de Leithian‘ (que aparece en las ‘Baladas de Beleriand‘. La temática es libre, podéis escribir sobre la evolución de la historia a lo largo de los años, sobre lo que más os gusta de la historia en general, o sobre un pasaje, lugar o personaje concreto, o sobre lo que significa para vosotros, o sobre cualquier otro aspecto relacionado con ella.

Insistimos en que podéis participar todos los que formáis parte de esta gran comunidad online, independientemente de vuestra nacionalidad o lugar de residencia. Podéis participar en este concurso hasta las 23:59 horas (hora española) del 29 de julio. Anunciaremos al ganador el martes 31 de julio.

El Jurado, formado por los miembros del Equipo de El Anillo Único, elegirá la respuesta más completa, desarrollada y mejor argumentada, así que ¡agudizad el ingenio y la creatividad!

A continuación podéis consultar las bases del concurso, o descargarlas en PDF.

 

BASES DEL CONCURSO:

Primera: Podrá participar en este concurso cualquier persona independientemente de su nacionalidad o lugar de residencia, excepto los miembros del Equipo de El Anillo Único.

Segunda: El plazo para participar en el concurso comienza el día 23/07/2018 y finalizará a las 23:59 horas (hora peninsular de España) del día 29/07/2018.

Tercera: Para participar únicamente hay que escribir un comentario sobre la historia de Beren y Lúthien en la noticia de anuncio del concurso en la web.

Cuarta: El resultado del concurso se dará a conocer en la web de El Anillo Único (elanillounico.com) el 31/07/2018.

Quinta: El Jurado estará formado por los miembros del Equipo de El Anillo Único.

Sexta: Una vez anunciado el resultado del concurso el Equipo de El Anillo Único se pondrá en contacto con el ganador a través de mensaje privado o del correo electrónico (eau@elanillounico.com).

Séptima: Si el ganador no se pone en contacto con el Equipo de El Anillo Único en un plazo de cinco (5) días tras el anuncio del resultado, el Jurado elegirá a un nuevo ganador.

Octava: El premio será el siguiente: un (1) ejemplar del libro Beren y Lúthien generosamente cedido por la editorial Minotauro.

Novena: El Jurado elegirá al ganador seleccionando la respuesta más completa, desarrollada y mejor argumentada.

Décima: El envío del premio se realizará mediante correo certificado para garantizar su entrega.

Undécima: El Jurado se reserva el derecho a resolver cualquier situación no prevista en estas bases siendo su decisión inapelable.

Duodécima: Ante cualquier duda, se podrá contactar con el Equipo de El Anillo a través de la web (elanillounico.com), la página de Facebook (https://www.facebook.com/ElAnilloUnico), la cuenta de Twitter (https://www.twitter.com/ElAnilloUnico), la cuenta de Instagram (https://www.instagram.com/elanillounico) y el correo electrónico (eau@elanillounico.com).

Decimotercera: En ningún caso el premio podrá ser cambiado o canjeado por dinero en efectivo.

Decimocuarta: La participación en el concurso implica la aceptación de todas estas bases.

Esta noticia fue publicada en Concursos de EAU y etiquetada con , , , , , , . Anota el permalink.

