¿Qué eventos ocurrieron el 20 de mayo en la Tierra Media, el universo fantástico creado por J.R.R. Tolkien? ¡Os los contamos a continuación!

Proseguimos con nuestra sección ‘Hoy en la Tierra Media’ con una jornada en la que un mago regresó a tiempo para rescatar a una compañía en apuros, en la que se descubrió un importante botín, y en el que una comitiva llegó a un hermoso país élfico. Nos gustaría aprovechar para recordar que todas estas fechas se corresponden únicamente con el Calendario de la Comarca o con otros calendarios de la Tierra Media (como el Cómputo del Rey o el Cómputo de los Senescales) y no con el calendario gregoriano (ver nota), y que todas ellas proceden de diferentes libros y textos de J.R.R. Tolkien como ‘El Hobbit‘, ‘El Señor de los Anillos‘ (incluidos los Apéndices), los ‘Cuentos inconclusos‘ o los Manuscritos Marquette, y de otros libros de estudiosos de la obra de Tolkien como el ‘Atlas de la Tierra Media‘ de Karen Wynn Fonstad, ‘El Señor de los Anillos: Guía de lectura‘ de Wayne G. Hammond y Christina Scull, y ‘The History of The Hobbit‘ de John D. Rateliff.

Como es habitual, nos gusta acompañar todos estos eventos con citas de los libros del Profesor y con dibujos e ilustraciones de distintos artistas, aunque no siempre encontramos imágenes de los momentos que mencionamos o imágenes que reflejen con total fidelidad las descripciones de Tolkien.

Esto fue lo que ocurrió en la Tierra Media el 20 de mayo, o el 20 de Thrimidge según el Calendario de la Comarca.

 

Año 2941 de la Tercera Edad del Sol:

* Gandalf regresa sin ser visto y mantiene discutiendo a los trolls hasta el amanecer (ver nota 2).

* Gandalf, Bilbo y los Enanos encuentran la cueva de los trolls y descubren a Glamdring, Orcrist y Dardo.

* Tras comer y dormir, por la tarde entierran el oro encontrado en la cueva de los trolls y reanudan el viaje.

 

(Pinchad en las imágenes para verlas a mayor resolución)

(El regreso de Gandalf, según un artista ruso conocido como SlySharp)

Fue entonces cuando volvió Gandalf, pero nadie lo vio. Los Trolls acababan de decidir que meterían a los enanos en el asador y se los comerían más tarde; había sido idea de Berto, y tras una larga discusión todos estuvieron de acuerdo.

—No es buena idea asarlos ahora, nos llevaría toda la noche —dijo una voz. Berto creyó que era la voz de Guille.

—No empecemos de nuevo la discusión, Guille —dijo el otro—, o sí que nos llevaría toda la noche.

(‘El Hobbit‘, capítulo 2: Carnero asado).

 

(Los trolls se convierten en piedra, según el artista inglés Alan Lee)

“—¡Qué el amanecer caiga sobre todos y que sea piedra para vosotros! —dijo una voz que sonó como la de Guille. Pero no lo era. En ese preciso instante, la aurora apareció sobre la colina y hubo un bullicioso gorjeo en la enramada. Guille ya no dijo nada más, pues se convirtió en piedra mientras se encorvaba, y Berto y Tom se quedaron inmóviles como rocas cuando lo miraron. Y allí están hasta nuestros días, solos, a menos que los pájaros se posen sobre ellos; pues los trolls, como seguramente sabéis, tienen que estar bajo tierra antes del alba, o vuelven a la materia montañosa de la que están hechos, y nunca más se mueven. Esto fue lo que les ocurrió a Berto, Tom y Guille.

—¡Excelente! —dijo Gandalf, mientras aparecía desde atrás de un árbol y ayudaba a Bilbo a descender de un arbusto espinoso. Entonces Bilbo entendió. Había sido la voz del brujo la que había tenido a los ogros discutiendo y peleando por naderías hasta que la luz asomó y acabó con ellos.”

(‘El Hobbit‘, capítulo 2: Carnero asado).

 

(Llave de los trolls, según la artista inglesa Trudi Castle)

“Buscaron alrededor y pronto encontraron las marcas de las botas de piedra entre los árboles. Siguieron las huellas colina arriba hasta que descubrieron una puerta de piedra, escondida detrás de unos arbustos y que conducía a una caverna. Pero no pudieron abrirla, ni siquiera cuando todos empujaron mientras Gandalf probaba varios encantamientos.

