Melissa’s Fine Pastries ha creado una espectacular tarta de la ciudad de Minas Tirith de metro y medio de ancho y más de un metro de alto.

Es habitual ver tartas inspiradas en la obra de J.R.R. Tolkien y en las películas de Peter Jackson que reproducen lugares, personajes y momentos emblemáticos, como el Ojo de Sauron, Bolsón Cerrado, Barad-dûr o Minas Tirith. Algunas de ellas realmente elaboradas, como esta tarta de boda de la Torre de la guardia creada por la chef pastelera británica Michelle Gillot. Aunque hasta esa obra puede palidecer en comparación con la impresionante tarta de Minas Tirith creada por Melissa’s Fine Pastries, una pastelería de Nueva Orleans especializada en crear tartas personalizadas.

Antes de nada nos gustaría darle las gracias a nuestra amiga Findûriel por su colaboración y ayuda, y os animamos a que visitéis su blog Espera a la primavera.

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

(Tarta de Minas Tirith creada por Melissa’s Fine Pastries. Fotografía de A Bryan Photo)

Como se puede leer en el blog  de Melissa’s Fine Pastries, la tarta de Minas Tirith ha sido el proyecto más grande, elaborado y laborioso que han ejecutado nunca, y que estaban fascinados por el desafío de crear una réplica de la ciudad para una tarta de boda de esta magnitud. Y no es de extrañar, ya que la tarta tiene unas dimensiones de 60 pulgadas de ancho (1’52 metros) y 4 pies de alto (1’21 metros) y 21 kilos de peso. La tarta está hecha de azúcar, chocolate, mantequilla y huevos.

Además, Studio Vieux Carre (estudio especializado en crear películas de boda) ha hecho un video en el que se explica todo el proceso de creación de la tarta. Según explica Melissa Samuels, fundadora de la compañía Melissa’s Fine Pastries, el proyecto fue un encargo de un gran aficionado de la obra de J.R.R. Tolkien que quería una réplica exacta de Minas Tirith como tarta de boda y que la quería a una escala muy grande.

Samuels admite entre risas que aceptó el encargo sin saber nada de la obra de Tolkien, y que al ver la magnitud del proyecto se quedó asombrada. Explica que comenzaron investigando las características arquitectónicas de Minas Tirith, y que fueron al libro en busca de referencias, y que al principio ni siquiera sabían por dónde empezar a modelar la tarta. Eventualmente adquirieron una miniatura de Minas Tirith que utilizaron como referencia para crear la tarta. También comenta que dado el tamaño de la tarta tuvieron que fabricar ellos mismos todos los elementos necesarios para crear la tarta.

En ese sentido comenta que buscaban la forma de crear sus propios moldes, y que querían moldes para chocolate y no para azúcar, ya que con el chocolate las formas quedan más definidas. También destaca la importancia de modelar el chocolate de la mejor forma posible para que los distintos elementos arquitectónicos de Minas Tirith (edificios, estatuas, etc…) no perdieran su calidad arquitectónica, ya que el cliente quería una tarta que fuera una réplica a escala de la Ciudad banca y no una tarta que pareciera una tarta. Para ello utilizaron algunas texturas arquitectónicas producidas por Hirst Arts, una compañía de arquitectura fantástica, para crear prensas de silicona de grado alimenticio para los muros de piedra y las calles adoquinadas.

Y es que como no existen moldes para recrear las diferentes estructuras de Minas Tirith, tuvieron que crearlos de cero. Samuels explica que asistieron a la Consumer Electronics Show de Las Vegas para sumergirse en el mundo de las compañías de impresión 3D. Finalmente la compañía elegida fue IDIYA, empresa que diseñó y creó los moldes necesarios para los distntos edificios y elementos de Minas Tirith. Para hacernos una idea de la complejidad del trabajo, Nick Chvany de IDIYA explica que para cada una de las piezas del palacio de los reyes necesitaron unas cinco horas de trabajo. Chvany afirma que para ellos también ha sido un proyecto realmente increíble.

Aunque hay que reconocer que esta tarta de Minas Tirith tiene truco, ya que no era completamente comestible. De hecho, aunque la parte delantera parecía comestible, en realidad no lo era; solo era comestible la parte trasera, que era más orgánica y estaba hecha de pastel de terciopelo rojo y tarta de queso fresco.

     

(Tarta de Minas Tirith creada por Melissa’s Fine Pastries. Fotografías de GK Photography)

La entrega de la tarta el día de la boda también fue un reto, ya que como no había puertas tan anchas como la base, ni calles de cinco pies de ancho en el barrio francés de Nueva Orleans, tuvieron que llevarla por secciones y montarla luego. Una vez entregada, le dieron los retoques finales a la tarta.

Para Samuels lo mejor de formar parte de este proyecto fue ver la reacción de la gente al ver la tarta, porque no parecía una tarta, y nadie pensaba que era una tarta. También destaca que han aprendido mucho y que está muy contenta y orgullosa de todo su equipo, y de la gente con la que ha colaborado, y que están dispuestos a hacer más proyectos nuevos.

         

(Tarta de Minas Tirith creada por Melissa’s Fine Pastries. Fotografías de GK Photography)

La boda fue planificada por Sapphire Events. Las fotografías son obra de A Bryan Photo, GK Photography, junto a capturas del video creado por Studio Vieux Carre.

Si queréis saber más sobre las tartas de Melissa’s Fine Pastries podéis visitar su página web, su página de Facebook, su cuenta de Twitter y su cuenta de Instagram.

     

     

     

(Tarta de Minas Tirith creada por Melissa’s Fine Pastries. Fotografías de GK Photography)

 

     

     

     

     

     

     

     

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con , , , , . Anota el permalink.

Deja un comentario