Un aficionado tolkiendili ha creado una magnífica reproducción del Libro Rojo de la Frontera del Oeste totalmente en español, además de otras réplicas de objetos vistos en las películas de El Señor de los Anillos y El Hobbit.

Fernando López es un consumado artesano y un gran aficionado tolkiendili a quien sin duda muchos conoceréis por sus trabajos. Y es que la combinación de la pasión por la Obra de J.R.R. Tolkien y la creatividad artesanal solo puede dar como frutos unas obras increíbles, como esta maravillosa réplica completamente en castellano del Libro Rojo de la Frontera del Oeste. Podéis admirar las obras de Fernando en su página de Facebook, y desde aquí queremos agradecerle una vez más a Fernando su amabilidad y generosidad.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Pero antes de hablar de la réplica en sí, hablemos un poco del Libro Rojo de la Frontera del Oeste. Para Fernando, su origen se encuentra en la propia palabra Hobbit. “Para mi, ese fue el nacimiento del Libro Rojo, como concepto. Tolkien necesitaba una fuente de la que procediera toda su mitología. El Libro Rojo nació a la vez que los Hobbits. De ahí que el Libro Rojo esté tan vinculado a ellos. Fue escrito por Hobbits. Ya de por sí, cuando uno lee ‘El Señor de los Anillos‘ o ‘El Hobbit‘, siente que ese mundo es real. Las leyes físicas que rigen ese mundo, son las mismas que encontramos en el nuestro. De hecho, la Tierra Media de Tolkien es nuestro mundo. Lo que pasa es que esa Tierra Media es anacrónica, es decir, pertenece a una época histórica ficticia de nuestro planeta Tierra. Toda su mitología está alejada de manera temporal, no física. No se trata de otro mundo lejano ubicado en otra galaxia. No. Los hechos que se cuentan en este caso en el Libro Rojo, ocurrieron en nuestro mundo.”

Fernando también especula sobre la procedencia del libro en sí, algo que Tolkien no llegó a aclarar. “No se conoce realmente la procedencia del Libro Rojo. Pero si nos fijamos en el diseño de la cubierta del libro que hicieron para las películas, eso nos puede dar una pista. Y es que yo sostengo la teoría de que es un regalo que los Elfos de Rivendel hicieron a Bilbo cuando éste regresó de su aventura con los Enanos. Tolkien sí lo describe como un libro encuadernado en piel roja, y creo recordar que incluso lo describe con las tiras de cuero que sirven para cerrarlo y también con las iniciales de Bilbo grabadas en plata.

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

En el libro de la película, aparecen otros elementos de origen élfico en la cubierta. Los dos árboles de los Altos Elfos y la estrella de ocho puntas de la casa de Feänor, quien fue el inventor de las Tengwar, las letras élficas. Me parece acertadísimo, que en un libro con las páginas en blanco, que va a servir para escribir en él, aparezca el símbolo del Elfo que inventó la forma de escritura que utilizarían los Elfos. De ahí que sea muy probable, que el Libro Rojo que vemos en la película sea un regalo de los Elfos a Bilbo, para que contase su aventura con los Enanos.”

La idea de crear una réplica del Libro Rojo en español nació a raíz de la réplica en inglés que hizo un propmaker neozelandes conocido como Indy Magnoli a partir de las páginas creadas por el experto caligrafista e ilustrador Daniel Reeve para el Libro Rojo empleado en las películas de Peter Jackson. En total Reeve creó veinte páginas, entre las escritas por Bilbo y Frodo, aunque solo unas pocas de ellas se ven en las películas (algunas de las demás se han podido ver en las charlas y conferencias que ha dado Reeve). Fernando reconoce que había algunos pequeños detalles de la réplica de Magnoli que no le terminaban de convencer, y durante mucho tiempo pensó que de hacerlo, él lo haría de otra manera.

Esa, y el hecho de que estaba en inglés, fue una de las motivaciones para que Fernando creara su propia réplica del Libro Rojo. “Impulsado por un par de compañeros del foro de coleccionistas donde se ha ido gestando el libro. Les gustaba el libro de Magnoli pero algunos de ellos no sabían inglés y les hacía ilusión poder tener el libro en castellano para leerlo a sus hijos por las noches. La tarea parecía grande, pero bueno, todo el material estaba ahí en los escritos de Tolkien y tenía unas guías que poder seguir, que sería la réplica en inglés. La idea era mejorar la réplica que ya había, en cuanto a calidad de materiales, mejores y mayor número de ilustraciones, acercarme todo lo posible a la caligrafía original vista en la película, más mapas, más anotaciones en los márgenes y un envejecido más realista. Una aventura que duró casi dos años.”