Comentarios

14 Responses to ¡Participa en nuestro concurso y gana un ejemplar de ‘Beren y Lúthien’!

Comentaré acerca del capítulo “De Beren y Lúthien”, de El Silmarillion, ya que es la única de las tres que he leído. Para empezar, me parece una historia apasionante, donde se juntan sentimientos de todo tipo: tristeza, venganza, valentía, amor, envidia, coraje, y mucho más. La vida de Beren, desde el principio, se transforma, de la noche a la mañana, en un tormento, pues pierde a sus seres más queridos a manos de los Orcos de Morgoth, a los cuales da venganza, sí, pero termina vagando durante cuatro años sin casi ambiciones, salvo la de entablar amistad con los animales que le circundan. Ese pesar “desaparece” cuando se encuentra con el ser más bello que ha pisado Arda: Lúthien, al que él da el nombre de Tinúviel. Los dos se ven a menudo y acaban enamorados. Pero Beren tiene que lidiar con el despecho de Daeron el Bardo, que da cuentas al padre de Lúthien, el rey Thingol. Éste, furibundo, pide explicaciones a Beren sobre su presencia en Doriath, despreciándolo por ser un hombre, y, en consecuencia, mortal. Beren no se amilana y explica quién es, con la ayuda de Lúthien, y los propósitos que tiene para con su hija. Thingol le tiende una trampa mortal al hacerle jurar que si le trae uno de los Silmarils que lleva en la corona Morgoth, dará el visto bueno a tal hecho. Beren va en busca de la ayuda del rey Finrod Felagund a Nargothrond, donde también vivían Celeborm y Curufin, hijos de Fëanor. Mientras, Lúthien intenta ir tras los pasos de su amado, pero es encerrada en una casa-árbol en Hírilorn, una haya bastante grande, pero logra escapar con sus “hechizos” durmientes realizados con su cabello. Entretanto, Felagund acompaña a Beren en su cometido con otros diez hombres, matando a un grupo de Orcos, a los cuales les quitaron sus pertenencias para vestirse como ellos y así despistar a los seres malignos. Pero Sauron los descubre y hace que los lleven ante él a su isla. Allí, Finrod y Sauron comienzan una batalla de cánticos en la que pierde el primero. Al no revelar sus nombres y sus propósitos, Sauron los hace llevar a un foso oscuro, del cual saldrían licántropos de vez en cuando para ir comiéndoselos uno a uno. Cuando sale el lobo que iba a comerse a Beren, Finrod se deshace de sus ataduras y mata al lobo, quedando él malherido de muerte. Beren queda solo en el foso sin apenas ganas de nada cuando, de repente, oye el canto de Lúthien, que ha sido llevada allí por Huan, perro de Valinor (que le era fiel a Celeborm), el cánido más poderoso de la Tierra Media. Sauron se entera y comienza a enviar licántropos para que maten a Huan, pero éste los vence con asombrosa facilidad. Entonces Sauron decide transformarse en licántropo para hacer frente a Huan, pero también sale mal parado. Entonces Lúthien le impera que se vaya de allí, lo que hace en forma de murciélago espantoso. Lúthien rescata a Beren destruyendo el recinto en el cual estaba preso. En Nargothrond se enteraron de la muerte de Finrod y, también, de que Celeborm y Curufin no fueron en su ayuda. Fueron desterrados y por el camino se encontraron a Beren y Lúthien, que iban con Huan. Intentaron matarlos, pero se libraron con la ayuda del perro. Cuando decidieron huir, Curufin, que perdió su cuchillo Angrist por culpa de Beren, lanzó dos flechas hacia ellos: una fue interceptada por Huan pero la segunda hirió a Beren. Beren fue curado y decidió ir a por Morgoth para cumplir la promesa que hizo a Thingol. Lúthien quería acompañarlo, pero él dijo que no quería que ella sufriera daño alguno, pero se salió con la suya. Disfrazados de licántropo y murciélago y acompañados por Huan fueron a la fortaleza de Angband. Morgoth crió un licántropo, hijo de Draugluin (lobo de Sauron que murió en el sitio anteriormente comentado) y le dio poder para que se encargara de hacer guardia en el portón de la fortaleza. Su nombre era Carcharoth. Luthien, con su poder, lo adormiló y consiguieron entrar hasta llegar a los aposentos de Morgoth. Allí, Lúthien cantó para que éste también cayera en un gran sueño. Lo consiguió y se le cayó la corona de su cabeza. Entonces Beren aprovechó el momento para desincrustar con Angrist uno de los Silmarils. Pero al intentar quitar el segundo, el cuchillo se partió y una esquirla hirió a Morgoth en la mejilla, despertándole a él y a todos los sirvientes de éste. Ambos huyeron hacia el portón, pero Carcharoth se interpuso. Beren alzó su mano con el Silmaril para amenazar al lobo, pero este le arrancó de cuajo la mano con la gema, tragándose ambos y desatando en él una locura inusitada. Tuvieron la suerte de que Thorondor y dos ágilas más los rescataron y llevaron a su nido de Crissaegrim. Huan llegó y él y Lúthien intentaron curar a Beren, pero esta vez la herida era más peligrosa porque Carcharoth tenía veneno en su mordedura. Llegaron a Doriath y contaron lo acontecido a Melian y a Thingol. Beren, que en aquel momento pasó a llamarse Erchamion (El Manco), dijo a Thingol que el Silmaril estaba en su otra mano, que estaba dentro de Carcharoth. El licántropo desató una catástrofe sin precedentes en el lugar y se acercaba a Menegroth. Entonces Thingol, Beren, Huan, Mablung y Beleg Arcofirme fueron en su búsqueda, donde lo hallaron bebiendo del río Esgalduin. Allí libraron una batalla Huan y el licántropo. Beren fue herido de nuevo cuando Carcharoth iba a arremeter contra Thingol, ya que se interpuso con una lanza, el lobo se apartó y mordió a Beren en el pecho. Al fin Huan mató a Carcharoth, pero su fin también estaba próximo. Beren, herido como estaba, lo acarició para despedirse. Mablung abrió a Carcharoth para sacar el Silmaril, lo dio a Beren para que éste se lo diese a Thingol con tal de cumplir su promesa. Luego, Beren fue llevado en litera cerca de Hírilorn medio muerto. Su espíritu llegó a las estancias de Mandos, donde Lúthien cantó la canción más hermosa y triste, tanto que conmovió a Mandos como nunca antes sucediera (ni sucederá). Allí se le dieron dos alternativas a Lúthien: vivir felizmente en Valinor o, por contra, seguir en la Tierra Media con Beren ya sin poder alguno. Ella aceptó lo segundo, devolviéndole así a Beren todo lo que él hizo por ella.
Siento haber hecho un resumen, pero es que esta historia es tan preciosa que no debería quedar nada en el tintero. Gracias a Tolkien por regalarnos estos fantásticos cuentos.

Muy buenas noches. Primero que nada quisiera agradecerles por la oportunidad que representa este concurso, pues los libros y Tolkien han sido desde hace años una parte importante de mi vida.
La historia de Beren y Lúthien es especial para mí, pues me hace pensar en muchos momentos que he vivido con mi pareja.
Tiempo atrás, jugando via internet con un amigo que teníamos en común, yo roleaba como un elfo llamado Valandil. Poco a poco nos fuimos conociendo mejor y de ahí nació una gran amistad y no mucho tiempo después, amor, entre nuestros personajes y nosotros mismos. Para poner las cosas en contexto, yo soy de México y ella de Chile, aunque lo mismo podíamos ser de otros planetas…la distancia geográfica siempre es intimidante, mas con perseverancia (y gran apoyo de nuestras familias) hemos podido superar obstáculos y la distancia. Y hoy en día seguimos escribiendo juntos y compartiendo historias.
No tenemos a un fiel perro de caza como Huan, pero sí a una esponjosa y dormilona gatita que se llama Estrella, ¡Que nada tiene que envidiarle al brillo de un silmaril!
No pretendo compararme con el profesor, pero quiero pensar que algún día podré publicar un libro lleno de seres fantásticos y mundos a los que muchos lectores puedan viajar en sus mentes. Y así como Edith lo inspiró a escribir pasajes de esta historia (si no la historia completa), y los personajes trascendieron al punto de que John y Edith recibieron sepultura bajo sus nombres, tengo certeza de que mis personajes y los de ella nos acompañarán hasta que llegue la hora de viajar a Valinor.

