¿Qué ocurrió en la Tierra Media creada por John Ronald Reuel Tolkien el 22 de Agosto? ¡Lo podéis leer a continuación!

Seguimos con la sección ‘Hoy en la Tierra Media’ con una jornada en la que un personaje despertó tras un largo sueño y esa misma noche su Compañía se encontró con un gran banquete de Elfos, y en la que una comitiva llegó a una gran torre y se disolvió oficialmente una Comunidad. Todas estas fechas se corresponden con el Calendario de la Comarca o con el Cómputo del Rey (ver nota), y que están extraídas de El Hobbit, El Señor de los Anillos (y sus Apéndices), los Cuentos Inconclusos y el Atlas de la Tierra Media de Karen Wynn Fonstad.

También nos gusta acompañar estos acontecimientos con citas de los libros del Profesor e ilustraciones de distintos artistas, aunque no siempre conseguimos encontrar una ilustración que represente los momentos de los que estamos hablando.

No nos entretenemos más, y esto es lo que pasó en la Tierra Media el 22 de Agosto.

 

Año 2941 de la Tercera Edad del Sol:

* Bombur despierta y habla a los Enanos de sus sueños. Esa noche Bilbo y los Enanos ven las luces de la fiesta de los Elfos y la Compañía de Thorin abandona el sendero de noche.

 

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

El Bosque Negro, según Ben Zweifel

(El Bosque Negro, según el artista suizo Ben Zweifel)

“Bombur despertó de súbito y se sentó rascándose la cabeza. No había modo de que pudiera entender dónde estaba ni por qué tenía tanta hambre. Había olvidado todo lo que ocurriera desde el principio del viaje, aquella mañana de Mayo, hacía tanto tiempo. Lo último que recordaba era la tertulia en la casa del Hobbit, y fue difícil convencerlo de la verdad de las muchas aventuras que habían tenido desde entonces.

Cuando oyó que no había nada que comer, se sentó y se echó a llorar; se sentía muy débil y le temblaban las piernas.”

(El Hobbit, capítulo 8: Moscas y Arañas).

 

El banquete de los Elfos, según la artista finesa Ulla Thynell

(El banquete de los Elfos, según la artista finesa Ulla Thynell)

“Luego de mucho arrastrarse y gatear miraron escondidos detrás de unos troncos y vieron un claro con algunos árboles caídos y un terreno llano. Había mucha gente allí, de aspecto élfico, vestidos todos de castaño y verde y sentados en círculo sobre cepos de árboles talados. Una hoguera ardía en el centro y había antorchas encendidas sujetas a los árboles de alrededor; pero la visión más espléndida era la gente que comía, bebía y reía alborozada.

El olor de las carnes asadas era tan atractivo que sin consultarse entre ellos todos se pusieron de pie y corrieron hacia el círculo con la única idea de pedir un poco de comida. Tan pronto como el primero dio un paso dentro del claro, todas las luces se apagaron como por arte de magia. Alguien pisoteó la hoguera que desapareció en cohetes de chispas rutilantes. Estaban perdidos ahora en la oscuridad más negra, y ni siquiera consiguieron agruparse, al menos durante un buen rato. Por fin, luego de haber corrido frenéticamente a ciegas, golpeando con estrépito los árboles, tropezando en los troncos caídos, gritando y llamando hasta haber despertado sin duda a todo el bosque en millas a la redonda, consiguieron juntarse en montón y se contaron unos a otros. Por supuesto, en ese entonces habían olvidado por completo en qué dirección quedaba el sendero, y estaban irremisiblemente extraviados, por lo menos hasta la mañana.”

(El Hobbit, capítulo 8: Moscas y Arañas).

 

Año 3019 de la Tercera Edad del Sol:

* La comitiva del Rey Elessar llega a Isengard. Bárbol le dice a Gandalf que Saruman se ha marchado de Orthanc. Galadriel y Celeborn se encuentran con Bárbol. El Rey Elessar entrega Isengard a los Ents y emprende el camino de regreso a Minas Tirith al atardecer. Legolas y Gimli se dirigen a sus hogares. Se disuelve la Comunidad del Anillo.

 

Isengard según el artista taiwanés Ken Liao

(Isengard según el artista taiwanés Ken Liao)

“Partiendo del Valle del Bajo cabalgaron hasta Isengard, y allí vieron los asombrosos trabajos que habían llevado a cabo los Ents. El círculo de piedras había desaparecido, y las tierras antes cercadas se habían transformado en un jardín de árboles y huertas, y por él corría un arroyo, pero en el centro había un lago de agua clara, y allí se levantaba aún, alta e inexpugnable, la Torre de Orthanc, y la roca negra se reflejaba en el estanque.”

(El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. Libro VI, capítulo 6: Numerosas separaciones).

