¿Qué sucedió el 23 de octubre en el universo fantástico creado por J.R.R. Tolkien? ¡Lo podéis descubrir aquí!

Continuamos con la sección ‘Hoy en la Tierra Media’ con un día en el que una compañía recibió una buena noticia del todo inesperada y en el que un maestro del arte de la curación sanó una herida mortal. Insistimos en que todas estas fechas se corresponden con el Calendario de la Comarca o con otros calendarios de la Tierra Media (como el Cómputo del Rey o el Nuevo Cómputo) y no con el calendario gregoriano (ver nota), y que todas proceden de libros y manuscritos de J.R.R. Tolkien como ‘El Hobbit‘, ‘El Señor de los Anillos‘ (incluidos los Apéndices), los ‘Cuentos inconclusos‘ y los Manuscritos Marquette, y de otros libros de estudiosos tolkiendili como el ‘Atlas de la Tierra Media‘ de Karen Wynn Fonstad, ‘El Señor de los Anillos: Guía de lectura‘ de Wayne G. Hammond y Christina Scull, y ‘The History of The Hobbit‘ de John D. Rateliff.

Unos acontecimientos que nos gusta acompañar con citas de los libros del Profesor y con distintos dibujos e ilustraciones, aunque no en todas las ocasiones encontramos imágenes que reflejen los momentos de los que hablamos o que representen fielmente las descripciones de Tolkien.

Esto fue lo que pasó en la Tierra Media el 23 de octubre, o el 23 de Winterfilth según el Calendario de la Comarca.

 

Año 2941 de la Tercera Edad del Sol:

* Roäc le comunica a Bilbo y los enanos la muerte de Smaug (ver nota 2).

* Los enanos y Bilbo regresan a la Montaña Solitaria.

* Los Elfos se encuentran con los mensajeros de Bardo y se dirigen hacia el Lago Largo.

 

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Roäc le comunica la muerte de Smaug a Bilbo y los Enanos, según Carol Emery Phenix

(Roäc le comunica la muerte de Smaug a Bilbo y los enanos, según la artista estadounidense Carol Emery Phenix)

“Era un cuervo enorme y centenario, casi ciego y de cabeza desplumada, que apenas podía volar. Se posó rígido en el suelo ante ellos, sacudió lentamente las alas, y saludó a Thorin bamboleando la cabeza.

—Oh Thorin hijo de Thráin, y Balin hijo de Fundin —graznó (y Bilbo lo entendió, pues el cuervo hablaba la lengua ordinaria y no la de los pájaros)—. Yo soy Roäc hijo de Carc. Carc ha muerto, pero en un tiempo lo conocías bien. Dejé el cascarón hace ciento cincuenta y tres años, pero no olvido lo que mi padre me dijo. Ahora soy el jefe de los grandes cuervos de la Montaña. Somos pocos, pero aún recordamos al rey de antaño. La mayor parte de mi gente está lejos, pues hay grandes noticias en el sur… algunas serán buenas nuevas para vosotros, y algunas no os parecerán tan buenas. ¡Mirad! Los pájaros se reúnen otra vez en la Montaña y en Valle desde el sur, el este y el oeste, ¡pues se ha corrido la voz de que Smaug ha muerto!”

(‘El Hobbit‘, capítulo 15: El encuentro de las nubes).

 

Roäc, Bilbo y los enanos, según John Howe

(Roäc, Bilbo y los enanos, según el artista canadiense John Howe)

“Entonces Thorin estalló de rabia: —Nuestro agradecimiento, Roäc hijo de Carc. Tú y tu pueblo no seréis olvidados. Pero ni los ladrones ni los violentos se llevarán una pizca de nuestro oro, mientras sigamos con vida. Si quieres que te estemos aún más agradecidos, tráenos noticias de cualquiera que se acerque. También quisiera pedirte, si alguno de los tuyos es aún fuerte y joven de alas, que envíes mensajeros a nuestros parientes en las montañas del Norte, tanto al este como al oeste de aquí, y les hables de nuestra difícil situación. Pero ve especialmente a mi primo Dáin en las Colinas de Hierro, pues tiene mucha gente bien armada y vive cerca. ¡Dile que se dé prisa!

—No diré si es bueno o malo ese consejo —graznó Roác—, pero haré lo que pueda —y se alejó volando lentamente.

—¡De vuelta ahora a la Montaña! —gritó Thorin—. Tenemos poco tiempo que perder.”