Hace unos años leí por primera vez El Señor de los anillos y recuerdo que, a medida que leía, aumentaba mi curiosidad sobre la historia de Beren y Lúthien, que, aunque no se explicaba en la trilogía, si que podían encontrarse a lo largo de los libros múltiples referencias a ella. Recuerdo que empecé a interesarme por ella en el momento en que Trancos (Aragorn) cantó una breve adaptación traducida de una canción élfica a los hobbits, antes de llegar a Rivendel.

En las siguientes páginas y hasta el final de la historia del anillo, los nombres de Lúthien y de Beren se mencionan en diversos momentos. De este modo, también me sorprendió cuando se decía que la misma Ella-Laraña, con la que se enfrentaron Sam y Frodo, luchó en los tiempos antiguos contra Beren. Sin embargo, el momento que afianzó mi interés y curiosidad por la historia de Beren y Lúthien fue cuando Arwen Undómiel se despidió de Frodo después de haberse unido a Aragorn y de haber escogido una vida mortal junto con su amado, más concretamente, cuando le regaló su colgante de estrella y le dijo: «mi elección es la de Lúthien, y como ella he elegido a la vez lo dulce y lo amargo.»

Mi pareja favorita de El señor de los Anillos, desde que vi las películas, siempre ha sido la de Aragorn y Arwen. De ellos, sobre todo, me fascinaba la elección de Arwen de renunciar a una vida eterna con su padre y hermanos para vivir una vida mortal con Aragorn. Admiraba su amor hacia el rey, que era más fuerte que todo y más valioso para ella que nada, y, a su vez, me maravillaba su valentía y su fuerza de voluntad y determinación al renunciar a su anterior vida y a la eternidad. Por ello, al descubrir que ella no había sido la única en afrontar una situación de este calibre y en decidirse por el amor verdadero y en escoger voluntariamente una vida mortal, decidí leer también sobre Lúthien y Beren y su historia. Igualmente, cabe decir, que mis ganas para saber de ellos crecieron cuando descubrí que Tolkien basó su historia en su relación con su esposa y que en su tumba mandó inscribir, como epitafio, el nombre de Beren, y, en la de su amada, el de Lúthien. En consecuencia, leí la Balada de Leithian en busca del relato de Tinúviel y, más tarde, los volví a encontrar a ambos, en El Silmarillion.

De ambas versiones, la que más me gustó fue la Balada de Leithian por cómo está escrita. El verso, la melodía, las palabras bien escogidas y las descripciones, tan importantes en Tolkien, lograron componer un conjunto armónico e ideal para imaginar, no solo las acciones y a los personajes, sino también el contexto de la historia y los paisajes en los que se desarrolla. Además, el hecho de estar escrita en verso le otorga al relato un halo de poema o canto tradicional y mítico, que resalta y refuerza su carácter épico.

La historia en sí me pareció emociónate y un tanto trágica, pero, sobre todo bella, puesto que en ella se ensalzan claramente el amor verdadero y eterno, la lealtad, la amistad y la nobleza de espíritu.
El amor verdadero y eterno es claramente el de Lúthien y Beren. Se trata de un amor sin límites, que los une hasta el fin de los tiempos: no importa lo que pase o a lo que deban enfrentarse, su amor lo supera todo y los hace invencibles ante el mal. Y no solo es así, sino que ninguna adversidad, de hecho, ni la propia voluntad de Beren, es capaz de alejarlos o separarlos (y me refiero aquí a cuando trata de llevar a cabo, solo, su misión dejando a Lúthien atrás para ahorrarle el peligro de tener que enfrentar a Morgoth). Este amor es en esencia unión total, y es de este modo que sus destinos se entrelazan completamente y todo lo que deba hacer uno, no lo hará sin el otro. Y es tan grande que lleva a Beren a intentar robar el Silmaril al mismo Morgoth, a fin de que su amada pueda volver algún día a casa o vivir segura en algún lugar. Del mismo modo, es tanta su potencia que es la causa de que Lúthien se atreva a abandonar a sus padres y a todo aquello que siempre ha conocido para salvar a Beren ella sola, e, incluso, la lleva a intentar convencer a Beren de que abandone su misión, si esta es por su bien, si de este modo le evita una muerte casi segura a manos de Melkor o de Thû (Sauron). Otros ejemplos de su gran potencia podrían ser cuando Beren pierde la mano para conseguir completar su misión o cuando Lúthien encara a Carcharoth, o al mismo Morgoth, para conseguir el Silmaril.