—¿Será esto de alguna utilidad? —preguntó Bilbo cuando ya se estaban cansando y enfadando—. Lo encontré en el suelo donde los trolls tuvieron la discusión. —Y extrajo una llave bastante grande, aunque Guille la hubiese considerado pequeña y secreta. Por fortuna se le había caído del bolsillo antes de quedar convertido en piedra.

—Pero ¿por qué no lo dijiste antes? —le gritaron. Gandalf arrebató la llave y la introdujo en la cerradura.”

(‘El Hobbit‘, capítulo 2: Carnero asado).

 

(Hojas de Gondolin (Glamdring, Dardo y Orcrist), según el artista canadiense Corbin Hunter)

“Había también montones de vestidos que colgaban de las paredes —demasiado pequeños para los trolls; me temo que pertenecían a las víctimas—, y entre ellos muchas espadas de diversa factura, forma y tamaño. Dos les llamaron particularmente la atención, por sus hermosas vainas y empuñaduras enjoyadas. Gandalf y Thorin tomaron una cada uno, y Bilbo un cuchillo con vaina de cuero Para un troll no hubiera sido más que un pequeño cortaplumas, pero al hobbit le servía como espada corta.

—Las hojas parecen buenas —dijo el mago desenvainando una a medias y observándola con curiosidad —No han sido forjadas por ningún troll ni herrero humano de estos lugares y días, pero cuando podamos leer las runas que hay en ellas, sabremos más.

—Salgamos de este hedor horrible —dijo Fili. Y así sacaron las ollas de monedas y todos los alimentos que parecían limpios y adecuados para comer, así como un barril de cerveza del país todavía lleno.”

(‘El Hobbit‘, capítulo 2: Carnero asado).

 

(El viaje de Gandalf, Bilbo y los enanos, según la artista rusa Julia Alekseeva).

“Luego se durmieron, pues la noche no había sido tranquila, y no hicieron nada hasta la tarde. Entonces trajeron los ponis y se llevaron las ollas del oro y las enterraron con mucho secreto no lejos del sendero que bordea el río, echándoles numerosos encantamientos, por sí alguna vez tenían oportunidad de regresar y recobrarlas. En seguida, volvieron a montar, y trotaron otra vez por el camino hacia el Este.”

(‘El Hobbit‘, capítulo 2: Carnero asado).

 

Año 3019 de la Tercera Edad del Sol:

* La comitiva de Elrond y Arwen llega a Lórien.

 

(Arwen, según la artista francesa Magali Villeneuve)

Desgraciadamente de este acontecimiento no os podemos poner ninguna cita, ya que solo se menciona en la cronología del año 3019 dentro del Apéndice B: La Cuenta de los Años de los Apéndices de ‘El Señor de los Anillos‘.
 

(*) Nota importante: Aunque el Calendario de la Comarca no coincide con el calendario Gregoriano (hay una diferencia de 10 u 11 días entre uno y otro dependiendo del día en el que se celebre el solsticio de verano), hemos decidido publicar los acontecimientos según su fecha original y no adaptar las fechas a nuestro calendario (de hacerlo, el 25 de marzo del Calendario de la Comarca sería nuestro 14 ó 15 de marzo). Nos parece lo más lógico no solo para evitar confusiones sino para mantener la coherencia con el hecho de celebrar el Día Internacional de Leer a Tolkien el 25 de marzo (fecha en la que se derrotó a Sauron) y el Día Hobbit el 22 de septiembre (fecha de los cumpleaños de Bilbo y Frodo).
 

(*) Nota 2: A diferencia de lo que ocurre con ‘El Señor de los Anillos‘, no hay una cronología completa de los acontecimientos de ‘El Hobbit‘. En los libros de Tolkien apenas se dan unas pocas fechas (que Gandalf visitó a Bilbo el 25 de abril, que Gandalf, Bilbo y los enanos partieron de Rivendel el Día de Año Medio, que Bilbo y los enanos llegaron a Esgaroth el 22 de septiembre y que Bilbo volvió a Bolsón Cerrado el 22 de junio). La cronología que seguimos es una aproximación que se basa principalmente en esas fechas, en las fechas del intento de Tolkien de crear una cronología en su revisión de ‘El Hobbit‘ y aportadas por John D. Rateliff en su libro ‘The History of The Hobbit‘, en la propia narración del libro y en la cronología realizada por Karen Wynn Fonstad (una cronología basada únicamente en una estimación del tiempo que le llevó a la compañía recorrer las distancias entre unos puntos y otros).

Esta noticia fue publicada en Mundo Tolkien y etiquetada con , , , , , , , . Anota el permalink.

Deja un comentario