(‘El Hobbit‘, capítulo 15: El encuentro de las nubes).

 

Thranduil se encuentra con los mensajeros de Bardo, según Michael Hague

(Thranduil se encuentra con los mensajeros de Bardo, según el artista estadounidense Michael Hague)

“Probablemente muchos hubieran muerto en el invierno, que ya se precipitaba detrás del otoño, si no hubiesen contado con ayuda. Pero el socorro llegó muy pronto, pues Bardo envió en seguida unos rápidos mensajeros río arriba hacia el Bosque, para pedir ayuda al Rey de los Elfos, y estos mensajeros encontraron un ejército ya en marcha, aunque sólo habían pasado tres días desde la caída de Smaug.

El Rey Elfo se había enterado de las buenas nuevas por sus propios mensajeros y por los pájaros que eran amigos de los elfos, y ya sabía mucho de lo que había ocurrido. Muy grande, en verdad, fue la conmoción entre las criaturas aladas que moraban en los límites de la Desolación del Dragón.”

(‘El Hobbit‘, capítulo 14: Fuego y agua).

 

Año 3018 de la Tercera Edad del Sol:

* Elrond encuentra la esquirla de la hoja de Morgul en el hombro de Frodo y la extrae.

 

La hoja de Morgul, según Rhonda Libbey

(La hoja de Morgul, según la artista estadounidense Rhonda Libbey)

“Elrond es un maestro del arte de curar, pero las armas del Enemigo son mortíferas. Para decirte la verdad, yo tuve muy pocas esperanzas, pues se me ocurrió que en la herida cerrada había quedado algún fragmento de la hoja. Pero no pudimos encontrarlo hasta anoche. Elrond extrajo una esquirla. Estaba muy incrustada en la carne, y abriéndose paso hacia dentro.

Frodo se estremeció recordando el cruel puñal de hoja mellada que se había desvanecido en manos de Trancos.

—¡No te alarmes! —dijo Gandalf—. Ya no existe. Ha sido fundida. Y parece que los hobbits se desvanecen de muy mala gana. He conocido guerreros robustos de la Gente Grande que hubiesen sucumbido en seguida a esa esquirla que tú llevaste diecisiete días.

—¿Qué me hubiesen hecho? —preguntó Frodo—. ¿Qué trataban de hacer esos Jinetes?

—Trataban de atravesarte el corazón con un puñal de Morgul, que queda en la herida. Si lo hubiesen logrado, serías ahora como ellos, sólo que más débil, y te tendrían sometido.”

(El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo‘. Libro Segundo, capítulo 1: Muchos encuentros).

 

(*) Nota importante: Aunque el Calendario de la Comarca no coincide con el calendario Gregoriano (hay una diferencia de 10 u 11 días entre uno y otro dependiendo del día en el que se celebre el solsticio de verano), hemos decidido publicar los acontecimientos según su fecha original y no adaptar las fechas a nuestro calendario (de hacerlo, el 25 de marzo del Calendario de la Comarca sería nuestro 14 ó 15 de marzo). Nos parece lo más lógico no solo para evitar confusiones sino para mantener la coherencia con el hecho de celebrar el Día Internacional de Leer a Tolkien el 25 de marzo (fecha en la que se derrotó a Sauron) y el Día Hobbit el 22 de septiembre (fecha de los cumpleaños de Bilbo y Frodo).
 

(*) Nota 2: A diferencia de lo que ocurre con ‘El Señor de los Anillos‘, no hay una cronología completa de los acontecimientos de ‘El Hobbit‘. En los libros de Tolkien apenas se dan unas pocas fechas (que Gandalf visitó a Bilbo el 25 de abril, que Gandalf, Bilbo y los enanos partieron de Rivendel el Día de Año Medio, que Bilbo y los enanos llegaron a Esgaroth el 22 de septiembre y que Bilbo volvió a Bolsón Cerrado el 22 de junio). La cronología que seguimos es una aproximación que se basa principalmente en esas fechas, en las fechas del intento de Tolkien de crear una cronología en su revisión de ‘El Hobbit‘ y aportadas por John D. Rateliff en su libro ‘The History of The Hobbit‘ (, en la narración del libro y en la cronología realizada por Karen Wynn Fonstad (una cronología basada únicamente en una estimación del tiempo que le llevó a la compañía recorrer las distancias entre unos puntos y otros).

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con , , , , , , , , . Anota el permalink.

Deja un comentario