Sin embargo, de todos los sucesos narrados por Tolkien en la balada o en El Silmarillion, hay dos que, a mi parecer, destacan sobremanera su amor y lo culminan. El primero de ellos se encuentra en el capítulo “De Beren y Lúthien” de El Silmarillion, en las últimas páginas, después de que el espíritu de Beren abandone su cuerpo por causa de Carcharoth, cuando el de Lúthien vuela hacia las Estancias de Mandos. En este, Lúthien demuestra su invencible e infinito amor hacia Beren al atreverse a entrar en un lugar que no está pensado para los elfos y a dirigirse a Mandos y ser capaz de conmover al inconmovible por esencia, la primera y la última vez en toda la historia, con una canción hermosísima e infinitamente triste, en la que habla del «dolor de los Elfos y la congoja de los Hombres» y en la que se trasluce su amor y su dolor por la muerte de su amado. Así, no solo logra ganarse con sus habilidades y su amor, la compasión de Mandos, sino que consigue salir de las Estancias de Mandos, junto con Beren, con vida. En línea con esta proeza, se halla el otro momento destacable por el amor que arde en ambos protagonistas, cuando a Lúthien se le da la opción de elegir entre la vida inmortal y sin Beren, y la vida mortal junto a este. De su decisión ya he hablado y, si se me permite, repito que me resulta de lo más loable y bella y que ensalza en grado sumo su amor y su persona. Por todo ello, la relación entre ambos me parece lo más importante de la historia, porque, además, es inspiradora y hace surgir en el lector la esperanza de encontrar un amor tan grande y sincero y la fe en que amar sin límites es posible y que, tal como diría Santo Tomás de Aquino, «el amor no cansa ni se cansa».
Como inciso, me gustaría añadir que, dentro del tema del amor, también me gusta considerar a Gorlim, que, pese a que traicionó a sus amigos y al padre de Beren, lo hizo movido por la desesperación ante la posibilidad de volver a ver a su mujer. Su historia, aunque triste, dolorosa, trágica y manchada por la deslealtad, se encuentra atravesada por un rayo de luz, que es el amor que profesaba. Además, me gusta pensar que reparó su falta cuando avisó en sueños a Beren del peligro en que se encontraba Barahir.

En lo que se refiere a la amistad, a la lealtad y a la nobleza de espíritu, es necesario hablar de dos personajes: Felagund y Huan. De Felagund valoro mucho que abandonase su trono y todo su poder para cumplir una promesa que había hecho a su amigo y benefactor, el padre de Beren, y, especialmente, que la llevara a cabo hasta el final y, por su amistad con Barahir y Beren y su palabra, muriera defendiéndolo. Todo ello evidencia su nobleza, su valor y su honradez y lo convierten en uno de mis personajes favoritos de esta historia. Respecto a Huan, su lealtad y su amor por Lúthien son dos de sus más relevantes características. Por ella se enfrenta a su antiguo amo, a licántropos, a Sauron y, finalmente, vence a Carcharoth, el lobo más malvado y feroz de todos, que, desgraciadamente, lo hiere de muerte. Además, resulta conmovedor que, pese a que solo le había sido dado poder hablar tres veces en su vida, todas fueron para dirigirse a Beren o a Lúthien, siendo la última para despedirse de Beren.

Ambos, Felagund y Huan, lo dan todo para salvar a quienes aman y a quienes han decidido ser leales, y tienen un lugar especial en mi corazón.

Dejando a un lado estos, los principales temas de la balada, que hacen de la historia un escrito rico y valioso, hay una serie de aspectos que me gustaría realzar.

En primer lugar, me resulta asombrosa la valentía de Lúthien, por mucho que este inflamada por el amor. Es sorprendente y espléndido que ella sola se enfrente a tantos males, que lo dé todo por Beren y que con sus palabras atemorice al mismo Thû. Igualmente, son interesantes sus habilidades y su magia, que le permiten tejer una capa con su cabello que, además, provoca sueño al enemigo. Sin embargo, lo que más me asombra de ella es su canto, que no solo es hermosísimo, sino que también es hechizante y extremadamente poderoso. Así pues, en dos situaciones su canto plasma en extremo su poderío y su encanto: ante Morgoth, cuando consigue dormirlo a él y a toda su corte, y ante Mandos, cuando lo conmueve. Además, me gustaría añadir que es un verdadero placer que Tolkien lo utilice también como representación de los sentimientos de los personajes; así, cuando Beren abandona Doriath, Lúthien deja de cantar, y cuando Dairon descubre el amor de ella por el humano, deja de componer sus famosas y bellas canciones. Finalmente, el canto tiene un poder tan relevante en la balada que incluso Thû y Felagund se baten en un duelo de canciones, en el que gana Thû y Felagund cae rendido.

En segundo lugar, me parece maravilloso que Tolkien haga de Beren un hombre amigo de los animales y que le conceda el don de poder hablarles y serles simpáticos, como cuando habla con el caballo de Curufin para despedirlo.

Y, en tercer lugar, aplaudo que los personajes principales de esta balada sean héroes y posean, a la vez, sentimientos de lo más humanos, como cuando ambos sienten miedo o terror ante ciertos peligros, como Morgoth, o cuando Beren no se atreve a hablar al principio ante el rey Thingol porque está conmocionado por su majestad y por la belleza del lugar.

En conclusión, la historia de Beren y Lúthien me parece una historia emocionante, épica, amena, llena de aventuras y bonita, donde el amor y la lealtad y el buen corazón y la honestidad y la valentía triunfan sobre Morgoth y sus esbirros, el rey Thingol y su rechazo de Beren y sobre Mandos y la misma muerte. Es un relato donde brilla de manera especial el amor de ambos protagonistas, un amor de verdad que los une y los convierte en uno, entrelazando sus futuros para siempre, no solo en la vida, sino también más allá de la muerte. Con todo, se trata de una bella narración fantástica con el poder de insuflar al lector de esperanza y de fe en la vida, en los demás y en el amor y por ello recomiendo encarecidamente leer la historia de Beren y Lúthien.