El mayor reto a la hora de crear la réplica del Libro Rojo era que cuatro Hobbits distintos (Bilbo, Frodo, Sam y su hija Elanor) habían escrito en el Libro Rojo, lo que implicaba que tenía que idear cuatro formas distintas de narración y cuatro caligrafías diferentes. Para la de Bilbo siguió la pauta de Reeve: resumir El Hobbit hasta la esencia misma de la historia y cambiar la narración a primera persona. Para la de Frodo se basó en la réplica de Magnoli, tarea en la que le ayudó su amigo Pau, estudiante de filología inglesa. Las partes de Sam y de Elanor fueron más sencillas: para Sam se inspiró en la forma en la que se expresa en las películas, y para Elanor tuvo total libertad, aunque decidió añadir matices de Sam, ya que era su hija y había aprendido de él.

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Una vez conseguida la ‘voz’ de cada uno de los cuatro Hobbits ya solo quedaba centrarse en la caligrafía. Para la caligrafía de Bilbo se basó en las páginas de Reeve, quien a su vez se había inspirado en la descripción que Tolkien hizo de la forma de escritura de Bilbo. El estilo de escritura de Bilbo es más caótico y desordenado que el de Frodo, por lo que Fernando tuvo que asentar bien todos los detalles para mantener un nivel de coherencia en todas las páginas escritas por Bilbo. También aportó un detalle muy especial, el diferenciar el tipo de tinta empleada por Bilbo (no usaría la misma tinta en Hobbiton que en Rivendel, y hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo la tinta se seca y oxida el papel).

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Para la caligrafía de Frodo también se basó en la de Reeve, siendo el estilo de Frodo más ordenado y con márgenes más justificados al encabezado. Además la tinta también es distinta, mucho más oscura que la usada por Bilbo. Algo que Fernando cree que también está relacionado con los tipos de pluma empleadas por Bilbo y Frodo. “Tal vez sea casualidad, pero podemos observar que Frodo en la película utiliza una pluma también negra para escribir en el libro, mientras que Bilbo utiliza una pluma moteada. Creo que este detalle no está puesto al azar. Bilbo siente ese espíritu de aventura, de volver a ver las Montañas, por eso utiliza una pluma de un pájaro joven que está cambiando el plumaje. Mientras que Frodo, llega abatido y herido tras destruir el Anillo. Nunca llegará a reponerse de aquellas secuelas tanto físicas como mentales, ha estado a punto de pasar al mundo de las sombras y el negro de la pluma y la tinta representan muy bien eso.”

Dar con la caligrafía de Sam fue mucho más difícil. A Fernando no le convencía la empleada en la réplica de Magnoli, que a su juicio era algo tosca, y que ya que Tolkien especificó que fue Bilbo quien enseñó a leer y a escribir a Sam, su trazo tenía que ser similar al de Bilbo pero con una personalidad propia. Fernando se puso en contacto con Reeve para preguntarle si iba a publicar el tipo de letra de Sam, pero aunque admitió que era algo que tenía en mente no sabía si lo llegaría a hacer. Ante una respuesta tan poco prometedora, Fernando se puso a revisar los DVDs de las películas en busca de alguna página escrita por Sam. Y afortunadamente encontró lo que buscaba en la imagen de uno de los menús de las Versiones Extedidas. En la imagen se veía el Libro Rojo en el escritorio de Bilbo, pero la caligrafía no se correspondía ni con la de Bilbo ni con la de Frodo. Tras conseguir leer parte del contenido de esa página Fernando descubrió que se trataba de un poema escrito por Sam, por lo que concluyó que ese tipo de letra solo podía ser la de Sam.

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

En cambio no tuvo tanta suerte con la caligrafía de Elanor, ya que le resultó imposible encontrar referencias oficiales. Asi que ante la duda, recurió al propio Tolkien. Poco nos contó el Profesor sobre Elanor, pero uno de los datos que sí conocemos de ella es que fue nombrada Doncella de Honor de la Reina Arwen y que visitaba Minas Tirith con frecuencia. Fernando pensó que probablemente Elanor pudo perfeccionar su caligrafía durante sus visitas a Gondor, por lo que optó por un tipo de letra similar a la del pergamino de Isildur, para que quedara patente la influencia de Gondor. Como dato curioso hay que señalar que escribir cada página le llevó a Fernando una media de 40 minutos.

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

En cuanto a las ilustraciones, Fernando solo encontró referencias oficiales de las realizadas por Bilbo con un estilo sencillo e icónico que recuerda a los grabados medievales de los códices o a las cartas antiguas del Tarot. Para las ilustraciones de Frodo se basó en dos dibujos que se pueden ver enmarcados en Bolsón Cerrado en distintas escenas de las películas, y que difieren totalmente del estilo de Bilbo, por lo que muy probablemente fueran obra de Frodo. El resultado son dibujos realistas, a grafito, semejantes a bocetos rápidos y en algunos casos sin acabar, inspirados en ocasiones por las obras de John Howe y Alan Lee. Ni las partes de Sam o Elanor incluyen ilustraciones.

