Tras la proyección de un avance de 10 minutos de El Hobbit en la CinemaCon de Las Vegas se han filtrado muchos detalles sobre las películas dirigidas por Peter Jackson. Por su parte, los 48 fotogramas por segundo no han dejado indiferente a nadie, aunque las reacciones han sido mayoritariamente negativas.

Hoy arranca en Las Vegas la CinemaCon 2012, uno de los eventos más importantes de la industria cinematográfica norteamericana, y según podemos leer en The Hollywood Reporter, en ella, Warner Bros presentará un avance de 10 minutos de una de las películas más esperadas del año: El Hobbit: Un Viaje Inesperado. Además, la cinta dirigida por Peter Jackson se proyectará en 3D y a 48 fotogramas por segundo, lo que significa que estamos ante la primera proyección pública de la película a esta velocidad. Aunque obviamente serán muy pocos los afortunados que podrán disfrutar de ella, esperamos ansiosos la reacción y las primeras impresiones en los medios estadounidenses.. La proyección tendrá lugar mañana martes en el Caesar’s Palace de Las Vegas. Os recordamos que la semana pasada, The Hollywood Reporter también publicó un interesantísimo artículo, que podéis leer traducido en nuestros foros, sobre el trabajo que están realizando los exhibidores y los fabricantes de proyectores para adaptar las salas a los 48 fotogramas por segundo.

-ACTUALIZADO (25 de Abril)- En The One Ring, en Badass Digest y otras webs publican una serie de detalles muy interesantes del avance de El Hobbit: Un Viaje Inesperado.

¡OJO! Esta información contiene SPOILERS para aquellos que no hayan leído El Hobbit.

Cliff, más conocido como Quickbeam, ha sido uno de los afortunados que ha asistido al avance de 10 minutos de El Hobbit: Un Viaje Inesperado, y ha desvelado algo de lo que se ha podido ver en la CinemaCon de Las Vegas:

  • El Concilio Blanco formado por Saruman, Gandalf, Elrond y Galadriel.
  • Acertijos en la Oscuridad entre Bilbo y Sméagol.
  • Los Trolls: Tom, Berto y Guille, ¡y todos hablando!
  • Gandalf en Dol Guldur con Thráin.
  • Legolas y Tauriel en una escena de acción, ¡y amenazando a Thorin!
  • Una escena cómica de Radagast el Pardo.

Ahora vamos con el artículo de Devin para Badass Digest, mucho más extenso, y en el que destacan cosas buenas, como el contenido, y malas de este avance. Y los 48 fotogramas por segundo es una de las cosas que sale peor parada, algo que queda patente desde su titular: “El Hobbit decepciona a 48 fotogramas por segundo”. El artículo destaca la gran expectación generada por el avance de El Hobbit: Un Viaje Inesperado, y señala que el público estaba formado en un 90% por exhibidores y propietarios de cines que querían comprobar personalmente los avances tecnológicos de la película dirigida por Peter Jackson y si estos justificaban la inversión necesaria para adaptar sus salas y sus proyectores a los 48 fps.La proyección, en 3D y a 48 fps, comenzó con planos de montañas rodados con helicópteros, y Devin admite que era como si estuviera “flotando sobre ellas”, y que tenía la sensación de estar viendo “algo nuevo, algo que podría redefinir la experiencia cinematográfica”. Pero a pesar de esa expectación inicial, Devin continúa debatiéndose sobre la mejor forma de explicar por qué las imágenes que vio se veían mal (algo que desde luego es muy difícil de explicar, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de un tipo de proyección nuevo hasta ahora). Además, Devin incide en que al inicio de la presentación, los mandamases de la CinemaCon presumieron de que ese proyector era el más avanzado tecnológicamente del mundo, asi que las imágenes de El Hobbit no se habrían podido proyectar mejor en ningún otro sitio. Aunque también admite que seguramente aún queda mucho trabajo de post-producción para compensar, entre otras cosas, algunos problemas de iluminación.

Con todo ello, la impresión de Devin del aspecto de las imágenes de El Hobbit ha sido la de una especie de versión de la serie británica Yo, Claudio en alta definición, como si estuvieran empapadas del aspecto de la televisión británica de los años setenta. “Las imágenes a 48fps que vi tenían un aspecto terrible. Tenían un aspecto completamente anti-cinematográfico. Los decorados parecen decorados. He estado en muchos decorados de películas de las dimensiones de El Hobbit y los decorados no parecen decorados cuando los ves… Pero estos parecen decorados. La otra comparación que empecé a hacer mientras veía las imágenes es que todo tenía el aspecto de un vídeo de detrás de las cámaras. La ilusión mágica del cine se desnuda por completo”, dice textualmente Devin. Sin embargo, admite que los paisajes naturales vistos a 48 fps son realmente impresionante, y que sin duda los 48 fps son el futuro de los documentales de naturaleza, pero que si son el futuro del cine narrativo, ese futuro no lo incluye a él. De hecho, señala que es poco probable que ninguno de nosotros veamos El Hobbit a 48 fotogramas por segundo, ya que al salir de la proyección, solo escuchó quejas por parte de los exhibidores y dueños de cines, y que no oyó ni un solo comentario positivo.