Quiero agradecer a El anillo único y a la Editorial Minotauro por brindarnos la oportunidad de expresar nuestros sentimientos y pensamientos en torno a los relatos de Tolkien y, con ello, permitirnos profundizar más en ellos, revivirlos y recordar viejos tiempos.
Gracias por vuestra atención y dedicación.
¡Buena suerte a todos!

Primero que todo debo admitir que soy nueva en este mundo de nuestro querido Tolkien, a pesar de que conocía mucho sobre él desde que era niña,. Empecé a leer su maravillosa obra hace relativamente poco y creo que me he enamorado de todas las asombrosas historias que han sido tejidas de una manera tan extraordinaria que te hacen sentir cosas inexplicables. Conocí todas las historias de la tierra media gracias a mi padre. Cuando era niña él siempre leía los libros de El Señor de Los Anillos y El Hobbit, me enamoré del extenso e intrincado mundo que creó Tolkien; Elfos, Enanos, Hobbits, Dragones, Orcos; La Tierra Media tenía una riqueza que nunca había experimentado antes.

A medida que crecí herede su gusto por este mundo fantástico, pero nunca me había adentrado en el como ahora, lo poco que sabía se lo debía en gran medida al conocimiento de mi padre y a los relatos que de niña me había contado, nunca me había atrevido a leer ningún libro de Tolkien. Hace relativamente poco leí El Silmarillion, hace 6 años aproximadamente y creo que mi primera experiencia con el fue bastante buena, gracias a todo lo que mi padre me había enseñado desde niña. Cuando encontré la historia de Beren y Luthien por primera vez me pareció asombrosa, La escala y el detalle es impresionante, tiene un sentido de épica que lo hace un poco como leer un libro de mitos antiguos: dioses y monstruos, el amor y la muerte, el triunfo y la tragedia.

La verdad es que me encantan todas las versiones, pero mi versión favorita es la ‘Balada de Leithian‘ que está escrita completamente en verso porque de esta forma Tolkien logra capturar a Beren y Luthien de la forma más conmovedora, triste y maravillosa. De una versión a otra, los nombres cambian y aparecen varios personajes que desaparecen de la narración, pero es aún más fascinante observar qué los hilos narrativos permanecen constantes. Tolkien escribió de forma elocuente pero también elemental, y es fascinante ver las energías primarias de la historia canalizadas a través de diferentes versiones. La historia de Beren y Lúthien, después de todo, es una de las creaciones más personales de Tolkien. Estaba fuertemente inspirado por su relación con su esposa Edith y gracias a esto tiene un gran valor sentimental para mí, ya que mi padre como gran fanático de la obra de Tolkien siempre procuro dedicarle a mi madre varios cantos de la ‘Balada de Leithian‘, por esta razón siempre tendrá una parte importante en mi corazón, ya que siempre voy a recordar a mis padres por esto. Convirtiéndose ellos mismos en la muestra viviente donde el verdadero amor perdura más allá de la muerte y los Círculos del Mundo, sin importar los obstáculos que encuentre en su camino. Si uno está enamorado, nunca debería perder la esperanza, por esta razón este libro inmortalizaría grandes recuerdos de mi infancia que seguramente compartiré a mis hijos más adelante como hizo mi padre conmigo.

Muchas Gracias comunidad del Anillo Único y Editorial Minotauro por darnos la oportunidad de recordar buenas historias con este tipo de concursos, más allá de un premio traen a flote los sentimientos de varios al rememorar la obra de Tolkien y su experiencia personal con cada una de ellas. ¡Buena suerte a todos!.

antes de todo quiero expresar mi agradeciendo por tener un sitio donde podre conocer mas a fondo del renombrado J.R.R.Tolkien y por tener un sitio como elanillounico.com yo los sigo en las tres redes sociales y es ahi donde yo eatpy al tanto de sus publicaciones diarias. Yo he tenido la oportunidad de ver todas las peliculas y seguir la evolucion de estas desde que salio al cine el ceñor de los anillos me enamore de su contenido y enpece a inveatigar de quien era inpirada la pelicula y supe que es uno de los mejores exponentes en literatura y distinguido J.R.R Tolkien conosco de su hiatoria y los premios a galardon que el a obtenido y he comprobado que el tiene todo lo que se requiere en imaginacion,creacion, y esquicites en lectura. Siempre he soñado tener toda la coleccion pero aca en mi país es sumamente caricima y no he logradperseverancias
Hace poco en una librería prestigiosa regalaron un ejemplar pero lastimosamente en la llamada telefonica una chica se me adelanto y perdi la oportunidad de tenerlo desde ese dia senti una sensacion de triateza pero ahora ustedes elanillounico junto y gracias a.Minotauro me están.proporcionando una oportunidad que no puedo desaprovechar. J.R.R.Tolkien tiene una magia en donde me hace creer que el sonó.y se inspiro en tener unundo diferente
Cada personaje que se expone en sus obras representa una.personalidad en un mundo en el cual vivimos
Las obras de el El están inspiradas en valores, los cuales que poco a poco se han ido perdiendo en un mundo tan combulcionado . cada.personaje representa la valentía, el valor,ingenio,superación,fe,esperanza, triunfo,victoria, creer en uno mismo, la amistad, compañerismo,lealtad,solidaridad, la unión,perseverancias pero también. El odio,envidia,anticompañerismo, codicia,avaricia,poder,la trampa,la maldad,la mentira y el engaño .pero ante todo.esto.el Amor sobre sale ante el mal. En la obra de Beren y Luthien hay mucho mas énfasis en todo lo que se puede manifestar sobre el amor ,sacrificó, triunfo,victoria de vida y muerte y se que aquí la manifestaciones. De la vida amor y la muerte estan muy fuertemente plasmadas. Un amor que no solo va en la representación de un hombre y una mujer . quiero verlo que el amor puede ser manifestado de difetentes maneras del amor a un hijo cuando este esta enfermo y en donde una madre desearia tener todos los males y quitarcelos a su hijo para no verlo sufrir. Beren y Luthien nos definen el amor de diferentes maneras nunca hay que perder la esperanza . De esta manera ea como les he hecho presente mis sentimientos esperando ser tomada en cuenta para poder ganarme el libro. Y con humildad expongo mis agradecientos al que lean mi comentario