 

(Bárbol, según el gran Alan Lee)

“—No, no ha muerto, hasta donde yo sé —dijo Bárbol. Pero se ha marchado. Sí, se fue hace siete días. Lo dejé partir. Poco quedaba de él cuando salió arrastrándose, y en cuanto a esa especie de serpiente que lo acompañaba, era como una sombra pálida. Ahora no vengas a decirme, Gandalf, que te prometí retenerlo encerrado; pues ya lo sé. Pero las cosas han cambiado desde entonces. Y lo mantuve encerrado hasta que yo mismo tuve la certeza de que ya no podía causar nuevos males. Tú no puedes ignorar que lo que más detesto es ver enjaulados a los seres vivos; ni aun a criaturas como ésta tendría yo encerradas, excepto en casos de extrema necesidad. Una serpiente desdentada puede arrastrarse por donde quiera.”

(El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. Libro VI, capítulo 6: Numerosas separaciones).

 

Bárbol le entrega las llaves de Orthanc al Rey Elessar, según Anna Szypszak

(Bárbol le entrega las llaves de Orthanc al Rey Elessar, según la artista polaca Anna Szypszak)

“—Eso se verá más adelante —dijo Aragorn—. Pero todo este valle lo doy a los Ents para que hagan con él lo que deseen, siempre y cuando vigilen la Torre de Orthanc y se aseguren de que nadie penetre en ella sin mi autorización.”

(El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. Libro VI, capítulo 6: Numerosas separaciones).

 

Legolas y Gimli en Fangorn, según Mama Llama

(Legolas y Gimli en Fangorn, según la artista estadounidense Mama Llama)

“—¡Ven, Gimli! —dijo Legolas—. Ahora, con el permiso de Fangorn, podré visitar los sitios recónditos del Bosque de Ents, y ver árboles como no crecen en ninguna otra región de la Tierra Media. Tú cumplirás lo prometido, y me acompañarás; y así volveremos juntos a nuestros países en el Bosque Negro y más allá.

Y Gimli consintió, aunque al parecer no de muy buena gana.

—Aquí se disuelve al fin la Comunidad del Anillo —dijo Aragorn—. Espero sin embargo que pronto volveréis a mi país con la ayuda prometida.

—Volveremos, si nuestros señores nos permiten —dijo Gimli—. ¡Bien, hasta la vista, mis queridos Hobbits! Pronto llegaréis sanos y salvos a vuestros hogares, y ya no perderé el sueño temiendo por vuestra suerte. Mandaremos noticias cuando podamos, y acaso algunos de nosotros volvamos a encontrarnos de tanto en tanto; pero temo que ya nunca más estaremos todos juntos o tra vez.

Entonces Bárbol se despidió de todos, uno por uno, y se inclinó lentamente tres veces y con profundas reverencias ante Celeborn y Galadriel.

—Hacía mucho, mucho tiempo que no nos encontrábamos entre los árboles o las piedras. A vanimar, vanimálion nostari! —dijo—. Es triste que sólo ahora, al final, hayamos vuelto a vernos. Porque el mundo está cambiando: lo siento en el agua, lo siento en la tierra, lo huelo en el aire. No creo que nos encontremos de nuevo.”

(El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. Libro VI, capítulo 6: Numerosas separaciones).

 

El Rey Elessar, según el artista italiano Domenico Franchi

(El Rey Elessar, según el artista italiano Domenico Franchi)

“Aragorn se despidió entonces de Celeborn y de Galadriel, y la Dama le dijo:

—Piedra de Elfo, a través de las tinieblas llegaste a tu esperanza, y ahora tienes todo tu deseo. ¡Emplea bien tus días!

Pero Celeborn le dijo: —¡Hermano, adiós! ¡ Ojalá tu destino sea distinto del mío, y tu tesoro te acompañe hasta el fin!

Y con estas palabras partieron, y era la hora del crepúsculo, y cuando un momento después volvieron la cabeza, vieron al Rey del Oeste a caballo, rodeado por sus caballeros; y el sol poniente los iluminaba, y los arneses resplandecían como oro rojo, y el manto blanco de Aragorn parecía una llama. Aragorn tomó entonces la piedra verde y la levantó, y una llama verde le brotó de la mano.”

(El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. Libro VI, capítulo 6: Numerosas separaciones).

 

(*) Nota importante: Aunque el Calendario de la Comarca no coincide con el calendario Gregoriano (hay una diferencia de 10 u 11 días entre uno y otro dependiendo del día en el que se celebre el solsticio de verano), hemos decidido publicar los acontecimientos según su fecha original y no adaptar las fechas a nuestro calendario (de hacerlo, el 25 de Marzo del Calendario de la Comarca sería nuestro 14 ó 15 de Marzo). Nos parece lo más lógico no solo para evitar confusiones sino para mantener la coherencia con el hecho de celebrar el Día Internacional de Leer a Tolkien el 25 de Marzo (fecha en la que se derrotó a Sauron) y el Día Hobbit el 22 de Septiembre (fecha de los cumpleaños de Bilbo y Frodo).

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con , , , , , , , , , . Anota el permalink.

Comentarios

One Response to Hoy en la Tierra Media: 22 de Agosto

Deja un comentario