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Una vez definido el estilo de dibujo de Frodo, la pregunta era evidente: ¿qué dibujos incluir? La respuesta se encuentra en la naturaleza de la réplica. “Ya que este libro fue pensado para grandes coleccionistas de Tolkien y sobre todo coleccionistas de figuras, bustos, objetos y armas de las películas, la idea era aprovechar que la parte de Frodo iba a tener dibujos más realistas, para poder plasmar en las páginas algunas de esas figuras y armas, y así los coleccionistas pudieran exponerlas junto a la página abierta donde aparece dibujada.”

Hay una hoja del libro que merece una atención especial porque es la única página que no ha escrito Fernando, sino que se trata de una página escrita por el propio J.R.R. Tolkien. Se trata de la carta que el Rey Elessar escribió a Sam en el año 16 de la Cuarta Edad para informarle que viajará al Norte y que se reunirá con aquellos que deseen verlo en el Puente del Brandivino. Dos de las tres versiones existentes de dicha carta fueron publicas por Christopher Tolkien en ‘El fin de la Tercera Edad, el cuarto volumen de la colección ‘Historia de El Señor de los Anillos‘. Como explica Fernando em su página de Facebook, “quería que el libro tuviera algo del puño y pluma de Tolkien.”

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

El papel de la réplica en inglés tampoco convencía a Fernando, por lo que intentó contactar con diversos miembros del departamento artístico de las películas para preguntarles cuál era el papel empleado en el libro de las películas. Solo algunos contestaban, y ninguno era capaz de decirle cuál era el papel, hasta que contactó con Josie Leckie, asistente personal de Peter Jackson en ese tiempo (aunque Fernando lo desconocía), quien remitió su duda al departamento artístico. Poco tiempo después tenía todos los datos del papel que se utilizó en el libro original: un papel artesanal, hecho a mano, libre de ácido y 100% algodón.

Réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

La cubierta del libro es cuero auténtico, grabado a presión, con la estrella de la casa de Fëanor y las iniciales de Bilbo pintadas a mano. El envejecimiento es un proceso cuidadoso que se hace a mano y página a página. Tras envejecer el papel se pliegan los cuadernillos y se procede al cosido y ensamblaje del libro. Finalmente el cuero de la cubierta se desgasta y dobla, para dar el aspecto de que ha pasado por muchas manos y años.

Réplica en español del Mapa de Thrór

La réplica del Libro Rojo creada por Fernando tiene un total de 320 páginas, incluye 75 ilustraciones, 51 anotaciones en los márgenes, 26 canciones, 9 poemas, 9 acertijos, 8 árboles genealógicos, 8 mapas y 10 insertos, siendo uno de ellos el retrato de Bilbo realizado por Ori que se ve al principio de ‘Un viaje inesperado‘.

Para las acuarelas Fernando contó con la colaboración de Cristóbal García (podéis visitar su blog El Dodo Albino para conocer más sobre su obra).

Réplica del pergamino de Isildur

Además del Libro Rojo de la Frontera del Oeste, Fernando también ha creado otras fantásticas reproducciones como las del Mapa de Thrór, el árbol genealógico de los Bolsón de Hobbiton, el pergamino de Isildur, los retratos de Bungo Bolsón y Belladona Tuk (los padres de Bilbo), la pipa de Bilbo o un barril de hierba para pipa de Hoja del Valle Largo.

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con , , , , , . Anota el permalink.

Comentarios

5 Responses to Maravillosa réplica en español del Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Imagen de perfil de Nirnaeth

Es que la Criatura es un auténtico crack.
Lo dice alguien que ha tenido la fortuna de hojear el Libro Rojo con sus propias manos, y de conocer en persona a su autor. Una maravilla tanto su obra como el autor, que no es más modesto porque no entrena.
Después de lo del Libro Rojo, ya nada puede extrañar, como que se marque un diseño alucinante del cartel de los Premios Niggle 2015 cual mago que se lo saque de sombrero picudo. Vean, vean http://sociedadtolkien.org/certamenes/bases/bases-premios-artesania-niggle/

Imagen de perfil de Victor

Una increible joya de coleccionista que tengo la suerte de poser, un gran trabajo de Criatura (Fernando) que es el gran creador. Es una replica 100% para mi mejor hasta que el de la pelicula y mil vueltas le da a la de magnoli. Un salodo!!

Deja un comentario