La historia de Beren y Lúthien tiene tanta relevancia dentro de “El Silmarillion” y fue muy importante para el profesor, que se podrían hacer muchos análisis y comentarios sobre ello, pero a mí me gustaría hablar desde mi experiencia y el cómo llevo conociendo este capítulo desde hace ya muchos años, pero apenas hace algunos días logró convertirse en mi historia favorita del legendarium.

Llevo más de 12 años de haber leído “El Hobbit” y fue el primer libro de J.R.R Tolkien que, gracias a una maestra de español, termine leyendo y amando hasta el día de hoy. Pero quería saber más sobre La Tierra Media y todo lo que la involucraba, así que buscando un poco en internet encontré otros libros que podrían guiarme a través de esta aventura.

Pero no fue sino hasta hace 8 años (mismo tiempo que tenía de estar soltero) que leí “El Señor de los Anillos” y después “El Silmarillion”. Al leerlo por primera vez, el capítulo de “Túrin Turambar” fue el que más llamó mi atención y con el que más sufrí, por lo dramático y triste que es.

Sin embargo, el 16 de febrero de este año, mismo día que sería mi primer día de trabajo, jamás pensé que conocería a la mujer con la que querría compartir mi vida, me bastó con escuchar de su boca un amigable “Hola” a mis nuevos compañeros, para que yo quedara hechizado y no pudiera pensar en nada más. Pasaron los días y no supe nada de ella, hasta que llegó una excelente noticia, me tocaría trabajar con esa mujer de gabardina verde y de hermosa voz, al fin podría conocerla, saber qué le gustaba, qué le apasionaba, qué le divertía. Y así pasó, desde el primer día que trabajamos juntos, nos volvimos muy cercanos y empezamos a platicar de nuestros gustos, hasta que salió a tema cuál era mi escritor favorito, yo respondí que Tolkien y ella me comentó que jamás lo había leído pero que le gustaría hacerlo y eso me ilusiono mucho.

Al cabo de unos días de trabajo, al fin se dio la oportunidad y nos declaramos nuestro amor, yo jamás pensé que sería correspondido, pero ahora tenía la oportunidad de demostrar que valía la pena intentarlo. Atravesamos por muchas adversidades para poder estar juntos, había personas se interponían en nuestra relación, por un tiempo tuvimos que ocultar lo nuestro, seguido a eso me mandaron a trabajar lejos de ella lo cual me sumergió en una depresión muy grande, pero ella fue más fuerte. Me ayudó a salir adelante con su amor, sus detalles, sus dibujos y sus palabras, hasta que superé poco a poco aquella depresión y así enfrentamos todo, luchamos por ser felices y estar juntos.

Desde que empezó la relación, habíamos hablado de que ambos leeríamos los libros del Profesor y hace algunos días tuvimos la oportunidad de hacerlo. Directamente quise leerle el capítulo de “Beren y Lúthien” y la verdad no recordaba muchos detalles, así que también me serviría para repasar algunas cosas que ya había olvidado.

Así fue, en cuanto comencé a leer en voz alta el capítulo, me di cuenta de cosas que antes no comprendía, no porque la historia no fuera clara, más bien no las entendía porque jamás había sentido amor verdadero y sincero como el que tenía ahora. Poco a poco empecé a relacionar la historia con muchas cosas de lo que yo estaba viviendo, todo lo que habíamos pasado y lo difícil que había sido llegar a donde estábamos, la manera en la que con su voz me enamoró, las personas que al notar su belleza y esa sonrisa que podía iluminar la habitación más oscura, se habían enamorado de ella y terminaban interponiéndose entre nosotros.
Los sacrificios que ambos hicieron, la fortaleza de Lúthien y muchas cosas más, me hicieron ver que era imposible no notar las similitudes en nuestra relación y no identificarme con Beren, quien ahora sería junto a Lúthien, mi historia favorita. Recuerdo que al llegar al final del capítulo ya no podía contener el llanto, pero logré terminarlo y aunque mi voz se quebraba en las últimas palabras, ella esperó hasta el final y con una sonrisa tomó mi mano y me dijo que le había encantado la historia. Después de eso me abrazó y ahí fue inevitable no llorar, jamás había pensado que algún día viviría algo tan hermoso como lo que había leído en este capítulo, pero ahora lo entiendo y es por mucho mi historia favorita.

Me gustaría dar las gracias a los miembros de El Anillo Único por esta oportunidad para concursar, me gustan estas actividades y aunque no gane el concurso, fue un gusto compartirles mi experiencia con esta bella historia. Aunque no estaría mal ganar, ya que aquí en México es casi imposible conseguir los libros de Editorial Minotauro.

Cuando Leí el libro de los cuentos perdidos y su análisis por Christopher Tolkien, pensé en que iba a a encontrarme con una versión mas del Beren y Luthien de el Silmarillion, pero vaya sorpresa cuando aparece Elfwine y la cabaña del juego perdido. Los claros indicios de la unificación que Tolkien planeaba hacer de la historia de nuestro mundo (Inglaterra mas exactamente ) y su metaverso, me dejó impactado. Ahora bien, nose si es por alguna clase de empatía o por una fascinación extraña que siento hacia los elfos, que prefiero al Beren elfo. Es claro que este Beren estaba bastante “humanizado”, pero su figura en mi mente no deja de alumbrar. Dato curioso: mi gato se llama Tevildo.