Dicho esto, Devin habla sobre el contenido de las imágenes, destacando una vez más la gran cantidad de planos filmados con helicópteros en los que se ve a los Enanos caminando penosamente a través de las montañas. También algunos planos rápidos, como los Enanos flotando en los barriles, Gandalf corriendo por una mazmorra y siendo asaltado por alguna clase de hombre salvaje, o Legolas frente a los Enanos cubiertos de telarañas y amenazando con matarlos. Pero también había algunas escenas largas. Una de ellas era el encuentro de Bilbo con los tres Trolls, cuyo tono describe como muy juguetona por las reacciones de los Trolls. La secuencia terminaba con la llegada de los Enanos para liberar a Bilbo y su combate con los Trolls. También se ve a Gandalf investigando la oscuridad creciente, hablando al Concilio Blanco de “antiguas tumbas que han sido abiertas – antiguas tumbas en las que nadie debería haber podido entrar por sus poderosos hechizos”. En este punto cabe señalar lo publicado por Cinema Blend, ya que afirman que Gandalf, Elrond, Galadriel y Saruman hablan sobre Glamdring, y de “una espada que supuestamente estaba encerrada en una tumba que se creía sellada para siempre”. Volviendo al artículo de Devin, luego se ve a Gandalf investigando una de esas tumbas, al aire libre, junto a un Radagast el Pardo “muy tonto”, al que le salen aves de debajo del sombrero (e incluso Devin señala que se vio una imagen del trineo de Radagast tirado por conejos). Resulta que las tumbas abiertas pertenecen a los Nazgûl. La mayor de todas las escenas es el encuentro entre Bilbo y Gollum, y aquí Devin señala que al igual que con los Trolls, la ventaja del aspecto que dan los 48 fps es que las criaturas digitales están mejor integradas en el escenario.

Devin continúa señalando que el contenido del avance de El Hobbit: Un Viaje Inesperado es “fuerte”, pero que la presentación lo desanimó, y que está sinceramente deprimido por lo poco que le habían gustado las imágenes a 48 fps. Finalmente, concluye preguntándose por qué algunos grandes cineastas se lanzan tan fácilmente a las nuevas tecnologías sin que estas estén perfeccionadas. “No quiero que El Hobbit sea una película experimental a nivel tecnológico, pero es lo que parece ser”, reza la última frase del artículo de Devin.

Sin embargo, no todas las impresiones sobre los 48 fotogramas por segundo han sido malas. Rebecca Murray, del portal About.com ha quedado impresionada con la proyección. “Fue simplemente alucinante ver [las imágenes] a 48 fotogramas por segundo. Literalmente es como estar en el decorado junto a los actores mientras estos están interpretando”. Al parecer, según explicó el propio Jackson en un video, ya que debido al rodaje de El Hobbit: Partida y Regreso no pudo viajar a Las Vegas, como presentación de las imágenes, con los 48 fps no se puede obtener una experiencia visual más realista y genuina a menos que estés viendo una interpretación en directo. “Como cineasta, siempre quiero crear un fuerte sentido de la realidad para permitir que el público se pierda en la historia cinematográfica, cualquiera que sea, que les estoy presentando. Rodar y proyectar a 48 fps te da la ilusión de que se ha abierto un agujero en la pared del cine y estás viendo cómo la historia se desarrolla con un altísimo sentido de la realidad. Es fenomenal para el 3D; he visto el copión de El Hobbit: Un Viaje Inesperado a 48 fps todos los días desde hace más de un año, y con la reducción estroboscópica y del movimiento rápido, es una experiencia mucho más agradable para los ojos. Los 48 fps no solo se limitan al 3D. Una película rodada a 48 fps tiene un aspecto fenomenal proyectada en 2D, y también se convierte bien a 24 fps”, declaró Jackson.

Por último, de entre los muchísimos artículos que están apareciendo en internet sobre la presentación del avance de El Hobbit: Un Viaje Inesperado y las impresiones que están dejando los famosos 48 fps, os dejamos con el artículo de Monty Cristo de Ain’t it Cool News, que comienza con tres frases del avance: “No pienses que no te mataré, Enano”, “¡Nos lo comeremos entero!” y “Uno… de Nueve”. Y por lo que ya os hemos contado no parece muy difícil adivinar quiénes las dicen y en qué momentos. Os hemos ofrecido un resumen de un artículo claramente contrario a los 48 fps y el resumen de otro artículo claramente favorable, mientras que el artículo de Monty ofrece un tercer punto de vista, el de la cautela. Aunque Devin reconocía que aún quedaba trabajo de postproducción en las imágenes del avance, Monty incide mucho más en ello, y asegura que aún es pronto para juzgar definitivamente los 48 fps. Al menos, no en base al avance de El Hobbit: Un Viaje Inesperado. “Creo que cualquiera que se pronuncie definitivamente (positiva o negativamente) basado en esta presentación no tiene suficientes datos representativos. Soy un obseso de la presentación cuando se trata de la relación de aspecto, resolución, contraste, corrección del color y todas esas cosas. Por mi parte, sigo insistiendo. No creo que yo (ni nadie) tenga un auténtico aspecto representativo de ello [los 48 fps]. Tenlo en cuenta cuando leas la cantidad de artículos que estoy seguro dirán que es la muerte preventiva de los 48 fps”. Monty incide también en el gran salto que supone pasar de los 24 fps a los 48 fps, una evolución mucho mayor que cuando se pasó del cine mudo a 16-18 fps al cine sonor a 24 fps, y que por tanto, se necesita tiempo para la adaptación. No obstante, coincide con Devin (y al parecer con muchos otros asistentes a la proyección) en que el aspecto de las imágenes era poco cinematográfico y similar al de las series británicas de la BBC de los años setenta.

Esta noticia fue publicada en El Hobbit y etiquetada con , , , , , . Anota el permalink.

Comentarios

One Response to Desvelados detalles del avance de El Hobbit en la CinemaCon 2012

Deja un comentario