Mae Govannen, Eruhini! bueno, entre las escenas que más me imagino de la Historia de Beren y Luthien es cuando se baten a duelo de canciones Finrod y Sauron… y uno se imagina que cantarían algo “sacro medieval” o estilo celta… unas voces gruesas o claras como la pureza de la vida sin prisa. quizás una hazaña digna de exprimir mentes creativas a la hora de plasmarlo en una película. muchas veces pensé como Tolkien para ilustrarme a mi mismo esa escena, pero soy de la camada de la nueva era con música rock, pop. pero, no obstante, me dejé llevar por la gran música implementada de Howard sHore y entendí cuán importante es darle una voz a la música de Tolkien en sentido “a cappella”… Sauron generando una inmensa y tremenda voz profunda rencorosa y apasionantemente oscura frente a la pureza de la naturaleza mágica creada por Eru, en la piel de Finrod. imagínense esa escena, solamente ese instante, de ser observado por Beren y la guardia de Finrod, antes de ser encarcelados. además, supongo poniéndome en la piel de Beren, preguntándome: ” por qué se enfrentaría a un Maia cantando, en vez de correr, o enfrentarlo con alguna espada digna de blandir. en fin, una canción…cómo llegar a la mente y al alma con una simple muestra de destreza creativa. digna de anécdota, para ver posteriormente en una película con Beren contándole a Dior ese momento inolvidable.

gente linda, gracias por esta oportunidad de expresarnos y por el lugar que siempre nos dan del corazón! Namárië!

Leí la historia de Beren y Lúthien en El Silmarillion a los 17 años, cuando solía recurrir con frecuencia la biblioteca, tiempo después y ya siendo mayor de edad decidí comprar el libro. Los textos del profesor Tolkien siempre han sido fundamentales en mi crecimiento como persona pues siempre he creído que tienen muchos valores que valen la pena rescatar y tener en cuenta. La historia de Beren y Lúthien no fue la excepción, pues el amor y la lealtad son hilos conductores de principio a fin. En la historia es notable el amor virtuoso que hay entre Beren y Lúthien, así mismo, la lealtad de Huan en sus actos mueven a los lectores de Tolkien a que esta historia sea una de las favoritas.
En la actualidad estando en la universidad me animo a reencontrarme con los textos de Tolkien y esta vez es una experiencia totalmente diferente, no solo por las fuentes que la filosofía me ha brindado sino por las experiencias de vida que he tenido. Ambas no solo fortalecieron valores que las obras de Tolkien en mi adolescencia mostraron, sino que la visión de las mismas ahora es más crítica. No solo en los valores ya mencionados, sino también en el de la amistad, valor que también se encuentra en El Señor de los Anillos. La historia de Beren y Lúthien inspira de distintas maneras, bien sea por el amor que llega a diferentes parejas o por la lealtad que anima a los hombres a alcanzarla. Tener el conocimiento de que en la realidad Tolkien se inspiró en su esposa Edith para crear el personaje de Lúthien mueve a los lectores a alcanzar un amor como el que Tolkien muestra en la historia, un amor que sea capaz de cometer actos imposibles para conseguir lo que su corazón le dicte, uno que inspire hacer las cosas en compañía y que el amor sea realmente profundo y virtuoso. Así mismo, la historia también inspira a tener de nuestro lado compañía valiosa y leal.

Sobre la historia de Beren y Lúthien lo primero que me viene a la cabeza es la influencia e inspiración del mismo matrimonio de JRR Tolkien con Edith Mary Tolkien (de soltera Edith Mary Bratt)

Después de la muerte de Edith, Tolkien escribió a su hijo Christopher:

“Por fin estoy ocupándome de la tumba de mamita …. La inscripción que me gustaría es:

EDITH MARY TOLKIEN

1889-1971

Lúthien

Breve e insípida, excepto Lúthien, que dice para mí más que una multitud de palabras: pues ella era (y sabía que lo era) mi Lúthien*
13 de julio. Di lo que sientas, sin reservas, sobre este añadido. Empecé esto bajo el peso de una gran emoción y desdicha; y, de cualquier modo, de tanto en tanto (cada vez más), me abruma una implacable sensación de duelo. Necesito consejo. No obstante, espero que ninguno de mis hijos considere el uso de ese nombre un capricho sentimental. De todos modos, no es comparable con la mención del nombre de mascotas en los avisos fúnebres. Nunca llamé Lúthien a Edith, pero ella fue la fuente de la historia que con el tiempo se convirtió en la parte principal del Silmarillion. Fue concebida por primera vez en el claro de un pequeño bosque lleno de cicuta en Roos, en Yorkshire (donde durante un breve tiempo estuve al mando de un puesto de avanzada de la Guarnición Humber en 1917, y ella pudo vivir conmigo por un corto período). En aquellos días tenía negros cabellos resplandecientes, la piel clara, los ojos más brillantes que se hayan visto, y era capaz de cantar… y de bailar. Pero la historia se ha torcido, y he quedado abandonado, y yo no puedo implorarle al inexorable Mandos.

* Ella conocía la primera forma de la leyenda (escrita en el hospital) y también el poema finalmente publicado como el canto de Aragorn en el S. de los A”

11 de julio de 1972. Carta nº 340. Cartas

Dos años después Tolkien murió y en la lápida del cementerio de Wolvercote, en Oxford, además de del nombre de Lúthien se puede leer Beren.

Por esta relación tan especial con su vida, con su gran amor, me quedo con el momento de la historia en el que Beren se encontró con Lúthien:

“Se dice en la Balada de Leithian que Beren llegó tambaleándose a Doriath, con cabeza cana y como agobiado por muchos años de pesadumbre, tanto había sido el tormento del camino. Pero errando en el verano por los bosques de Neldoreth, se encontró con Lúthien, hija de Thingol y Melian, a la hora del atarceder, al elevarse la Luna, mientras ella bailaba sobre las hierbas inmarcesibles del claro umbroso junto al Esgalduin.”
El Silmarillion. De Beren y Lúthien.

Es la historia de amor en mayúsculas de todo el Legendarium de Tolkien. Una de las más épicas, sin duda, y una de las tres uniones que se dan entre los Edain y los Eldar. Es una historia muy especial.

Cuando recuerdo a las variadas y diversas historias de la Tierra Media del Profesor Tolkien, en el Silmarillión, el capítulo “De Beren y Luthien”, ha sido de todas las historias leídas, la que mas me caló hondo en mi corazón.-
Una historia de amor sin igual que comienza cuando Beren un hombre puro de corazón y valiente como el que más, logra atravesar el escudo mágico de Melián que rodeaba el reino de Doriath y un día en lo profundo de sus bosques ve danzando a la criatura mas hermosa que jamas habia visto y queda encantado al escuchar su mágica voz como un ruiseñor…era Luthien la pricesa elfica hija del Rey Thingol.-
Se enamoran perdidamente y su padre muy disgustado le encarga a Beren lo imposible…la recuperación de los tres Silmaril, que habian sido robados por el Sr. oscuro Morgoth.-
Para que su profundo amor sea reconocido, ambos emprenden la titánica misión de ingresar a las mansiones del 1er Señor Oscuro Primordial Morgoth, el cual tenía engarzadas las joyas en su corona.-
El valiente Beren logra sacar uno de los Silmaril, pero al intentar recuperar los demás, despierta al Vala mas poderoso, ambos son perseguidos y cuando son arrinconados por Carcharoth el lobo guardián, éste devora la mano de Beren que poseía la brillante joya.-
Una historia de persecución y sacrificios múltiples donde son perseguidos y encadenados por Saurón el Maia y son liberados por el mas noble de los elfos, Finrod, el hermano de Galadriel, el cual perece en manos del Maia en la isla de Tol-in-Gauroth.-
Finalmente el Silmaril es recuperado y al ver el rey Thingol el amor que se profesaban estas dos criaturas de diferente linaje, al fin accede y bendice el amor de su hija con el hombre de sus sueños.-
Es una historia tan triste, pero con una riqueza de personajes tan nobles que participan en la misma, que uno no puede dejar de recordarla,…. porque finalmente ambos logran la felicidad que hasta a los Valar conmueve y consienten la unión de una elfo con un Hombre, los cuales fueron víctimas de la gran maldición de las tres Joyas.-

Quiero aprovechar en esta oportunidad, luego de haber leído la noticias diarias del “Anillo Unico. com”, a traves de mi modesto comentario, mi mas profundo agradecimiento a la Editorial Minotauro, por el interés, la dedicación y la generosidad demostradas, por la colaboración valiosa sin la cual no hubiesen sido posibles, los fantásticos consursos literarios sobre las historias esbozadas por el genial Profesor J.J.R. Tolkien.-
Pero además deseo expresar particularmente mi enorme agradecimiento a Uds. Sres. del “Anillo Unico”, creadores de tan útil y necesario portal, dedicado a la las grande obra sobre la Literatura Fantástica creada por n/ prolífico profesor Tolkien.-
En las noticias del día de hoy Uds, nos agradecen a los lectores, por acompañarlos en el increible viaje que recorre la vida y obra de nuestro tan amado Profesor y de continuar “aguantándolos” por muchos años mas.-
Pero….en realidad somos nosotros, los fieles lectores los que estamos total y absolutamente agradecidos a Uds., por difundir con tanta pasión y entereza, en forma diaria, a traves de los meses y años de nuestras vidas.-
Deben saber que gracias a la gran Obra del maestro Tolkien, muchos de nosotros nos hemos trasladado en cuerpo y alma al mundo-paralelo de la Tierra Media, donde vivimos en forma diaria las vidas y aventuras de los queridos personajes que yacen en ella.-
Esta vasta Obra, me ha transformado, convertido en una persona distinta a la que era antes.-
Y para terminar…. quiera Eru, nuestro Díos, que “El Anillo Unico.com” perdure por siempre… para nuestro gozo y felicidad.-
MUCHAS GRACIAS!! por todo.-
“NAMARIE”

Para mí, esta historia significó mucho, ya que cuando la leí en el Silmarillion, justo empecé a enamorarme de la chica de mis sueños. Por eso, todo lo que leía de las descripciones de Lúthien me recordaban a ella, todo lo que hacía Beren, es lo que yo haría por ella. Y lo más bonito de esta historia, es que los dos se aman por siempre, al igual que ella y yo. Porque, cuando acabé la historia, se la conté, y escuchó con atención palabra a palabra toda la historia a través de mis labios y, al acabar, tan sólo pudo decir: te quiero.

Ese es el verdadero valor de esta historia, que no se queda en las páginas, sino que pese a ser de un mundo de fantasía, es tan real como la vida misma, ya que el amor, es atemporal y eterno.

Deja un comentario